Tecnología > HISTORIA

La extraordinaria vida de Nikola Tesla

El excéntrico inventor murió hace 75 años; ¿qué le deben la ciencia y la tecnología modernas?

Tiempo de lectura: -'

08 de enero de 2018 a las 05:00

Haga coincidir estas figuras: Albert Einstein, Thomas Edison, Guglielmo Marconi, Alfred Nobel y Nikola Tesla, con estos datos biográficos: habló ocho idiomas, produjo el primer motor que funcionaba con corriente alterna, desarrolló la tecnología subyacente para la comunicación inalámbrica a largas distancias, registró aproximadamente 300 patentes y afirmó haber desarrollado una "superarma" que pondría fin a toda guerra.

La respuesta para cada uno es, por supuesto, Tesla. ¿Sorprendido? La mayoría de la gente ha escuchado su nombre, pero pocos saben sobre su lugar en la ciencia y la tecnología modernas.
El 75° aniversario de la muerte de Tesla este 7 de enero brinda una oportunidad para revisar la vida de un hombre que vino de la nada y se hizo mundialmente famoso; afirmó estar dedicado exclusivamente al descubrimiento, pero disfrutó el papel de showman y generó ideas que transformaron la vida cotidiana pero murió casi sin un centavo.

Primeros años

Tesla nació en Serbia en una noche de verano en 1856, durante lo que afirmó fue una tormenta eléctrica que llevó a la partera a decir: "Será un niño de la tormenta", a lo que su madre proféticamente dijo: "No, será de la luz".

Como estudiante, Tesla mostró habilidades tan notables para calcular problemas matemáticos que los maestros lo acusaron de hacer trampa. Durante su adolescencia, cayó gravemente enfermo, recuperándose una vez que su padre abandonó la idea de que Nikola se convirtiera en sacerdote y aceptó que podría asistir a la escuela de ingeniería.

A pesar de ser una estudiante sobresaliente, Tesla se retiró de la escuela politécnica y terminó trabajando para Continental Edison Company, donde se enfocó en iluminación eléctrica y motores. Deseando conocer al propio Edison, Tesla emigró a EEUU en 1884. Allí le ofrecieron US$ 50 mil para resolver una serie de problemas de ingeniería que enfrentaba la compañía. Una vez que logró la hazaña, le dijeron que la oferta había sido una broma y ​​se fue después de seis meses.

Tesla luego desarrolló una relación con dos hombres de negocios que condujo a la fundación de Tesla Electric Light and Manufacturing y presentó varias patentes que asignó a la empresa. Cuando sus socios decidieron que querían centrarse estrictamente en el suministro de electricidad, tomaron la propiedad intelectual de la empresa y fundaron otra, dejando a Tesla sin nada.

El inventor trabajó entonces como excavador de zanjas por US$ 2 al día, torturado por la sensación de que su gran talento y educación se iban a perder.

Nikola-Tesla-1500x938.jpg

undefined


Éxito como inventor

En 1887, Tesla conoció a dos inversores que aceptaron respaldar la formación de Tesla Electric Company. Instaló un laboratorio en Manhattan, donde desarrolló el motor de inducción de corriente alterna, que resolvió una serie de problemas técnicos que habían afectado a otros diseños. Cuando Tesla demostró su dispositivo en una reunión de ingeniería, Westinghouse Company hizo arreglos para licenciar la tecnología, proporcionando un pago inicial y regalías por cada potencia generada.

La llamada "Guerra de las Corrientes" estaba en su apogeo a finales de la década de 1880. Thomas Edison promovió la corriente continua, afirmando que era más segura que la CA. George Westinghouse respaldaba a la CA, ya que podía transmitir energía a largas distancias. Debido a que los dos estaban subcotizando precios, Westinghouse carecía de capital. Le pidió a Tesla que le vendiera sus patentes a lo que Tesla accedió, renunciando a lo que habría sido una gran fortuna.

Para la World's Columbian Exposition de 1893 en Chicago, Westinghouse le pidió a Tesla que ayudara a suministrar energía; tendría una gran plataforma para demostrar los méritos de la CA. Tesla ayudó a iluminar más bombillas que las que se podían encontrar en toda la ciudad de Chicago y cautivó al público con una variedad de maravillas, incluida una luz eléctrica que no requería cables.
Más tarde, Tesla también ayudó a Westinghouse a ganar un contrato para generar energía eléctrica en las Cataratas del Niágara, lo que ayudó a construir la primera planta de energía de CA a gran escala en el mundo.

Un hombre singular

Tesla fue una persona notable. Dijo que tenía memoria fotográfica, lo que le ayudó a memorizar libros enteros y a hablar ocho idiomas. También afirmó que muchas de sus mejores ideas se le ocurrieron en un instante y que vio fotografías detalladas de muchos de sus inventos en su mente antes de comenzar a construir prototipos. Como resultado, no preparó dibujos y planes para muchos de sus dispositivos.

Tesla nunca se casó, alegando que su celibato desempeñaba un papel importante en su creatividad. Tal vez debido a su enfermedad casi mortal en su adolescencia, temía a los gérmenes y practicaba una higiene muy estricta, probablemente una barrera para el desarrollo de las relaciones interpersonales. También exhibió fobias inusuales, como una aversión a las perlas, que lo llevó a negarse a hablar con cualquier mujer que los usara.

Tesla sostuvo que sus mejores ideas vinieron a él en soledad. Sin embargo, él no era un ermitaño, ya que socializaba con muchas de las personas más famosas de su época en elegantes cenas que él organizaba. Mark Twain frecuentó su laboratorio y promovió algunos de sus inventos. Tesla gozaba de una reputación no solo como un gran ingeniero e inventor, sino también como un filósofo, poeta y conocedor. En su 75 cumpleaños, recibió una carta de felicitación de Einstein y apareció en la portada de la revista Time.

nikola tesla corriente.jpg

undefined


Últimos años de Tesla

En la imaginación popular, Tesla hizo el papel de un científico loco. Señaló que había desarrollado un motor que funcionaba con rayos cósmicos; que estaba trabajando en una nueva física no einsteniana que proporcionaría una nueva forma de energía; que había descubierto una nueva técnica para fotografiar pensamientos; y que había desarrollado un nuevo rayo, etiquetado alternativamente como el rayo de la muerte y el rayo de la paz, con un potencial militar mucho mayor que las municiones de Nobel.

Con su dinero desaparecido hace mucho tiempo, Tesla pasó sus últimos años moviéndose de un lugar a otro, dejando cuentas impagas. Finalmente, se instaló en un hotel de Nueva York, donde Westinghouse pagó el alquiler. Siempre viviendo solo, frecuentaba el parque local, donde regularmente lo veían alimentar y atender a las palomas, con el que afirmaba compartir una afinidad especial. En la mañana del 7 de enero de 1943 fue encontrado muerto en su habitación por una empleada de hotel a los 86 años.

Hoy el nombre Tesla todavía está muy en circulación. El aeropuerto de Belgrado lleva su nombre, al igual que el coche eléctrico más conocido del mundo y la intensidad del campo magnético de los escáneres MRI se mide en Teslas.

Tesla era un Prometeo de la vida real: el mítico titán griego que asaltó el cielo para traer fuego a la humanidad, pero en castigo estaba encadenado a una roca donde cada día un águila comía su hígado. Tesla escaló grandes alturas para llevar el rayo a la tierra, sin embargo, su extraño espíritu y sus hábitos poco comunes finalmente lo llevaron a su caída, dejándolo casi sin un centavo y solo.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...