Espectáculos y Cultura > 40 AÑOS DE MÚSICA

Laura Canoura: "Me doy cuenta de que como mujer en la música en muchas etapas estaba muy sola"

La cantante celebra sus cuatro décadas de trayectoria con un espectáculo en el Auditorio Adela Reta

Tiempo de lectura: -'

14 de octubre de 2019 a las 05:00

Laura Canoura no recuerda con exactitud como fue la primera vez que subió a un escenario, con Rumbo, porque fue en un año muy intenso, cargado de presentaciones. Pero sí se acuerda de la primera vez que entró al estudio de grabación de La Batuta para registrar dos canciones para una ensalada de varios artistas. Se acuerda de la emoción, de lo divertido que le pareció ese momento. De sentir la felicidad del juego, la que supone que deben sentir también los deportistas. La alegría que, dice, los artistas conservan del niño que fueron alguna vez, de hacer algo que les gusta mucho.

Cuarenta años después, esa alegría, esa ilusión, es una de las cuestiones que identifica que ha mantenido a lo largo de su carrera. Agrega también la inquietud, la necesidad de moverse y exigirse. Pone como ejemplo su primer ensayo con Larbanois & Carrero para el espectáculo con el que celebrará esas cuatro décadas de música, el próximo miércoles 16 en el Auditorio Adela Reta. Es la primera vez que tocará con ellos, y sintió lo mismo en el ensayo que la primera vez que escuchó su voz interactuar, por ejemplo, con la de Fernando Cabrera.

Antes de ese espectáculo – en el que anticipa que no solo va a mirar atrás sino también al futuro, anticipando novedades – en el patio de su casa Canoura repasó su carrera, su vínculo con la música y el peso que tuvo en su carrera ser mujer en un ámbito donde aún son minoría.

¿Cómo es pararse delante de 40 años de canciones y tener que elegir solo algunas?

No fue fácil, pero es de las tareas más lindas de la preparación de un espectáculo, sea cual sea. Te zambullís en una piscina llena de canciones que por alguna razón están ahí, y también por alguna razón las vas sacando para afuera. Lo más difícil de todo es fijar el criterio, en este caso, como determinar cuáles son las 20 que entran, ¿tiene que ser un criterio contemplativo del criterio de los demás? ¿Tiene que ser con mi gusto? ¿Pueden convivir una cosa con la otra? Llegué a la conclusión de que estaba bien que contemplara las dos cosas, porque la gente espera algunas canciones, pero también va abierto al viaje que vos proponés, y también que la actitud de festejar 40 años de canciones puede ser diferente para cada uno.

¿Se dio cuenta en cuanto empezó que la música iba a ser su profesión?

Fue bastantes años después de haber empezado, hubo dos etapas. Una, cuando decidí dejar la Facultad de Arquitectura, di un examen para el que había estudiado mucho, que era muy difícil, salvé con muy buena nota, y dije, "me voy dignamente, que no me saquen por la puerta de atrás por mala alumna". Pero la música realmente apareció en mi vida cuando yo ni siquiera pensaba que eso podía ser un camino. Y el otro momento fue cuando por diversas razones me fui del trabajo en el que estaba, era un trabajo estable como montajista de video en una productora, y ahí había dos caminos claros: yo tenía una hija y tenía que mantenerla, o buscaba algo que tuviera que ver con el trabajo anterior, porque me desempeñaba bastante bien en lo que hacía, o me afirmaba más en la música. Y elegí eso. Y me alegro muchísimo, porque ha sido una montaña rusa de épocas buenas y malas, como le pasa a todos, solo que no lo declaramos a la prensa (risas). 

Antes de la música estudió teatro. ¿Cómo llegó a estudiar música?

Creo que debe haber llegado algún volante a mis manos. Pasa que en esa época, plena dictadura, no se difundía mucho, y de alguna manera mis padres, sin específicamente impulsarme hacia la música o el teatro me apoyaron, financiando eso, tanto la ida al conservatorio como la ida a estudiar teatro. Yo en esa época hacía changuitas nomás, algo que me diera un poquito para la comida, pero ellos ayudaban. Y fueron dos experiencias que capitalicé enormemente en mi carrera como artista.

¿Qué sonidos recuerda de esa primera etapa de la vida, de la infancia y la adolescencia?

Hay como una mezcla de cosas, porque en mi casa había solo radio, tocadiscos no hubo hasta avanzada mi adolescencia. Y yo ahí en esa época ya tenía amigos que tenían en las casas, unos de ascendencia francesa con los que empecé a escuchar mucha música francesa, otros tenían muchos discos de Simon & Garfunkel, zonas de la música que no entraban a mi casa, donde se escuchaba tango. Cuando ya hubo tocadiscos mi madre me regalaba discos de Roberta Flack, Carole King, una cantidad de cosas mezcladas. De niña, los vecinos de al lado que eran mis amigos, tenían a sus abuelos en Buenos Aires y les llegaba mucho material desde allá, entonces con ellos escuché a María Elena Walsh, folclore argentino, Charly García, Sui Géneris, Almendra, que era preadolescente y me mató, con esa tapa tan rara y lo que tenía adentro, que me encantaba. Hay una mezcolanza. Y por otro lado tener una guitarra y posibilidades muy limitadas, porque había unos cancioneros muy pobres, no se conseguía mucha cosa. Tenía uno de Zitarrosa, uno de los Olimareños, y un librito con canciones de la Revolución Española, sin acordes o sea que sacabas lo que podías. Yo estudié guitarra más adelante. Más lo que cantaban mis viejos, ahora les ponés una tablet y van mirando dibujitos todo el viaje, a mi me cantaban, y así aprendí canciones. 

