The Sótano > THE SOTANO/ EDUARDO ESPINA

La gran ilusión

Por esta época del año, las páginas deportivas presentan una sección que catalogan como "Mercado de pases: altas, bajas y rumores".

Tiempo de lectura: -'

19 de julio de 2017 a las 04:55

Por esta época del año, tal como viene siendo tradición desde hace algún tiempo, las páginas deportivas de diarios y revistas de todo el mundo presentan una sección que casi todas ellas catalogan de la misma forma: "Mercado de pases 2017/2018: altas, bajas y rumores".

Ahí aparecen mencionados aquellos jugadores con destaque o reconocimiento internacional que se transforman en noticia por su posible cambio de institución. Si bien los medios noticiosos uruguayos suelen destacar el persistente interés que hay en el exterior por los futbolistas nacidos en este país, la realidad no es tan ideal ni beneficiosa para todas las partes.

A decir verdad, muy pocos jugadores uruguayos figuran en la actualidad en los planes de clubes de las principales ligas europeas.

Haciendo memoria (y si me olvido de algún nombre pueden agregarlo), en semanas recientes solo tres jugadores compatriotas han destacado en las listas de altas destacadas de clubes de ese continente para la temporada en preparación: el ex delantero de Defensor Sporting, Maxi Gómez, traspasado al Celta de Vigo, club gallego que la pasada temporada llegó a las semifinales de la Europa League; el ex aurinegro Federico Valverde, transferido al Real Madrid, que la próxima temporada jugará cedido en Deportivo La Coruña; y Rodrigo Bentancur, jugador formado futbolísticamente en Argentina y que fue titular en Boca Juniors, quien será parte del plantel de la Juventus de Italia.

Claro está, para un país con una población de unos 3.300.000 habitantes, poder colocar tres futbolistas en clubes de primera división europea podría considerarse un logro nacional en comparación con países de la región más poblados, como Perú, Bolivia y Venezuela.

Sin embargo, parece haber una asimetría entre la percepción colectiva y la estricta realidad respecto al verdadero prestigio y cotización de nuestros futbolistas en el exterior, algunos de los cuales son estrellas en clubes locales pero nunca consiguen dar el salto cualitativo y económico tan soñado por cualquier futbolista. La realidad indica, sin compasión ni lugar a dudas, que ejemplos como los de Suárez, Cavani, Muslera, Godín o Giménez son más excepciones que norma.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...