Nacional > DEBATE EN EL SENADO POR NICARAGUA

Mujica: "Me siento viejo, cómodo en la butaca firmando una declaración y siento dolor"

Legisladores cuestionaron al gobierno de Daniel Ortega

Tiempo de lectura: -'

17 de julio de 2018 a las 12:26

Después de un debate de cerca de una hora, el Senado aprobó por unanimidad una declaración que condena "enérgicamente" los actos de violencia y la violación a los derechos humanos en Nicaragua, y reclama que se proceda a identificar a los responsables. Además, "exige al gobierno el cese de la violencia contra el pueblo" y expresa que la celebración de elecciones libres, sin miedo e intimidaciones "es la mejor garantía de estabilidad democrática".

Pero antes de llegar a esta declaración, que fue la propuesta por el oficialismo, los legisladores debatieron sobre la efectividad de emitirla.


"Siento que estoy acá viejo y sentado en una butaca, cómodo en el Senado, voy a hacer una declaración y luego tomar un café, y sinceramente siento dolor por mi envejecimiento y por la circunstancia. Porque sé en demasía que el mundo no cambia por declaraciones. Me siento mal porque ya estoy siendo un viejo que estorba y el transformarse con declaraciones es como los grillos que le cantan a la luna", dijo el senador José Mujica. Enrique Pintado también se había pronunciado en ese sentido.

Luis Alberto Heber, entre otros, los contradijo y recordó que durante la dictadura militar sentían que "cuando otros Parlamentos la condenaban, daban una mano".

Asesino y dictador

El presidente nicaraguense, Daniel Ortega, fue el blanco de todos los cuestionamientos, y fue catalogado como asesino, corrupto y violador de derechos humanos.

El senador Pablo Mieres, quien había propuesto el planteo del asunto político en el Senado, consideró que "la violencia desatada desde el poder, desde el gobierno de Ortega y las fuerzas militares, policiales y paramilitares, matando a la gente en la calle simplemente por protestar, por reclamar libertades es un régimen que además de corrupto y depredador del medio ambiente es autoritario, violento, que todos los días dispara a matar, como titula el informe de Amnistía Internacional, que nadie puede decir que es una organización sesgada".

El resto de los legisladores coincidió en general con el concepto de condena, aunque con matices. Por ejemplo la senadora Constanza Moreira cuestionó que no se ponga el mismo énfasis cuando se habla de otros países. "Nuestro desacuerdo con lo que pasa en Nicaragua es un desacuerdo por izquierda. Hay desacuerdos por izquierda y por derecha. Me impresiona cuando por derecha se alzan voces contra Venezuela y no contra Colombia, México o Guatemala. ¿No son todos derechos humanos? ¿Cincuenta mil asesinados en México no es suficiente responsabilidad del Estado para hacer sentir su voz?".

También el papa Francisco

A su turno, Jorge Larrañaga incluyó al papa Francisco en el debate. Mientras cuestionaba al gobierno de Ortega, manifestó su decepción: "No concebimos cómo los gobiernos se hacen sordos frente a tanta injusticia. Nos extraña y nos causa una enorme molestia e indignación. Incluso el papa Francisco que se ha lavado las manos también en este conflicto de manera lamentable", exclamó.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...