23 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,35 Venta 39,55
16 de octubre 2023 - 7:36hs

Israel continuaba este lunes concentrando sus tropas en la frontera con la Franja de Gaza, el territorio palestino gobernado por el movimiento islamista Hamás donde más de un millón de personas ya abandonaron sus casas en los últimos días ante el temor a una ofensiva terrestre israelí.

Según la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (Unrwa), ya hay cerca de un millón de desplazados y la cifra amenaza con aumentar.

A su vez, la autoridad sanitaria palestina dice que en territorio bloqueado por las tropas hebreas y sometido a bombardeos los muertos suman 2.750, con una cifra tres veces mayor de heridos.

Más noticias

Estas víctimas se suman a los 1.400 civiles muertos en territorio israelí en la incursión de Hamás del pasado sábado 7 de octubre, que dio inicio a las hostilidades.

De regreso a Israel tras una gira por varios países árabes, el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, aseguró que Egipto abrirá hoy el paso de Rafah en una suerte de corredor humanitario donde se acumula ayuda para los refugiados procedente de varios países árabes.

Sin embargo, el ministro de Exteriores de Egipto, Sameh Sukri, señaló hoy que Israel no dio permiso aún para la apertura del cruce fronterizo entre su país y la Franja de Gaza para la entrada de ayuda humanitaria o la salida de ciudadanos extranjeros del enclave palestino bajo ataque israelí.

Según las últimas cifras dadas este lunes por las autoridades israelíes, el total de secuestrados por Hamás fueron 199, cuyos familiares fueron notificados.

Los cuerpos de una veintena de ellos fallecidos en los bombardeos habrían sido recuperados por las Fuerzas de Defensa Israelíes (FDI).

El ejército israelí reiteró el lunes que “se abstendría” de atacar los corredores de evacuación que conectan el norte con el sur de la Franja de Gaza.

El domingo, en el noveno día del conflicto, Israel bombardeó objetivos en el territorio mientras los combatientes de Hamás seguían disparando cohetes hacia Israel.

 

Frontera libanesa

La tensión también es muy alta en la frontera norte de Israel con Líbano, donde el gobierno israelí comenzó este lunes la evacuación de residentes luego de la multiplicación de incidentes con el movimiento Hezbolá, proiraní y aliado de Hamás.

El domingo, un civil israelí murió y varios resultaron heridos en Shtula, en el norte de Israel, por un ataque con misiles de Hezbolá.

El ejército israelí respondió atacando la infraestructura militar del movimiento chiita libanés. La sede de las Fuerzas de Paz de la ONU en el sur del Líbano fue alcanzada por un cohete.

El ministro de Exteriores de Irán, Hossein Amirabdollahian, advirtió al país hebreo de una escalada regional del conflicto bélico si las agresiones contra los palestinos “no cesan”.

“Transmitimos nuestro mensaje al régimen sionista a través de sus aliados de que, si no cesan sus atrocidades en Gaza, Irán no puede simplemente seguir siendo un observador”, afirmó el canciller.

Sin embargo, según declaraciones a Reuters en la sede Naciones Unidas en Nueva York, la representación de Irán aseguró que su país no tiene la intención de entrar en un conflicto bélico con Israel, a menos que este lo ataque.

“Las Fuerzas Armadas de Irán no participarán en el conflicto, siempre que el apartheid israelí no se atreva a atacar a Irán, sus intereses y sus nacionales”, afirmó la delegación de Teherán. “El frente de resistencia puede defenderse por sí solo”, agregó.

 

El foco en Gaza

En El Cairo, Blinken aseguró que los aliados árabes de Estados Unidos no quieren que se extienda el conflicto pero advirtió que una nueva ocupación por parte de Israel de la Franja de Gaza sería un “grave error”.

Israel ocupó Gaza desde la Guerra de los Seis Días en 1967 hasta 2005.

La Franja está sitiada desde el 9 de octubre por Israel y según la agencia local de Naciones Unidas se está produciendo una “catástrofe humanitaria sin precedentes”.

La Liga Árabe y la Unión Africana afirmaron en un comunicado conjunto que una invasión de la Franja “podría desembocar en un genocidio de proporciones inéditas”.

El ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Husein Amir Abdollahian, advirtió por su parte que “nadie podrá garantizar” el control de la situación si Israel invade Gaza.

Washington envió dos portaviones al Mediterráneo oriental “para disuadir acciones hostiles contra Israel”, anunció el sábado el secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin.

El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, advirtió de un posible “involucramiento directo” de Irán.

Pero el principal e indudable foco de tensión es en Gaza, un pequeño territorio de 362 kilómetros cuadrados, donde viven hacinados y sitiados 2,4 millones de palestinos y a cuya evacuación conminó Israel hace cuatro días, tras cortarle el suministro de agua, electricidad y combustibles.

El ejército israelí confirmó que se está preparando para una “próxima etapa” de su operación de represalia contra Hamás, responsable del ataque más mortífero en su territorio desde la creación de Israel en 1948.

“Estamos al comienzo de operaciones militares a gran escala en la ciudad de Gaza”, ubicada en el norte del territorio, dijo el lunes el portavoz del ejército Jonathan Conricus. “Los civiles no estarían seguros si se quedaran aquí”, reiteró

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, visitó el sábado a las tropas apostadas cerca de Gaza y avisó que la ofensiva aún está lejos de terminar.

“¿Están preparados para lo que está por venir? Va a continuar”, declaró en su arenga a la tropa.

También comunicó el fin de semana que había matado a tres mandos de Hamás implicados en la ofensiva del 7 de octubre.

Según el portavoz militar Richard Hecht, en el punto de mira está ahora el jefe de Hamás en Gaza, Yahya Sinwar, considerado el cerebro de esa operación, y que según versiones habría viajado a Siria.

 

(Con información de agencias)

Temas:

Guerra en Israel

Seguí leyendo

Te Puede Interesar