Nacional > CRUCES

Mujica y Astori vuelven a chocar, ahora por Casal y la TV digital

Críticas astoristas por acercamientos al empresario y cómo se cerró asignación de canales

Tiempo de lectura: -'

24 de octubre de 2013 a las 20:37

El cambio de rumbo del presidente José Mujica en la asignación de canales de televisión digital y la intención del mandatario de negociar con el empresario Francisco Casal para evitar una demanda millonaria, reabrieron las disputas en el gobierno a un año de las elecciones. Cuando parecía que el debate público entre Mujica y el vicepresidente Danilo Astori había cesado en pos de preparar el terreno electoral, el Frente Amplio volvió a polarizarse.

Tras conocerse ayer que el gobierno busca una “salida” al litigio que mantiene el Estado con Casal –según informó el semanario Búsqueda–, Astori marcó sus diferencias con Mujica y pidió un “análisis más profundo” del caso.

Fue el segundo choque de Astori con el mandatario en menos de dos semanas. Hace diez días el sector del vicepresidente, el Frente Líber Seregni (FLS), cuestionó la transparencia y desprolijidades del llamado de TV digital y pidió suspender la asignación de frecuencias.

Mujica declaró a Búsqueda que con ese pedido, el grupo de Astori lo “arrinconaron” con ese planteo.

En ambos casos el vicepresidente optó por difundir su posición mediante comunicados públicos y no en reuniones privadas. En el litigio con Casal, defendió su ética. En el tema de televisión advirtió que no lo consultaron para resolver.

El litigio con Casal
Ayer, Astori cuestionó la filtración, desde su punto de vista parcial, de una reunión que mantuvo con el secretario de la presidencia, Homero Guerrero, y el ministro de Economía, Fernando Lorenzo, en la que se analizó una “salida” al litigio que el Estado tiene con el empresario.

Mujica analiza que puede “quedar expuesto”, en el diferendo judicial (ver nota abajo).

Según el vicepresidente, la filtración “omite un pequeño detalle” y es que tanto él como Lorenzo manifestaron “serios reparos sobre este tema y la necesidad de un análisis más profundo y riguroso del mismo, tanto desde el punto de vista jurídico, como desde las perspectivas política e institucional”.

Astori destacó su “ética” y “rectitud de procedimientos en la acción política”. “Una vez más se utiliza el método de la filtración a la prensa para hacer referencia a temas de gobierno y –nuevamente– como suele ocurrir en estos casos, se suministra información que deforma o tergiversa la realidad, esto es, la verdad”, afirmó.

“Se enredó la piola”
Las diferencias y reproches entre el presidente y el vice por la posible demanda de Casal se suman a las críticas al proceso de TV digital, que culminó con la asignación a Giro y a VTV. Es más, dirigentes del FLS advierten que deberían haber marcado antes su posición.

“Ojala en este momento estuviéramos haciendo una autocrítica porque se habría resuelto el problema de acuerdo a las mejores tradiciones de la izquierda. Desgraciadamente la única autocrítica que me haría es haber hecho la declaración tarde”, dijo a El Observador el asesor de Astori, Esteban Valenti.

También señaló que el llamado careció de “igualdad de oportunidades” ya que había tres canales reservados para Montecarlo, Saeta y Teledoce.

Pero además, en este último tema hubo otro grupo político en discordia, el Partido Sociaslita (PS), sector del ministro de Industria, Roberto Kreimerman.

Los socialistas están molestos con Mujica porque entienden que dejó en falso al secretario de Estado, dijeron a El Observador dirigentes del sector. Le reclaman que en Nueva York argumentó una posición ante la opinión pública y luego lo desdijo en los hechos.

“Un mes atrás por el carácter cooperativo le pidieron 400 mil dólares (al Fondes). Y si para sacar una revista precisabas un préstamo, no me pidas un canal ahora. Porque además, si me pedís plata para eso y me pedís un canal, quedo como si te doy plata, levanto centro y voy a cabecear. Es una lógica infantil”, había dicho Mujica.

En el medio, hubo operadores políticos que buscaron cambiar la resolución del mandatario, y eso también cayó mal en los socialistas.

El senador socialista Daniel Martínez reconoció a El Observador que existieron “marchas y contramarchas” en el final del proceso. “Hubo un proceso transparente pero fue una lastima que al final se enredó un poco la piola”, dijo.

Con el argumento de mantener la transparencia del proceso, el ministro Kreimerman le pidió el miércoles hasta último momento a Mujica que mantenga la resolución de dar los canales a VTV y a Pop TV, dijeron a El Observador fuentes del Poder Ejecutivo y del PS.

Consultado Martínez sobre las declaraciones de Mujica, respondió: “La gente se queda con que primero le pegó a Giro y después se lo termina dando (el canal). Yo confío en la profesionalidad de Roberto (Kreimerman). Un hecho no puede cambiar su carrera. Él es un técnico prestigioso, es una persona muy estudiosa de todos los temas”, dijo.

Comentarios