16 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,60 Venta 40,00
27 de abril 2023 - 16:37hs

Mayo Clinic, el centro clasificado como el mejor hospital del mundo según Newsweek, decidió que su primera oficina en el Cono Sur se sitúe en Uruguay y así lo presentó este jueves. Pero, ¿por qué eligió este pequeño y alejado país?

Todo empezó varios meses atrás. Las autoridades de este prestador de salud estadounidense venían comprobando que, entre los más de 1,4 millones de pacientes que atendían cada año, había un creciente número de usuarios de los rincones más diversos del mundo. Y la experiencia les iba mostrando que “los pacientes buscaban que el idioma, la cosmovisión y la burocracia no les complicasen la vida” cuando estaban transitando un quebranto de salud. Más aún cuando se trataba de un diagnóstico dudoso o una enfermedad severa, como las que suele tratar esta clínica, explica José Solís Padilla, director ejecutivo para las Américas de Mayo Clinic.

Por fuera de los hospitales en tres estados de Estados Unidos y la sede en Londres, la compañía que fuera fundada por los hermanos Mayo hace un siglo y medio, cuenta con oficinas de consultas que llegaban hasta Perú. El sur más sur —léase Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay— seguían quedando “descolgados” y muchos de los usuarios interesados en tratarse en Norteamérica no contaban con la respuesta idónea.

Más noticias

Pero, ¿por qué Uruguay? “Uruguay es un país ejemplo en estabilidad política y económica, cuenta con uno de los sistemas de salud más robustos de la región, y es, por tanto, una zona en la que nos vamos a complementar muy bien”, afirma Jorge Pascual, el director ejecutivo médico de Mayo Clinic, uno de los referentes de neumología del sur de Estados Unidos.

A partir de este jueves, Mayo Clinic abre su oficina de consulta gratuita en Uruguay. Ya sea por teléfono (+598 9817 1630) como por correo electrónico ([email protected]) los pacientes del Cono Sur pueden recibir orientación sobre tratamientos en los hospitales de la clínica en Estados Unidos, datos de facturación, alojamiento, diagnóstico y todo aquello vinculado a su caso puntual.

La clínica invierte US$ 1.000 millones anuales en investigación con el objetivo de “especializarse en el tratamiento de aquellas enfermedades más complejas que están en la cúpula de la pirámide”, agrega Solís Padilla

Las últimas investigaciones, por ejemplo, revelan que cerca del 80% de los diagnósticos finales de los pacientes difieren —al menos en parte— con el diagnóstico que se les había dado en sus países de orígenes. Y eso supone en muchos casos un tratamiento a medida.

¿Medicina a medida? Cuando una persona tiene los triglicéridos altos, por lo general, el médico diseña una dieta, incentiva el ejercicio aeróbico, y, si los valores son muy elevados, se decide la administración de determinada medicación. ¿Qué fármaco? Los genéricos para estos casos. Así solía trabajar la medicina desde que es una disciplina. Pero, poco a poco, las características particulares de cada humano —con su genética—empiezan a ser la clave de los tratamientos.

“Vamos a camino a una medicina individual, en que los tratamientos se adecúan a las particularidades del paciente”, dice el neumólogo Pascual. “Puede que al principio parezca más costoso —no es lo mismo la fabricación de un medicamento masivo que la adaptación a un genotipo—, pero a largo plazo el beneficio termina superando cualquier inversión”.

Ese aprendizaje es parte del que Mayo Clinic dice querer compartir en Uruguay, al tiempo que quiere “nutrirse del buen estándar académico que caracteriza a Uruguay”. Porque, según Pascual, “más que en competencia hay que hablar de complementariedad”.

Sucede que las enfermedades no transmisibles —incluyendo los cánceres, las cardíacas y las degenerativas— tienen cada vez más prevalencia, “y las van a tener todavía más en una sociedad envejecida como la uruguaya”. 

Es probable que una de cada tres personas desarrolle un cáncer y todavía más una patología cardíaca. Por eso “la lógica de la medicina va cambiando y ahora es importante que el internista mantenga una entrevista de cerca de una hora con el paciente, en tiempo real haga interconsulta con el endocrinólogo, con el cardiólogo o el cirujano, y que se le facilite el trayecto al paciente para, a fin de cuentas, facilitar el trayecto dentro del sistema sanitario”, complementa Solís Padilla. E insiste: “Mayo Clinic es una organización sin fines de lucro, no se viene a Uruguay a hacer dinero, sino a complementar un servicio y ser una vía de consulta para viajeros, médicos, familiares de pacientes y pacientes”.

Temas:

Tratamiento contra el cáncer Prestadores privados de salud

Seguí leyendo

Te Puede Interesar