¿Qué cantaban?

Cantábamos Cuartito azul con mi padre, tangos sobre todo, alguna de Antonio Tormo, cantaba una espantosa de un pordiosero, que era tristísima, pero a él le encantaba, y la cantaba mientras manejaba. 

¿En algún momento de su carrera se dio cuenta que era una de las pocas mujeres en un  ámbito musical uruguayo predominantemente masculino?

Uno hasta que su entorno no se lo empieza a preguntar no tiene conciencia de eso. Yo estuve muy ocupada durante 20 o 30 años en el discurrir, en el hacer, en generar cosas. Por  suerte, porque si uno toma conciencia de eso, del "que sola que estás", en algunos casos genera congelamiento. Es como si tenes que saltar un charco y dudas, te caes en el medio. Me doy cuenta de que como mujer en la música, en muchas etapas estaba muy sola, pero en otras no, como el período de Las Tres, que fue muy bueno. Casual, porque ninguna de las tres buscábamos eso especialmente, sino que buscábamos hacer cosas juntas, nos gustaba juntarnos a tomar el té y de ahí surgieron las cosas. Sin buscarlo, creo que con Las Tres, y con lo que hizo Travesía antes, que fueron las pioneras, generamos una manera de trabajar, que en mi caso fue señera. 

A lo largo de su carrera ha generado buena parte de sus obras en base a la colaboración con otros, ¿eso fue casual o fue una ética de trabajo personal desde el principio?

Pasé por diferentes etapas, tuve algunas de muy controladora donde me parecía que si yo no controlaba todo lo que se hacía no iba a quedar bien. Esa paranoia artística, que a veces en los artistas está permitidas y me parece que lo único que hace es coartar la creatividad de los otros y generarte en vos mismo una carga de compromiso que está completamente sobrevalorada. No es lo mismo que seas el jefe quirúrgico de una operación de cerebro a que seas el líder de una banda arriba del escenario. Hay que medir la importancia de las cosas. En la medida en la que uno lo hace, y lo acota y lo pone en su justa dimensión, te das cuenta que lo más complicado siempre es armar equipo. No porque sea difícil encontrar a los mejores, sino porque lo que es difícil es determinar qué es lo mejor. En mi caso, no tenía mucho donde mirarme, otras mujeres que dirigieran y armaran grupos. Entonces tenía que confiar, en mí y en mi equipo, en los que saben y en su trabajo. Y aceptar las decisiones también.

Después de 40 años, ¿qué es la música para usted?

Si te dijera que es el centro te mentiría, porque si hay algo que aprendí en todos estos años es que el eje lo vas moviendo de acuerdo a la etapa en la que estás. Para mí, siempre lo primero son los afectos, la familia, los amigos, eso para mí está por delante de todo. No soy partidaria de la máxima "el show debe continuar". El show se debe parar cuando haga falta pararlo. Somos seres humanos, nos movemos por las emociones, hay épocas mejores y épocas peores, pero la música es un elemento superimportante. No solamente es mi profesión, de lo que vivo y lo que ha generado todo lo que tengo. Es el motor de búsqueda de diferentes cosas que la tienen como ingrediente. No siempre como ingrediente principal. Es como cocinar con o sin sal, la sal nunca es el ingrediente principal de una comida, pero siempre está ahí. La docencia llegó a mí gracias a la música, hacer radio y televisión llegaron gracias a la música, algo que nunca había pensado, el teatro llegó a través de la música. Entonces es un elemento que trato de cuidar, de la manera que pueda. Sucede también que a medida que pasan los años tu mirada hacia la música va cambiando. Ya lo que me movía hace 30, 40 años no es lo mismo que me mueve hoy. 

Una canción por década

Laura Canoura eligió un tema de su repertorio por cada una de las décadas que atraviesa su carrera, desde la de 1970 hasta hoy. 

  • Arranca Arranca (versión de Violeta Parra cantada con Rumbo)

  • Medianoche (canción de Fernando Cabrera con arreglo vocal de Estela Magnone y Jaime Roos, incluida en el disco Puedes oírme)
  • Todo lo que quiero (versión de Joni Mitchell, también parte del disco Puedes oírme)
  • Te extraño (parte del disco Bolero, de 2003)
  • Fruta amarga (tango interpretado junto a Andrés Bedó en el álbum Tango, de 2016)
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...