Mundo > CRIMEN

Femicidio en Ecuador genera xenofobia y endurece control para venezolanos

Golpes, persecuciones y allanamientos a viviendas de inmigrantes venezolanos se sucedieron desde el sábado a la noche en Ibarra, al norte de Ecuador

Tiempo de lectura: -'

21 de enero de 2019 a las 11:49

La ciudad de Ibarra, en el norte de Ecuador, no tuvo tregua este fin de semana. Golpes, persecuciones y allanamientos a viviendas de inmigrantes venezolanos se sucedieron desde el sábado a la noche, cuando un femicidio ocurrió en la vía pública, ante transeúntes horrorizados.

La ecuatoriana Diana Carolina Ramírez Reyes tenía 22 años y estaba embarazada. Según los medios locales, el padre del bebé era Yordy Rafael L. G., un venezolano con quien la joven mantenía una relación pero del que estaba distanciado.

La policía local recibió varias llamadas en la noche del sábado denunciando que el hombre la había tomado de rehén en la calle, reteniéndola con un cuchillo contra el cuello y amenazándola de muerte. "Ante este escenario los uniformados comenzaron a tomar el procedimiento aplicable a la circunstancia. Sin embargo, de forma súbita y hostil el referido ciudadano desencadenó una agresión a la víctima", informó un comunicado de las autoridades ecuatorianas. 

El hombre acuchilló a la mujer embarazada ante decenas de testigos, incluidos policías.

Ramírez Reyes murió en el centro médico al que la trasladaron: las heridas de arma blanca en el tórax fueron letales, informó BBC. Rafael fue trasladado junto con las evidencias del crimen hasta un dependencia policial cercana y está a disposición de la Justicia competente. 

Este episodio de violencia de género no solo avivó el rechazo y la xenofobia de los habitantes de Ibarra con la comunidad venezolana. También las autoridades nacionales endurecieron las medidas migratorias desde el país vecino a raíz del femicidio. 

"He dispuesto la conformación inmediata de brigadas para controlar la situación legal de los inmigrantes venezolanos en las calles, en los lugares de trabajo y en la frontera", expresó el presidente Lenín Moreno por Twitter luego del atroz asesinato de Ramírez Reyes. 

El mandatario aseguró también que su gobierno analiza "la posibilidad de crear un permiso especial de ingreso al país" para los venezolanos, que hasta ahora pueden entrar a Ecuador con tan solo presentar su cédula.

Moreno no ofreció detalles sobre el tipo de brigadas que serán creadas.

La ministra de Interior, María Paula Romo, indicó al respecto que la cancillería y otros ministerios trabajan "para poder tener un permiso especial, que permita cumplir con los derechos relacionados a la libre movilidad", pero que al mismo tiempo les permita "garantizar de la mejor manera los derechos de los ciudadanos ecuatorianos".

Rechazo ciudadano

El hecho en Ibarra desencadenó gestos de xenofobia y el rechazo de la ciudadanía, que llegó a agredir con pedradas a migrantes venezolanos, quienes empezaron a abandonar esa localidad andina.

"La gente nos grita obscenidades. Por el problema de anoche ya no nos quieren ver, nos lanzaron piedras. Por uno pagamos todos", dijo el venezolano Juan Pablo Rúa al diario ecuatoriano El Universo. Cargando algunas pertenencias, Rúa y otros diez compatriotas que permanecían en Ibarra decidieron tomar a pie la ruta Panamericana Norte, que conduce hacia la frontera con Colombia.

Ciudadanos desalojaron a los extranjeros de parques donde dormían y los persiguieron hasta el norte de la ciudad para exigirles que la abandonaran, según El Universo.

Algunos fueron más extremos incluso y quemaron las pertenencias de residentes venezolanos en Ibarra en represalia al homicidio cometido por uno de sus compatriotas, informó el medio ecuatoriano Última Hora. En videos difundidos en redes sociales se puede ver el momento en que la ropa y las camas de los inmigrantes fueron sacadas a la calle e incendiadas en la calle. 

"Ecuador es y será un país de paz. No permitiré que ningún antisocial nos la arrebate. La integridad de nuestras madres, hijas y compañeras es mi prioridad", manifestó el presidente, quien dijo que las puertas de su país fueron abiertas a los venezolanos, pero que no permitirá que se sacrifique la seguridad de nadie. 

Ecuador estima que en su territorio permanecen unos 300.000 venezolanos que han huido de la crisis política y económica en su nación. Entre 2014 y 2018 ingresaron al país más de 1,2 millones de venezolanos, de acuerdo con la cancillería, que ha otorgado unas 97.000 visas a peticionarios de esa nacionalidad.

La inacción de los oficiales

El gobernante cuestionó que los policías no evitaran el asesinato de la mujer. "Es deber de la Policía actuar duramente contra la delincuencia y el crimen, y tienen mi respaldo. Aplicaremos todo el peso de la ley a quienes no hicieron nada ante la violencia, la injusticia y el ejercicio criminal del poder", señaló.

La ministra Romo dijo en principio que la muerte de la ecuatoriana "debió ser evitada con el uso de la fuerza por parte de la Policía", por lo que se destituyó a varios oficiales. Además se enviaron fuerzas especiales de la Policía para trabajar en la zona, donde las manifestaciones en rechazo a la comunidad venezolana siguen ocurriendo. 

Fuente: AFP

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...