Básquetbol > CAMPEÓN DE EL METRO

La montaña rusa de Atenas

La historia reciente, cargada de emociones y frustraciones, potencian la pasión de Atenas

Tiempo de lectura: -'

23 de agosto de 2017 a las 05:00

Dueño de inmensas emociones que marcaron la mejor historia del básquetbol uruguayo. Cuna de campeones, fuente de inspiración para tantas glorias y referencia en otra época del Uruguay deportivo, Atenas recorre las canchas desde hace un cuarto de siglo en una montaña rusa que le regaló las mejores recompensas y, al mismo tiempo, le expuso a los peores castigos. Estos últimos, en general, asociados con episodios de violencia que hicieron añicos los sueños de tantos atenienses.

El lunes de noche, un plantel integrado con varios jugadores de la casa y con un club que otra vez intenta reconvertirse limpiando los focos de violencia, Atenas le ganó 85-82 a Verdirrojo en el Cerro, en un partido cerrado, que se definió en la hora, y regresó a la Liga Uruguaya de Básquetbol (LUB).

Otro punto de quiebre en la montaña rusa en la que avanza el club de Palermo.

Atrás había quedado la desafiliación que en 2010 lo mandó al torneo de ascenso. También, el regreso de 2014 a la LUB y la memorable campaña de 2015 en la que terminó con el número 1 en la fase regular y eliminado en semifinales. El descenso de ocho meses después y volver a competir entre los de segundo nivel en el básquetbol uruguayo. La penúltima estación, previo al regreso del lunes a la liga, fue el ascenso frustrado de 2016, por los puntos que le quitaron por episodios de violencia protagonizados por sus hinchas.

Por esa razón, este El Metro 2017 reunió para Atenas el agradable sabor del éxito, con una campaña de 19 triunfos en 21 presentaciones, con el título cuando aún tiene cuatro partidos pendientes para cerrar el calendario, y con un equipo integrado por jugadores de la casa, reforzado con el estadounidense Anthony Dandrige –que en 2016 había llevado a Larrañaga por el mismo camino–, y bajo la dirección de Martín Fridman, que encontró el rumbo que quería recorrer.

Por primera vez en mucho tiempo, Atenas tiene en su plantel un jugador en la selección mayor de básquetbol: el base Mauro Zubiaurre. Como Manolo Gadea en los años 1960. Uno propio, de su cantera, esa que un grupo anónimo de atenienses alimentan con una obra social.

Eso también forma parte de la montaña rusa en la que Atenas escribe su historia cargada de emociones. En la que Pedro Salord, campeón Federal en 1969, gloria del club y referente a todo nivel desde hace 50 años, alimenta los sueños de decenas de chicos carenciados del barrio con el merendero y el taller, esos que hacen de salvavidas para quienes andan a la deriva. Que encuentran en un plato de comida y, particularmente en un gesto, en una ayuda de un sicólogo, en un buen consejo de una maestra, en un paseo de recreación, razones para creer que Atenas y el básquetbol pueden ser una herramienta válida para crecer.

Incluso cuando después se encuentran con los daños de los violentos al extremo que el club en la década de 1990 protagonizó el primer y único episodio de un herido de bala dentro de una cancha de básquetbol (en un partido ante Welcome), que fue castigado una y otra vez con desafiliaciones que lo mandaron hasta el último nivel para resurgir poco después.

"Por estos días el club está lleno de chiquilines de cuatro y cinco años picando una pelota. Y eso es vida, eso es esperanza. Porque son chicos que sacás de la calle y que de alguna forma reciben una buena educación, en valores, los mismos que me enseñaron a mi en ese mismo lugar, en otra sociedad, pero con los mismos principios. Eso te llena el alma", expresa Salord a Referí.

En eso anda Atenas, ahora de regreso a la Liga, en una montaña rusa que no le da tregua.

El título en cifras

19-2 es el registro que tiene Atenas en El Metro 2017. Solamente perdió dos partidos en la temporada, frente a 25 de Agosto y Sayago. Aún debe jugar cuatro juegos para completar el calendario.

28,1 puntos de promedio logró el estadounidense Anthony Dandrige. El extranjero tuvo una media de 36' en cancha, 4,5 rebotes y 4,5 asistencias. En El Metro anterior había ascendido con Larrañaga.

100 años cumplirá Club Atlético Atenas en 2018. Fue fundado el 11 de agosto de 1918. Ganó seis Federales, los cuatro primeros entre 1918 y 1921, en 1931 y el último lo ganó en 1969.

13 jugadores campeones: Dandrige, Zubiaurre, Juan Santiso, Facundo Pomoli, Nicolás Catalá, Mateo y Agustín Pose, Hakeem Da Silva, Bruno Fernández, Omar Galeano, Breva, Luciano Planells y Girbau.

Santiso: "Todos luchamos el mismo objetivo"

"Hubo muchos aspectos que se transforman en pilares del éxito que alcanzamos. El grupo que se formó, la gran química que existe, un plantel joven y un grupo humano tremendo, que estuvo unido y bien compacto, todos luchando por los mismos objetivos", resumió el base Juan Santiso sobre las razones que llevaron a Atenas a conquistar el título de El Metro de básquetbol.

El jugador de Malvín, cedido a los alas negras, destacó el camino que recorrieron para alcanzar el objetivo.

"Hubo varios momentos de la temporada que me marcaron, pero uno en particular: en un partido ante Unión Atlética, en el que estuve lesionado, que lo ganamos con varios pibes del club, que mostraron su categoría, y lo conseguimos con un doble en la hora", recuerda.

Santiso fue uno de los líderes basquetbolísticos del equipo. Promedió 23.43 minutos en cancha y 10,5 puntos por partido.

"Dandrige es el mejor extranjero con el que jugué. Le brinda al grupo calidad superlativa. No le importa cuándo y dónde entrenamos, él siempre está. Tiene unas condiciones basquetbolísticas notables y un don de gente que se transformó en un gran aporte para el grupo", subrayó.

Consultado acerca de cómo veía a Atenas como rival y tras vivir la experiencia de jugar allí, manifestó: "Quedé sorprendido para bien porque muchas veces se hablaba de un Atenas violento. Sin embargo, hay muchas cosas que no se ven. El trabajo en formativas, las obras sociales, la forma en que integran a los niños a la actividad del club. La obra que realizan trascienden la violencia, pero el trabajo en silencio no se escucha tanto como lo que hace la violencia. Pero hay mucha gente que deja muchas horas y aporta mucho en el club, como Bruno Laborde y los equipier Celso y Mey".

Tras culminar la temporada con Atenas, club en el que comenzó a entrenar en mayo, Santiso volverá a Malvín, institución en la que se formó y a la que pertenece su ficha. Con los playeros afrontará la Liga Uruguaya de Básquetbol, a partir de setiembre.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...