Economía y Empresas > Inversiones

Luz verde para torres de San Rafael con votos y división en la interna del Frente Amplio

El sector de Darío Pérez apoyó el proyecto en la Junta Departamental de Maldonado y marcó diferencias con el ex intendente Oscar de los Santos

Tiempo de lectura: -'

18 de julio de 2018 a las 15:08

A las 02.07 de la madrugada de este miércoles la Junta Departamental de Maldonado aprobó el proyecto del grupo Cipriani para la recuperación y modernización del Hotel San Rafael de Punta del Este. Y al igual que ya ocurrió con otros proyectos que necesitaron excepciones de construcción durante la administración del intendente blanco, Enrique Antía, fueron claves los votos dados por el sector que lidera el diputado Darío Pérez.

La propuesta contó con el apoyo de 25 ediles sobre 31 curules. Votaron a favor los 16 ediles del Partido Nacional, los dos del Partido Colorado y siete legisladores departamentales del Frente Amplio, que excepto un caso responden al diputado Darío Pérez. En tanto, votaron en contra los dos ediles que responden al exintendente frenteamplista Oscar De los Santos, uno del Movimiento de Participación Popular (MPP), dos ediles de Darío Pérez y otro frenteamplista independiente.

La aprobación del plenario da luz verde a la consulta de viabilidad realizada por la Intendencia de Maldonado. También establece un plazo máximo de 180 días para el comienzo de las obras a partir que se otorgue el permiso de construcción.

Además, se autorizó la venta al grupo inversor de un predio de 1.400 metros cuadrados propiedad de la intendencia que forma parte de la manzana donde se encuentra el viejo hotel. El inversor italiano deberá pagar US$ 1,6 millones por esas tierras.

Interna frenteamplista

Las fuertes diferencias que existen entre el exintendente De Los Santos y el diputado Pérez quedaron otra vez de manifiesto y ocuparon buena parte de las casi tres horas que llevó el debate.

El sector de De los Santos se quejó porque se dio poco más de una semana para estudiar la inversión que definió como algo no adecuado para el barrio San Rafael. Además, reclamaron por la no realización de audiencias públicas que atendieran la preocupación de vecinos de la zona.

"Vamos a meter un mamotreto en San Rafael, sin ningún estudio previo. (...) La improvisación para un emprendimiento tan grande fue demasiada", dijo el edil Fermín De los Santos durante la sesión.

El exintendente frenteamplista apoyó la decisión de sus ediles con un mensaje que escribió este miércoles en su cuenta de Twitter.

Embed

En la otra vereda el sector del diputado Pérez fundamentó el apoyo basado en que la iniciativa ayudará a paliar la falta de trabajo en la zona.

Lea también: Construcción en Maldonado con menor nivel de mano de obra en 12 años

"Hay gente que no sabe cómo va a pagar la luz y el agua, que los despidieron de su trabajo, que se les terminó el seguro de paro. Están cerrando empresas históricas en el departamento. La falta de trabajo es brutal. Por más cosas que está haciendo mi gobierno a través del Ministerio de Economía el trabajo sigue decayendo", afirmó el edil Andrés De León.

"Uno se tiene que adaptar. Yo soy socialista pero vivo en una sociedad capitalista donde hay que sentarse con el capital para pelear lo mejor para nuestros trabajadores. ¿Mientras hacemos la revolución qué le decimos a la gente, que coma qué? 'Porque perdí las elecciones voy a esperar al 15 de mayo de 2020. Aguantate ahí. Espérame que cuando yo gane vas a tener trabajo'. No es así", añadió.

Lo que sigue

Hotel San Rafael
El San Rafael es un emblema de Punta del Este
El San Rafael es un emblema de Punta del Este
El proyecto del arquitecto Rafael Viñoly prevé la construcción de dos torres horizontales articuladas con el viejo edificio del hotel, que será totalmente remodelado. Se calcula que la etapa de construcción empleará a unos 1.000 obreros durante cinco años y 800 todo el año una vez terminado el complejo.

"Si esta inversión fuera en cualquiera de los otros 18 departamentos cualquier Junta del país la votaba por unanimidad. El intendente lo abrazaba y le daba besos todos los días al italiano. Pero en Maldonado hay una situación política que dice; unos de un lado y otros del otro. Es increíble que algunos no voten una inversión de US$ 400 millones ", expresó el edil nacionalista Darwin Correa.

En la etapa de construcción 70% de los nuevos puestos de trabajo deberán ser ocupados por trabajadores radicados en Maldonado. La prioridad para mano de obra local es un aspecto que las autoridades departamentales contemplan en un decreto aprobado en 2017 por el legislativo departamental.

Una de las torres irá perpendicular a la rambla Lorenzo Batlle Pacheco y tendrá una altura máxima de 60 metros. La otra torre va en paralelo y su altura máxima es de 91 metros. La excepción para construir en altura aprobada por la Junta implica 21,4 metros más sobre lo que hoy ya está habilitado en la zona.

La superficie de construcción será de 183.360 metros cuadrados. El plan también prevé la reconstrucción del antiguo hotel. Además el complejo turístico llevará un casino privado, tres piscinas abiertas, tres cerradas y diez restaurantes. También un teatro para mil espectadores, un centro de convenciones y una cocina-escuela.

Una primera iniciativa presentada a fin de mayo incluía la construcción de un rascacielos de 67 pisos con 300 metros de altura y otros tres edificios bajos. Esa opción fue descartada.


Comentarios