> EN VIVO

Discurso de Tabaré Vázquez en la ONU

Mundo > MANIFESTACIONES EN LA CALLE

Senado argentino debate sobre legalización del aborto en maratónica sesión

Desde este mediodía los grupos militantes de ambas posturas rodean el Congreso

Tiempo de lectura: -'

08 de agosto de 2018 a las 21:00

El Senado de Argentina continuaba en la noche de este miércoles el debate sobre la legalización del aborto en una maratónica sesión para la que se anticipa una votación reñida.

Se trata de la primera vez que en Argentina, país del papa Francisco y de fuerte influencia católica, se discute un proyecto de ley que permitiría el aborto gratuito hasta la semana 14 de gestación.

El debate está centrado en el texto que se aprobó el pasado 14 de junio en la Cámara de Diputados con 129 votos a favor, 125 en contra y una abstención, en una sesión maratónica de casi 24 horas en la que las posiciones fueron individuales y no siguieron línea partidista.

Los senadores que rechazan despenalizar el aborto en Argentina superan en número a los que lo defienden, según un recuento difundido este miércoles por la Cámara Alta basado en declaraciones públicas de los legisladores, que se aprestan a votar oficialmente si apoyan o no el proyecto.

De acuerdo con lo que anticiparon hasta la tarde del miércoles los senadores a la prensa o por redes sociales, el recuento del Senado difundido en su canal de YouTube adelanta que 38 de los 72 legisladores de la Cámara Alta se disponen -salvo cambios de última hora- a votar en contra de dejar de penar el aborto, frente a los 31 que dicen estar a favor.

La extensa sesión en el Senado, que comenzó poco después de las 10.30 horas de Buenos Aires se prolonga durante varias horas por la cantidad de oradores anotados -61- y se prevé que la votación oficial del proyecto, que llega precedida de su aprobación en la Cámara de Diputados de pasado junio, sea en horas de la noche.

El pleno se celebra tras varios meses de fuerte actividad social y política entre los que apoyan aprobar el aborto y los que lo rechazan.

Entre los senadores presentes se encuentran los expresidentes Carlos Menem (1989-1999) y Cristina Fernández (2007-2015), ambos peronistas pero con opiniones contrarias: el está en contra y ella a favor.

Todo para que se apruebe

"Estamos haciendo todo para que la iniciativa se apruebe. Tenemos confianza en el movimiento de la calle. Creemos que muchos senadores se definirán en el momento de la votación", dijo a la AFP Julia Martino, del grupo que promueve la legalización.

Identificadas con un pañuelo verde, las activistas a favor de la legalización del aborto se han movilizado masivamente desde hace meses.


Para el miércoles, convocaron una vigilia en los alrededores del Congreso que comenzó al mediodía y se extenderá hasta que termine la sesión, posiblemente en la madrugada.

Manifestaciones similares se realizarán en diversas capitales del mundo, cerca de las sedes diplomáticas argentinas.


"Hay cosas que se definen a último momento, como pasó en la cámara de Diputados", señaló esperanzada Martino, al referirse a la tensa sesión parlamentaria en la que se otorgó la media sanción al proyecto de ley.

La senadora Norma Durango, del Partido Justicialista (peronista), declaró que trabajará "hasta el último minuto para que (el proyecto) sea ley" y sostuvo que "los que no voten la ley se harán responsables de que sigan existiendo las muertes".

Casi medio millón

Diversas ONG calculan que cada año se realizan casi unos 500.000 abortos clandestinos en Argentina y que un centenar de mujeres mueren por esas prácticas.

Si se aprueba, Argentina se convertirá en el tercer país de América Latina que permite la interrupción voluntaria del embarazo, después de Cuba y Uruguay.

El aborto también es legal en Ciudad de México y se permite en la mayor parte de los países latinoamericanos en caso de riesgo para la vida de la mujer, cuando es producto de una violación o cuando hay inviabilidad de la vida extrauterina. Pero está totalmente prohibido en El Salvador, Honduras y Nicaragua.

Si el proyecto es rechazado, no podrá presentarse nuevamente hasta dentro de un año.

"Las dos vidas"

Bajo la consigna "salvemos las dos vidas", los contrarios a la ley también preparan movilizaciones con respaldo de la Iglesia Católica y otras congregaciones religiosas.

Sacerdotes, monjas, pero también rabinos e imanes han convocado y acompañado manifestaciones en contra de la ley.



Sobre este tema, la Conferencia Episcopal incluso nombró a un delegado para el diálogo con el Congreso, el obispo de La Plata, Alberto Bochatey.

En la campaña a favor del aborto las críticas a la influencia de la iglesia se multiplican.
"Una de las exigencias es la de un Estado efectivamente laico, la separación del Estado de toda influencia religiosa porque solo un Estado laico puede garantizar derechos", afirmó la activista Elsa Schvartzman.

La Iglesia y las actrices como protagonistas

La ley del aborto tiene fuertes manifestaciones a favor y en contra. Por un lado, la Iglesia Católica argentina llamó este martes a los senadores a votar negativamente. "El proyecto de ley que abona la interrupción voluntaria del embarazo, de aprobarse, pone a los indefensos y vulnerables seres humanos que se están gestando en un camino sin salida. Solo les corresponderá el deber de aceptar morir sin más. Porque sabemos que detrás de la incomprensible palabra interrupción, no hay nada más. Y los cristianos como ciudadanos elevamos la voz de los que no pueden hablar. En defensa de las dos vidas: la de la mamá y la del bebé", señaló el arzobispo de Buenos Aires, MarioPoli.

Por la otra parte, un colectivo de cientos de actrices argentinas llaman a la población a llenar las plazas en reclamo del aborto legal. En una carta difundida antes de la primera votación dejaron clara su postura. "No estamos a favor del aborto. Estamos a favor de la despenalización. Y por eso mismo, estamos a favor de la vida. De todas las vidas: también la de aquellas mujeres que arriesgan sus cuerpos en manos de un negocio siniestro y clandestino (...) Estamos convencidas de que el aborto legal –acompañado de políticas públicas de educación, prevención y contención para evitarlo– nos convertirá en una sociedad más justa, más moderna y definitivamente menos hipócrita", señala una de las cartas que difundieron antes de la primera votación, que fue firmada por Dolores Fonzi, Nancy Dupláa, Cecilia Roth, Mercedes Morán, entre otras, y a la que luego se sumaron actores como Fito Páez, Ricardo Darín y Adrián Suar.

Comentarios