Nacional > dique mauá

Los vecinos y el dique Mauá: entre posturas a favor y marchas en contra

El alcalde del Municipio B cree que lo mejor es una concesión pero está dispuesto a aceptar la enajenación para que la zona se revitalice 

Tiempo de lectura: -'

04 de septiembre de 2018 a las 14:13

En medio del debate político en la interna del oficialismo sobre la enajenación de los predios del dique Mauá para la construcción de una nueva terminal de Buquebus, la voz de los vecinos también se ha hecho sentir. Hace un mes, un grupo de personas se movilizó en la zona en contra de la propuesta, que ya cuenta con media sanción del Senado y es analizada en Diputados, especialmente por el uso que se la dará al dique una vez que las obras hayan culminado.

"Eso incluye una terminal portuaria, un centro comercial, un hotel de cinco estrellas y estacionamientos subterráneos. Eso nos parece bastante inapropiado para este lugar. ¿Si la zona es una zona deprimida, la solución es poner un shopping? Me parece un mensaje lamentable”, dijo una vecina a Telemundo el pasado 4 de agosto, cuando algunos residentes se concentraron a la entrada del dique con carteles y pancartas.

Sin embargo, no todos los vecinos son contrarios a la propuesta y en los últimos meses el Municipio B –donde se encuentra el predio- ha recibido también opiniones a favor, según dijo a El Observador el alcalde Carlos Varela. “Hay gente que está muy contenta, que le parece fantástico y lo visualiza con una perspectiva interesante de desarrollo”, sostuvo.

Entre esos dos polos, los que están rotundamente a favor y quienes lo rechazan por completo, hay un término medio. Porque también existen vecinos que quieren que exista un proyecto para levantar una zona de Montevideo que por estos días resulta inhóspita, pero no están de acuerdo con que sea a partir de una enajenación como plantea el proyecto a estudio. “Hay de todo y esa es la riqueza de los barrios. Es depende de cómo visualizan que eso les afecta en lo personal. De un extremo a otro hay diversidades”, afirmó Varela.

Lea también: Un puerto en el dique Mauá: los argumentos a favor y en contra del proyecto que divide al FA

Para el alcalde, se debe “partir de la base de que hay un espacio deprimido, que es un tremendo vacío urbano en pleno centro de la ciudad, contra la rambla y un proyecto de esas características indudablemente genera desarrollo”. Según dijo, la discusión de muchos vecinos, y con la que él concuerda, es que debería hacerse a partir de una concesión.  “Yo preferiría ir por esa línea pero desde lo territorial tenemos una visión de desarrollo”, sostuvo. 

Las posturas de concejales 

En mayo de este año, Varela fue a la Comisión de Transporte y Obras Públicas de Diputados junto a dos concejales, Atilio Robledo por el Frente Amplio y Eduardo Ulloa por el Partido Nacional. 

Ulloa fue enfático al afirmar que se trata de “una buena oportunidad para el municipio” y aseguró que en las recorridas realizadas por Ciudad Vieja y Barrios Sur, “no había mayores impedimentos” por parte de los vecinos. “Por el contrario, todos los vecinos están contentos de que se reactive la zona, y señalan que quedaría muy bien la mezcla entre lo nuevo y lo viejo. Es muy importante analizar los impactos. Recuerdo que estaba pensado hacer un puente y unas entradas para los parkings, lo que uniría la rambla con los ingresos. Esa es una de las cosas más resistidas. Sin duda, el proyecto sería bueno”, afirmó.

Sin embargo, para el concejal nacionalista, una contra del proyecto es quién está detrás. “La historia marca que los negocios con la empresa Los Cipreses (Buquebus) no han sido los mejores. Nos gustaría que el trámite fuera transparente, cristalino. Sin duda queremos que se llegue a buen puerto, pero que se haga correctamente depende de ustedes”, dijo a los legisladores.

Por su parte, para el concejal del Frente Amplio los cambios a nivel barrial son la mayor preocupación y por eso sugirió que a medida que se avance en el proyecto se le transmita “a los habitantes del barrio cómo va a ser”.

“Tenemos que pensar en el tiempo que va a llevar eso. Esa es una zona de la rambla con mucho movimiento: hay juegos, la gente va a caminar, a andar en bicicleta, a pescar. Para que no surja la crítica fácil, a veces infundada , se tendría que ir trasmitiendo el proyecto a los vecinos a los efectos de que vayan acompañándolo por lo positivo que va a ser”, dijo, según consta en la versión taquigráfica del 16 de mayo.
 

Comentarios