Economía y Empresas > NOVEDAD

Para seguir apostando a la educación

Nicolás Pereyra de Edu Editorial encontró una nueva oportunidad de negocio con una herramienta digital para colegios

Tiempo de lectura: -'

13 de julio de 2018 a las 05:00

Joaquín Symonds
Especial para El Observador

Edu Editorial ya lleva 10 años en el mercado uruguayo, tiempo que sirvió para afianzarse y brindar una propuesta cada vez más sofisticada. Ofrece libros "inteligentes" que sincronizan una nueva manera de enseñar y aprender. En este sentido, el objetivo principal es que todos los alumnos se puedan concentrar y conectar con los temas que se dan en clases. "El gran héroe aquí es el docente", afirmó Nicolás Pereyra, fundador de la compañía.

El equipo de Edu Editorial, conformado por 15 personas, trabaja para el 50% de las escuelas públicas del Uruguay. Es así que el público objetivo del producto son los niños de Primaria. Gracias a juegos interactivos y participativos se despierta el interés de los alumnos por el tema a trabajar, además de que se necesitan conocimientos previos para que el abordaje sea efectivo.

"Ayudamos a que se siga colocando al alumno en el centro pero no dejamos de darle el lugar debido al docente", afirmó el fundador. Tantos años de experiencia y de aprendizajes con Edu Editorial, llevaron a que Pereyra tomara la decisión de hacer surgir otro emprendimiento.

Lo llamó Boki y lo presenta como una especie de "Netflix de la educación uruguaya". Este nuevo emprendimiento, para el que Pereyra conformó un equipo diferente, nace entonces a partir de una oportunidad descubierta en Edu Editorial de llegar a más niños, para que nadie quedara por fuera. Su creador afirma que hay "un enorme potencial para crecer en la región".

¿De qué se trata?

El nuevo emprendimiento de Pereyra propone una herramienta que ayuda a los docentes a aumentar el entusiasmo de los alumnos en clase. Cuenta con contenidos curriculares aprobados por organismos oficiales y desarrollados por un equipo profesional de pedagógos, docentes, formadores y especialistas en cada área.

Actualmente se está trabajando con nueve colegios y se pretende llegar a centros educativos de Perú y Argentina. El precio por la suscripción anual "es muy similar al costo de un libro de texto tradicional", aseguró Pereyra.

La herramienta se adapta a todos los dispositivos y recursos tecnológicos de los colegios. Se puede proyectar en pantallas o pizarras digitales del aula.

Boki incluye desde lo teórico hasta lo práctico, además de que el alumno puede acceder a la plataforma luego de concluida la clase, desde un celular o notebook, para evacuar alguna duda o realizar actividades que le interesen. Esto permite que el aprendizaje no se termine en el aula, ayudando a que todo el contexto del alumno pueda entender y participar de la manera en que se enseña.

Esta nueva plataforma no requiere de una capacitación previa por parte de los maestros, resultándole una herramienta fácil de utilizar. Además, los padres pueden realizar un seguimiento de lo que está aprendiendo su hijo en clase. Las actividades que ofrece esta nueva herramienta son variadas e incluyen juegos, trabajos para hacer en casa. "Es vital que los padres puedan ser partícipes del proyecto junto con el docente y el niño", sentenció Pereyra.

También se ofrece la posibilidad de realizar experimentos guiados. De esta forma se pretende que docentes y estudiantes puedan "recibir lo mejor para ayudar a alcanzar los objetivos educativos que cada institución tenga", sostuvo Pereyra.

Gracias a esta innovación, es la idea del emprendedor que los colegios pueden generar una conexión mayor entre los intereses de sus alumnos y la forma en que ellos se relacionan con sus docentes.

Las claves

Contenidos didácticos. Boki cuenta con contenidos desarrollados por un grupo muldiscplinario de padagogos y docentes.

Participación. Se fomentan aprendizajes despertando la curiosidad y motivación de cada alumno.

Desafíos interactivos. Actividades, experimentos y ejercicios desafiantes pero divertidos.










Comentarios