Fútbol > FÚTBOL

Peñarol fichó a Santiago Lagreca, joya del Real Madrid

Santiago Lagreca, que con 11 años emigró a España para jugar en los merengues, regresó al país para defender a la Tercera división de los aurinegros

Tiempo de lectura: -'

23 de julio de 2019 a las 11:19

“¿Vos querés representar a mi hijo? Bueno, entonces andá a un banco, poné 100.000 dólares a su nombre, y lo representás”. Esa fue la respuesta de Andrés Lagreca para espantar a un hombre que se le arrimó a preguntarle por Santiago que tenía apenas 7 años.

Cuatro años después se lo llevaron a las infantiles de Real Madrid. Aquel niño creció y se transformó en un joven que, con 18 años, volvió al país y llegó a un acuerdo para defender a Peñarol, según revelaron fuentes cercanas al jugador a Referí.

Luego de tres meses de batallar para que los españoles lo liberara, Santiago Lagreca llegó a un acuerdo y se convirtió en nuevo jugador de Peñarol, club al que defenderá en Tercera división, durante el período de adaptación a un nuevo fútbol.

La particular historia del chico maravilla fue a toda velocidad y su aprendizaje se acentuó en el mercado europeo como se contó en la edición de Referí del 30 de junio de 2016.

Santiago era un niño cuando su nombre empezó a sonar por Europa. Primero se habló de un posible interés de Inter de Milán, pero sus padres consideraron que el idioma iba a ser una dificultad para el chico.

Al poco tiempo apareció Ruben Pollo Olivera en escena y elevó una propuesta a la familia de Santiago para llevarlo a España. El niño tenía 11 años. No había terminado el baby fútbol. Empezaba el ciclo secundario.

Pese a todo, decidieron viajar. Santiago sería sometido a una prueba futbolística en Atlético Madrid. Pero el tema fue que, cuando llegaron, el plantel de los colchoneros estaba cerrado.

Santi terminó fichando por Rayo Vallecano donde marcó 50 goles. Un año después Santiago se ponía la ropa blanca de Real Madrid que se llevó al diamante uruguayo.

En junio de 2016, el delantero fue citado a la selección Sub 17 de Uruguay pese a que daba ventaja de edad porque era menor.

Santi Lagreca realizó todas las formativas en Real Madrid. El último año jugó cedido en Getafe y hace tres meses la familia decidió volver a Uruguay, según reveló su padre Andrés a Referí.

El juvenil estuvo un tiempo entrenando en Peñarol y en los últimos días, luego de tres meses de lucha para que lo liberaran en España, se confirmó su fichaje por parte del club carbonero.

Una historia increíble

El 30 de junio de 2016, Referí contó la historia de Santi Lagreca, un chico que deslumbró desde pequeño por sus condiciones.

Desde que el niño tenía cuatro años se inició un verdadero desfile en el entorno de la familia. Apareció mucha gente preguntando por el chico, clubes interesados en llevarlo a entrenar y empresarios desesperados por conseguir su representación.

La historia de Santiago Lagreca es atípica. El chico, que nació el 24 de febrero de 2001, concurrió a la escuela 62 Suiza y cursó parte del liceo en el 59 del Prado.

Se inició en el mundo del fútbol infantil jugando en el club Mauá con 4 años. De allí se fue a Nuevo Juventud en La Teja donde estuvo cuatro años hasta que desembarcó en uno de los clubes más laureados del baby fútbol, el Siete Estrellas.

El chico llegó al club a través de una propuesta que incluía que asistiera a entrenar y aprender en la escuela de fútbol de Álvaro Recoba, con la condición de que los fines de semana tenía que estar al firme con la camiseta del Siete.

Su paso por el club de la calle Alberto Susviela Guarch y por la escuelita del Chino duró un suspiro. Fueron seis meses. Porque en un abrir y cerrar de ojos cambió de rumbo la vida de los Lagreca...

En el año 2012 la familia viajó a España. Cuando llegaron fueron alojados en un hotel que pagaba Ruben Olivera. La primera opción de prueba para Santi fue Atlético Madrid.

El tema es que cuando el niño llegó, el club colchonero ya tenía cerrado el plantel. Pero se movieron rápidamente y consiguieron que Santi fuera fichado por Rayo Vallecano. Una temporada le alcanzó para meter 50 goles lo que generó un rápido interés de Barcelona, Atlético y Real Madrid.

Los captadores del Madrid fueron astutos. Sin dar tiempo de reacción a sus competidores, los merengues invitaron al niño uruguayo a una recorrida por las instalaciones de la institución. Santiago tenía 11 años, era hincha de Barcelona, pero aquella majestuosidad del Santiago Bernabéu, el estadio de los merengues, lo deslumbró. Se vistió de blanco.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...