Espectáculos y Cultura > Teatro

Moré debuta en la dirección con una obra sobre cuatro amigos y una herida abierta

"El amigo fantasma", el estreno teatral del fin de semana en el Circular, es un debut doble: además de Moré, la periodista Fernanda Muslera da a conocer su trabajo como dramaturga

Tiempo de lectura: -'

07 de septiembre de 2018 a las 17:54

En la mesa del comedor de la familia Moré hay un termo con referencias claras a un amor pasional por Peñarol, un mate que ya lleva varias cebadas, un cesto con bizcochos —dulces, salados, pan con grasa, margaritas— y un guión teatral con muchas lecturas. En la portada del texto —que debido a las obsesiones del director de la obra está encuadernado al revés— se lee: “El amigo fantasma. Fernanda Muslera”. Y después de un breve espacio en blanco, lo siguiente: “Estoy buscando algo, y no estoy muy segura de qué es, pero sé que para mí tiene mucha importancia averiguarlo, y si lo consigo todo cambiará (…). Unos buscan el camino en el opio, y otros en Dios, unos en el whisky y otros en el amor. Es siempre el mismo camino y no lleva a ninguna parte”. Las citas pertenecen al libro de William Somerset Maugham El velo pintado. La obra literaria de 1925, la película homónima protagonizada por Edward Norton y Naomi Watts, el piano de Erik Satie en la pieza Gnossienne 1. Allí están algunas de las primeras pistas de El amigo fantasma aunque, claro, el espectador se dará cuenta (o no) cuando la pieza avance en su camino. 

Muslera, su autora, quiso, sin embargo, ser austera a la hora de presentar El amigo fantasma. Entonces la resumió así: “Un grupo de amigos intelectuales un tanto freaks se junta a jugar a la ‘guerra de historias’ pero detrás de su velo de ficción se oculta un tema del que no quieren hablar. Un biólogo, una abogada, un filósofo y una actriz tendrán que buscar pistas en su pasado para tratar de cerrar una herida presente”. 

“Es este tipo de obra en la que cuanto menos información tenés, mejor. Hay que descubrirla. La cita que abre el texto es una cita del libro. Siempre hago eso y tiene que ver con el trasfondo de la obra. Me gustaba algo esa idea de que uno puede conocer a alguien sin conocerlo del todo”, dice. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

#ElAmigoFantasma en sus ultimos ensayos ... el 31 llega del todo

Una publicación compartida de robert more (@robertmoreactor) el

Lea también: Llega una semana entre candombes, cervezas, la tercera de Johnny English, y más

El amigo fantasma nació a fines de 2016 en un apartamento del barrio Cordón y, por supuesto, con música de Satie de fondo. Muslera —nacida en Montevideo, criada en Buenos Aires, finalmente instalada en Uruguay, periodista, especializada en artes escénicas, autora del monumental libro sobre la historia del siglo XXI de la Comedia Nacional Sin maquillaje— ya había escrito previamente Luz Negra, una pieza para cuatro actores que nunca salió del papel. Entonces El amigo fantasma es, sí, la primera que llega a la cartelera montevideana. Y su estreno de este sábado es en el Circular, el teatro donde su autora la visualizó. Y el responsable de llevarla a la escena es, también, el primer nombre que apareció después de que los integrantes de la comisión artística del teatro aprobaran la puesta. Robert Moré nunca había dirigido pero la intuición de Muslera hizo que el actor del Circular apareciera de inmediato en el radar. 

“Es este tipo de obra en la que cuanto menos información tenés, mejor. Hay que descubrirla. La cita que abre el texto es una cita del libro. Siempre hago eso y tiene que ver con el trasfondo de la obra. Me gustaba algo esa idea de que uno puede conocer a alguien sin conocerlo del todo”, dice. 

Así que un año después de todo este intenso proceso, Muslera y Moré llegarán —una vez más— al teatro de la calle Rondeau; y así ambos —él con todas sus cábalas, todos sus nervios encima y se esconderá detrás de la escenografía, ella mucho más tranquila, sentada en la platea, disfrutando del final del camino— verán como el elenco compuesto por Laura de los Santos, Leticia Cacciatori, Aline Rava, Anita Balbuena, Gustavo Bianchi, Sebastián Martinelli e Ignacio Estévez se apodera de la pieza frente al público. 

Lea también: Obras de teatro de toda América llegan en setiembre a Montevideo

Pero antes Moré tuvo que hacer lo suyo, dice, de manera caótica y con la ayuda del respaldo de Paola Venditto que, el año pasado, también se estrenó en este oficio de la dirección. “Yo tenía muchas ganas de dirigir porque desde hace un tiempo me doy cuenta de que no me preocupo solo por lo mío como actor, también me preocupo por lo general. Y lo hago de manera bastante obsesiva. Pero no encontraba un texto con el que me quisiera tirar al agua. Yo tengo mis cosas que voy escribiendo y tampoco me animaba, me parecía demasiado. Y estoy cayó totalmente de sorpresa. La leí, me encantó y la vi. Porque a mí con las obras me pasa eso. O la veo o no la veo. Y El amigo fantasma vi en seguida cómo quería contarla. Me acuerdo de que tuve una conversación con Fernanda en que le dije que tenía que saber que le iba a destrozar el texto, porque el texto es eso, letras muertas que hay que llevarlas a la vida. Y ella bancó”, recuerda el director. 

Así fue que la pieza ganó en teatralidad, en clima, en una ambientación que, explica Moré, tiene una evidente inspiración en su admiración por David Lynch. “La obra tiene toda esa cosa indefinida que es una comedia dramática; tiene puntos de distención, tiene asuntos que van saltando y que generan que se cambie el tono. Pero todo lo que pasa es tan cotidiano, y los protagonistas son gente tan del montón, que me parecía que tenía que tener alguna extrañeza desde lo estético de la música y las luces que están a cargo de Sergio Fernández Cabrera y Rosina Daguerre, respectivamente”, explica Moré. El responsable de la escenografía y el vestuario, mucho más minimalistas para que el espectador pueda imaginar todo lo que quiera, es Hugo Millán, responsable de varias de las escenografías recientes más memorables del Ballet Nacional del Sodre.  


Los datos

El amigo fantasma. Sábados a las 21 horas y domingos a las 19.30 en el Teatro Circular (Rondeau 1388). Las entradas cuestan $ 400.  
 

Comentarios