Espectáculos y Cultura > VIDEO

La escena de Kill Bill en la que Uma Thurman tuvo un accidente y por la que Tarantino pidió disculpas

La actriz reveló que durante la filmación chocó un auto realizando una escena que el cineasta le pidió, aunque era peligrosa

Tiempo de lectura: -'

07 de febrero de 2018 a las 09:18

El auto avanza por el camino de tierra, bordeado de palmeras. Al volante, Beatrix Kiddo, el personaje de Uma Thurman en Kill Bill. La cámara solo muestra su nuca mientras el descapotable acelera y toma las curvas cada vez más justas. Hasta que en un momento el auto patina y se estampa contra un árbol. Kiddo vuelve a ser Uma Thurman, que queda tirada sobre su asiento hasta que llega el equipo de rodaje y la reanima sin demasiado conocimiento médico. La actriz se lastimó el cuello y las rodillas.
Catorce años después del estreno de la película, Quentin Tarantino, el director de la cinta, pidió disculpas por eso. "Es una de las cosas que más lamento en mi vida", declaró al portal Deadline, luego de que la escena fuera revelada en una entrevista de Thurman con el New York Times.

El director se disculpó por haber obligado a la actriz a grabar esa escena cuando sabía que el camino por el que debía manejar no era seguro. Afirmó además que Thurman estaba en su derecho de culparlo a él por el choque.

La actriz, de todas maneras, le quitó responsabilidad al cineasta, y contó que si bien pueden parecer extremas, hay algunas escenas de Kill Bill en las que ella estuvo de acuerdo en hacer (o llegó a proponer) recursos más extremos, como el hecho de que el director la escupiera en tres tomas distintas, o que la ahorcara con una cadena. Esta es una de las señas de identidad de Tarantino, que además de hacer algunos cameos en sus películas, interactúa con sus actores desde fuera de plano.

Tarantino suele realizar ese tipo de acciones, aunque todo lo hace de común acuerdo con sus protagonistas, como en Bastardos sin gloria, cuando ahorca con sus manos a Diane Kruger.

En su cuenta de Instagram Thurman publicó el video del accidente y explicó: "Quentin Tarantino estaba muy arrepentido por este triste episodio, y lo sigue estando. Él me dio esta filmación años después para que pudiera mostrarla y sacarla a la luz, por más que sea un episodio por el que nunca pueda haber justicia. Y lo hizo aún sabiendo que podía causarle daño personal, por eso estoy orgullosa de que haya hecho lo correcto y de su coraje".

La actriz contó que lo ocurrido fue ocultado y escondido por los productores Lawrence Bender, E. Bennett Walsh y Harvey Weinstein, a los que acusó de tener "intenciones maliciosas". En su entrevista con el New York Times, Thurman contó también sus episodios de abusos con Weinstein, que hasta hace meses era una de las figuras más poderosas de Hollywood y que luego de una avalancha de denuncias de abuso sexual se encuentra actualmente en una clínica de rehabilitación.

Luego del rodaje de Pulp Fiction, en 1994, Weinstein invitó a Thurman a ver un guión para una posible película. La llevó a un sauna y allí la actriz decidió irse. Tiempo después, el productor la llevó a su suite en el hotel Savoy de Londres, de donde escapó cuando vio las intenciones del hombre.

Tras confrontarlo, Weinstein no volvió a atacarla, aunque amenazó con usar su poder para frenar su carrera en Hollywood.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...