19 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
27 de enero 2018 - 5:00hs
Por quinta vez en su trayectoria, Jorge Drexler está nominado a los premios Grammy. Con su disco más reciente, Salvavidas de hielo, el cantautor uruguayo es uno de los cinco contendientes al premio a Mejor álbum latino de rock, música urbana o alternativa. Actualmente, Drexler se encuentra de gira, y en ella incluye un recorrido por Estados Unidos. Las ciudades de Miami, Washington, Nueva York, San Francisco y Los Ángeles serán las visitadas por el uruguayo.
Embed

Después de cinco nominaciones al Grammy (sin contar las de los Grammy Latinos), ¿sigue generando la misma emoción cuando llega la nominación o uno ya empieza a acostumbrarse, de alguna manera?
Más noticias

Uno no se acostumbra a estas cosas. ¡La verdad es que no recuerdo ninguna nominación que no me haya tomado por sorpresa! Prefiero no tener expectativas, por lo que nunca sé cuándo son. En este caso concreto ni siquiera sabía que el disco era nominable para los Grammy americanos de este año..., así que cuando me llamó un amigo para felicitarme, pensé que estaba equivocado.

¿Esta nominación significa algo especial en comparación con las anteriores?

Estoy muy contento con la nominación, la verdad. Me desconcertó que nominaran un disco así, artesanal, hecho con guitarras y voces solamente, un experimento un poco delirante grabado con mi equipo de trabajo, en gran parte en mi estudio de Madrid y en México con un grupo de amigos. Es la apuesta de producción sonora más caprichosa y arriesgada de mi carrera, creo. Varias veces en el proceso pensamos que no lo íbamos a conseguir. Decíamos: "Metamos teclados, batería, vientos, cuerdas..., dejémonos de experimentos". Pero al final, con Carles "Campi" Campón, productor del álbum y el equipo, insistimos y encontramos un universo sonoro nuevo dentro de los límites de un solo instrumento. Llevo más de 40 años con la guitarra como compañera y lo cierto es que aprendí cosas de ella que ni siquiera sospechaba.

Está a punto de empezar una gira por Estados Unidos. Si bien no es la primera, ¿es complicado para un artista que canta en español meterse en ese mercado, o en los últimos años se ha mostrado más receptivo a músicos de procedencias distintas y que se expresan en idiomas diferentes?

Prefiero hablar de territorios y experiencias que de mercados. Tocar, por ejemplo, en el Beacon Theatre de Nueva York, donde se han grabado shows de los Rolling Stones, de James Taylor..., donde han tocado desde Bowie a Simon & Garfunkel... es algo que marcará mi vida artística y personal. ¡Es un sueño hecho realidad! Además del público hispanoparlante que viene a los conciertos, yo noto que hay una audiencia angloparlante hispanófila en Norteamérica, que muchas veces entiende algunos aspectos de nuestra cultura mejor que nosotros mismos. Eso es lo que sentí, por ejemplo, cuando fui a dar una charla TED a Vancouver el año pasado: estamos saliendo fuera de aquel antiguo estereotipo limitante y ampliando la presencia hispana en todos los ámbitos de la cultura.

¿Realiza una búsqueda activa por llegar a nuevos territorios o es algo que se produce naturalmente con el tiempo?

Me encanta tocar por primera vez en algún sitio. Es como una primera cita. Todo es novedad y deslumbramiento mutuo. Pero también me gusta la relación a largo plazo que se establece con una ciudad y una audiencia luego de varias visitas. Sé dónde ir a comer en casi todas las ciudades grandes de las tres Américas, conozco algo de sus culturas, sus versos, sus músicas... El regalo más grande que me hizo la música es el mundo. Me abrió la cabeza y me hizo sentirme perteneciente a muchos lados. ¡Y espero seguir ampliando esa lista de lugares, amigos y platos compartidos!

Temas:

Música Jorge Drexler premio

Seguí leyendo

Te Puede Interesar