Polideportivo > NATACIÓN

Nicole Frank, nadando con el sueño de la abuela

La joven uruguaya que disputó su primer mundial en Corea lleva el nado en la sangre: su abuela clasificó a los Juegos de 1940 que quedaron truncos por la guerra

Tiempo de lectura: -'

28 de julio de 2019 a las 05:00

El sueño de de disputar un mundial se le hizo realidad a Nicole Frank, la nadadora uruguaya que con tan solo 15 años dijo presente en el torneo de mayores disputado en Gwangju, Corea del Sur, donde se dio el gusto de representar a su país y de competir junto a las principales figuras de su deporte.

Se trata de un gran paso para la atleta formada en Olimpia, club al que representa y con el que tiene una relación de toda la vida.

En su familia se respira natación y Nicole sin dudas que lleva en la sangre los genes de su abuela Angélika, una nadadora que fue campeona en Alemania y en Europa y que clasificó a los Juegos Olímpicos de 1940, que se iban a desarrollar en Helsinki, Finlandia, pero que no se llevaron a cabo por causa de la Segunda Guerra Mundial que en aquel momento se expandía por Europa.

Nicole Frank en el Mundial de natación de Gwangju, Corea del Sur

Esta semana, desde Corea del Sur, la joven contó la historia de su abuela, una historia que hoy ella continúa en cada brazada.

“Eran alemanes. Ella nació en Uruguay, porque mis bisabuelos se vinieron a Uruguay. Ella nació, vivió pocos años y sus padres se fueron para Alemania otra vez y la mayor parte de su vida fue en Alemania”, dijo a Referí.

“Empezó a entrenar y se le dieron los resultados”, agregó la joven, muy emocionada, al contar la historia familiar. “Fue campeona europea, campeona alemana... Nadaba en estilo libre, en carreras de 800, 400 y 200 metros”.

Angelika Rädche Hartwig, tal fue su nombre, fue creciendo en el deporte hasta que le dijeron que estaba clasificada a los Juegos de 1940, pero estos no se hicieron por el conflicto internacional.

“Ella estuvo en la guerra, con mi abuelo, estaban en la parte que arreglaban armas. Los dos sobrevivieron, se fueron para Uruguay y tuvieron a mi padre y a mi tía. Mi abuelo enfermó y murió”, contó la joven, que sí conoció a su abuela.

Nicole comenzó haciendo gimnasia artística, disciplina que su madre había practicado, y también natación. Luego, llegó la hora de optar por uno de los dos deportes y al igual que su hermano la joven se decantó por la piscina.

Nicole Frank en el Mundial de natación de Gwangju, Corea del Sur

Esa decisión a su abuela le encantó. “Con ella hablábamos todo el tiempo de natación”, recordó. “Ella estaba recontenta porque su vida prácticamente fue en torno a eso hasta que no pudo dar más. Y cuando se enteró que los dos nietos, de parte de su hijo, iban a ser nadadores, estaba reemocionada. Íbamos a las competencias con mi hermano y siempre que llegábamos nos esperaba en la puerta y nos preguntaba cómo nos había ido y si habíamos ganado”, contó.

Y Angelika también les contaba su experiencia en el agua. “Me decía que nadaba largo, que le encantaba”, contó Nicole, quien lamentó que su abuela nunca pudo ir a verla nadar porque tenía problemas de salud y la humedad de las piletas no le hacía bien.

Quedarse sin Juegos Olímpicos por la Guerra debe haber sido un mal momento en la carrera de la nadadora alemana. Nicole destacó que su abuela nunca la presionó para que pudiera lograr lo que a ella le había quedado pendiente. “Ella me contaba que había clasificado y que no se le dio el sueño por las circunstancias”, expresó. “Nunca me dijo que quería que yo fuera a los Juegos Olímpicos, pero yo siempre tuve la sensación, el presentimiento, de que era algo que ella quería y que era un sueño”, señaló. “Ella siempre dijo que, si podíamos conseguirlo, lo hagamos, y que seamos felices con eso”, recordó.

China, Corea, Perú...

El 2019 de Nicole viene muy movido. Estuvo entrenando en China en el marco de los intercambios deportivos con ese país, luego fue al Mundial de Corea del Sur y desde ahí irá a los Juegos Panamericanos que se disputan en Lima.

En la preparación que hizo en China la sorprendió lo fuerte que eran los entrenamientos, muy diferentes a lo que acostumbran en Uruguay. “Allá hacemos pasadas de 100 metros cada dos minutos, que te da para recuperar, pero en China eran cada un minuto y 25 segundos. Y si no te daba, te pasaban a un grupo más lento”.

Nicole Frank en el Mundial de natación de Gwangju, Corea del Sur

Pese a la dureza, dijo que le sirvieron, como también las observaciones que le hicieron. “La entrenadora era re bien. Me corrigió el agarre abajo del agua y desde que lo empecé a hacer y me acostumbré, me sirvió muchísimo”.

En ese país, y siempre que está fuera de Uruguay, siguió las clases de secundaria a distancia, con el sistema informático que se le brinda a los deportistas que estudian cuando deben salir a competir en el exterior.

En el Mundial de Corea la joven quinceañera está viviendo su primera experiencia junto a los mejores del mundo. “Son muchas emociones, no tengo cómo describirlo, tengo que hablar una hora de todas las sensaciones que me generó”, dijo sobre su participación. “Porque me enteré de sorpresa y de repente fue como pestañar y estar acá”, agregó.

“Llegué a la piscina y hasta que no estuve en el agua y miré para un lado y estaba Sarah Sjöström fue como ‘¡dónde estoy!’. No entendía nada”, dijo sobre la vez en que estuvo cerca de la destacada nadadora sueca. “Estaba en el comedor y aparecía Katinka Hosszu, o Adam Peaty, o Caeleb Dressel. Y no lo podía creer, me decía ‘estoy acá adentro’. Son personas que admiré desde que tuvieron logros”, agregó, en referencia a las estrellas con las que convivió.

“Me gusta que la sensación que ellos me generan yo pueda generarlo en otros”, dijo, sobre lo que vivió al estar junto a sus ídolos. “Es como una admiración y varias cosas más”, comentó.

Vivir un Mundial la ilusionaron con llegar a los Juegos Olímpicos, un siguiente paso en su carrera. “La posibilidad está y es un sueño que yo tengo”, dijo sobre su próxima meta, para la que nada con el recuerdo de su abuela.

Formada en la “familia” de Olimpia

Próximo destino: los Panamericanos de Lima

Nicole siente al Club Olimpia como su segunda casa, casi de forma literal. “Nací ahí y voy a seguir ahí hasta cuando pueda. Es un club al que le tengo demasiado cariño. Si tuviera que abandonarlo, tendría que ser algo muy fuerte porque no podría. Mi madre trabajaba ahí y desde que nacimos con mi hermano nos llevó”, dijo la joven que ahora irá a los Panamericanos de Lima ppara mejorar su marca nacional en 200 combinadas (2:24:46) y también nadará en los 400 de esa modalidad, en 200 libres y en 100 y 200 espalda.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...