28 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,35 Venta 39,85
30 de enero 2023 - 19:53hs

La Armada de Colombia abatió en una "operación ofensiva" a nueve presuntos rebeldes del Ejército de Liberación Nacional (ELN), en el golpe más duro contra este grupo desde que se instaló la mesa de diálogos de paz con el gobierno de Gustavo Petro, informaron las Fuerzas Militares este lunes.

El operativo se desarrolló el pasado viernes en una zona rural del municipio de Buenaventura, en el suroeste colombiano, en el departamento del Valle del Cauca, en el suroeste del país. Según un cable de la agencia AFP, el general Helder Giraldo, comandante de las Fuerzas Militares, dijo a los medios que "en combates, se presentó la muerte de nueve presuntos integrantes del ELN".

Giraldo también informó sobre la muerte de un infante de Marina que "inicialmente resultó herido en este enfrentamiento y posteriormente fallece". El ELN es última guerrilla reconocida del país tras el desarme de las FARC en 2017, y sus jefes se sentaron a negociar con el gobierno de Gustavo Petro a finales de 2022 en Caracas, Venezuela.

Más noticias

Sin embargo, las conversaciones encontraron distintos escollos. En la víspera de Año Nuevo, el mandatario colombiano anunció “un alto al fuego bilateral”. Referentes del ELN dijeron de inmediato que no contaban con su aval. El 3 de enero desmintieron a Petro y, desde entonces, aseguran que las negociaciones entraron en "crisis".

En respuesta, Petro desestimó la tregua. Desde entonces, las Fuerzas Militares comenzaron operaciones en busca de miembros del ELN. Como producto de ello, en un enfrentamiento habían abatido a un integrante del grupo. Este golpe, donde las bajas mortales del ELN ascienden a nueve, muestra una escalada del conflicto y una dificultad muy grande para que el diálogo pueda continuar.

Según Giraldo, "estas operaciones se seguirán adelantando". Delegados del gobierno y del ELN tenían previsto, antes de este golpe, volver a reunirse a mediados de febrero en México para una nueva ronda de conversaciones con la tregua bilateral en la agenda.

Petro, quien se posesionó en agosto como el primer presidente de izquierda de Colombia, avanza en una política de "paz total" con la que aspira desmovilizar a rebeldes, narcos y paramilitares a través de negociaciones, así como la participación de la Justicia por los crímenes de los que se acusen, si es que el diálogo prospera, con beneficios para los condenados, tal como se hizo con el resto de los grupos que accedieron a diálogos desde 2017 con el acuerdo logrado por el entonces presidente Juan Manuel Santos.

A diferencia del ELN, otros grupos sí aceptaron las palabras de Petro de fin de año. Se trata de grupos disidentes de las FARC que no dejaron las armas así como dos grupos de narcotraficantes y paramilitares, el Clan del Golfo y las Autodefensas de la Sierra Nevada.

Sólo el ELN hizo público su rechazo a la medida.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar