Economía y Empresas > Coyuntura

La paridad cambiaria con Argentina; una amenaza para la temporada

Los productos de primera necesidad están más caros en Uruguay que pierde atractivo como destino para visitantes de la vecina orilla

Tiempo de lectura: -'

21 de agosto de 2018 a las 05:00

El atraso cambiario en la economía de Argentina y la recuperación del real en Brasil fueron en los últimos años grandes aliados para Uruguay porque sus bienes y servicios se abarataron frente a esos mercados. Eso quedó reflejado en las últimas temporadas de verano que tuvieron una fuerte presencia de turistas argentinos y brasileños.

Pero en los últimos meses la foto del vecindario ha variado para mal y nada hace pensar en un cambio significativo a corto plazo. Hoy los operadores turísticos observan con incertidumbre la próxima zafra estival. Esa preocupación también llega al Ministerio de Turismo que monitorea de cerca la situación.

"El uno a uno nos pega duro y los costos mucho no pueden bajar", dijo a El Observador el presidente de la Cámara Uruguaya de Turismo, Juan Martínez Escrich. Como algo imprescindible, los operadores del sector piden que se vuelvan a implementar medidas como la devolución total del IVA.

Hasta abril los visitantes no residentes accedían a la devolución total del impuesto para servicios turísticos cuando abonaban mediante tarjetas de crédito o débito emitidas en el exterior. Actualmente el beneficio es de 9 puntos porcentuales igual que para los turistas locales.

Ese incentivo había nacido en 2012 cuando el gobierno de Cristina Fernández había colocado restricciones para la compra de dólares e impuestos para las compras con tarjetas de crédito, lo que dificultaba la salida de argentinos al exterior. Pero en mayo de este año el Poder Ejecutivo lo suspendió atendiendo a que la coyuntura era muy distinta a la de hace seis años atrás.

Las devaluaciones en Uruguay y Argentina, un tipo de cambio desfavorable y la crisis económica son tres aspectos que están pesando de manera negativa. La paridad cambiaria con la vecina orilla coloca a Uruguay como un destino caro de vacaciones para el bolsillo de los argentinos pensando en el verano.

Un buen ejemplo es el precio de los alimentos y productos de primera necesidad. Una comparación de precios realizada por El Observador entre un supermercado de Buenos Aires y otro de Montevideo lo muestra con claridad. Los 20 productos seleccionados se comercializan a valores más altos (ver lista en la imagen superior). En esa lista hay asado, harina, fideos, azúcar, arroz, agua mineral, productos lácteos, desodorante y papel higiénico, entre otros.

El billete verde cotizaba el lunes $ 31,71 en el promedio mayorista, mientras que en Argentina se mantuvo en 29,85 pesos argentinos tras tocar la barrera de 30 pesos argentinos el miércoles.

Menos actividad

En los primeros seis meses del año el arribo de argentinos creció 0,6% con casi 1,5 millones. Pero esa evolución responde a los meses de enero y febrero cuando el grueso de la devaluación todavía no había ocurrido.

En ese sentido, Martinez señaló que el caso de Montevideo aún reduciendo tarifas los hoteles no han podido captar más turistas. A modo de ejemplo, dijo que una habitación cuatro estrellas en base doble se puede conseguir por US$ 44 y a comienzo de año estaba en alrededor de US$ 80. Sin embargo la ocupación promedio de 70% ha tenido meses en que fue de 45%.

"La tarea pasa por volver a convencerlos y motivarlos con beneficios. Eso marca psicológicamente: 'Veni a Uruguay que no pagás impuestos'", dijo Martínez. Para el ejecutivo "lo peor" es que el argentino está volviendo a tener desconfianza en su gobierno. A eso se agrega la incertidumbre económica que se traduce en restricciones en el consumo y por lo tanto en menos gasto en vacaciones o entretenimiento, principalmente en el segmento de clase media.

En la coyuntura actual al argentino que llega a Uruguay le conviene traer dólares para cambiar por pesos uruguayos, antes que traer moneda de su país. En los casas de cambio el peso argentino se tomaba el lunes a $ 0,70.

Lea también:Tras suba de 0,4% el dólar volvió a tocar n máximo en el año

Atentos al mercado

Tradicionalmente el mes de setiembre es la época del año en que las agencias mayoristas solicitan a los hoteleros sus promociones para el verano. Pero esa tarea no está nada fácil para los operadores dado que hoy no saben qué precios pasar para atraer visitantes.

El jueves pasado, la ministra de Turismo , Liliam Kechichian informó que la cartera encargó un estudio de mercado en el Gran Buenos Aires y la provincia de Córdoba para conocer "qué están pensando los turistas, si piensan salir o no y cuál podría ser el impedimento", según explicó.

"El Poder Ejecutivo no está subestimando esta situación, hay que mirarla con mucha responsabilidad, la estamos monitoreando en forma permanente y estamos abiertos a buscar, en conjunto, respuestas y herramientas, que nos permitan paliar la situación", dijo la ministra en rueda de prensa. "Hace muchos años que Uruguay no estaba enfrentado a dificultades simultáneas en nuestros dos principales mercados, Argentina y Brasil", añadió.

Brasil y Argentina se abaratan para los uruguayos

Durante los últimos 12 meses, el aumento del poder de compra de los uruguayos en el exterior se concentró en dos países: Brasil y Argentina, según el Índice de Capacidad de Consumo en el Exterior (ICCE-EO) de El Observador.

En Brasil, el aumento fue de 9,6%, mientras que en Argentina, el incremento fue de 5,8%.De todas maneras, el panorama de competitividad en precios es muy diferente respecto a ambos países.

En Brasil, el poder de compra de los uruguayos se encuentra en su nivel más alto al menos desde 2005, En Argentina, la situación es diferente. Si bien en el último año hubo un aumento significativo del poder de compra de los uruguayos, ese incremento se dio luego de una fuerte caída entre el segundo semestre de 2015 y el primero de 2016, que aún no ha logrado recuperarse.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...