Cargando...

Espectáculos y Cultura > Gorillaz en Montevideo

Una noche en el planeta de los simios

La banda británica se presentó por primera vez en Montevideo y dejó un show épico y festivo. Vea la galería

Tiempo de lectura: -'

14 de diciembre de 2017 a las 09:07

#setlist #gorillaz #primavera0

Gorillaz manipuló al público uruguayo a gusto. Durante dos horas, la banda británica lo hizo bailar, saltar, cantar y pasarla bien. No hay otra forma de decirlo: el público la paso bien. Se fue con una sonrisa en la cara, e incluso durante el show dominó la camaradería y la amabilidad.

En otros espectáculos el público puede ser más agresivo o estar más preocupado por estar cerca del escenario. Anoche, en el Velódromo, se dejaba pasar al que lo pedía, grupos de extraños se ponían a bailar juntos o que ayudaban a los varios desmayados que hubo a lo largo de la noche.

Antes de la aparición de Gorillaz, la banda local Atlas y la argentina Juana Molina dejaron al público a punto con dos shows ajustados y entretenidos que incluso se podrían haber extendido más de la media hora de la que dispusieron. Pero los horarios puntuales de los británicos hicieron que ambas presentaciones concluyeran igual: los artistas pidieron disculpas por no poder seguir, y se retiraron casi corriendo ante los aplausos y lamentos del público.

Pero finalmente fue el turno de la banda liderada por Damon Albarn, que subió al escenario al mismo tiempo que la lluvia caía sobre Montevideo, que fue apenas un condimento más para que el espectáculo fuera aún más épico. El sample de la película El día de los muertos "Hello! Is anyone there?" (Hola, ¿hay alguien ahí?) de la canción M1A1 fue el inicio de dos horas de fiesta.


Porque Gorillaz creó una fiesta sobre el piso del repleto Velódromo. Un público mayoritariamente joven, con adolescentes que lucían sus remeras de la banda, pero también padres que fueron con sus hijos y algunos veteranos, empezó a moverse de entrada y no paró en ningún momento.

Con el imprescindible apoyo visual de los clips y los dibujos de Jamie Hewlett con los "integrantes" de la banda que se inició como un proyecto virtual, el grupo hizo que el público disfrutara, pero se vio que ellos también la pasaron bien. Las risas, los agradecimientos, los gestos de gratitud y la infaltable presencia de la bandera uruguaya (con un Gorillaz en rojo pintado encima) fueron algunos de los intercambios.

Embed

Una publicación compartida por Gaucho (@gauchouruguay) el


Además, Albarn (que al igual que algunos de sus compañeros, ostenta la "z" de Gorillaz tatuada en rojo en su brazo derecho) bailó, bajó a cantar entre el público y acabó arrodillado ante la audiencia, que incluía a grupos de extranjeros.

La extensa presentación, de 26 canciones, fue casi perfecta a nivel de las canciones interpretadas. No faltaron los hits como 19-2000, El mañana, Feel Good Inc. y Clint Eastwood, esos que se veían en MTV y que por primera vez se pudieron escuchar en vivo, sumados a las novedades del disco Humanz, el motivador de esta gira, que agregaron un toque discotequero al rock y hip hop de las obras anteriores.

Y además de Albarn y el sobresaliente grupo de músicos que lo acompañan, los invitados merecen un destaque a la par. Gorillaz siempre recurrió a cantantes y músicos externos, y algunos de ellos acompañaron al grupo en Montevideo: Peven Everett le dio actitud y demostró su talento vocal en Strobelite y Stylo; Jamie Principle y Zebra Katz brillaron con su performance en Sex Murder Party, Jehnny Beth (la única que saludó en español, y agradeció por "ser valientes con la lluvia") hizo saltar en We got the power; el mítico grupo de raperos De La Soul arengó y sacudió a todos con sus rimas en Feel Good y Superfast Jellyfish, y la corista Michelle Ndegwa tuvo su momento en Out of body y Kids with guns, erizando al público con su voz.

Los ausentes aparecían a través de la pantalla, en un playback que es el único punto que se le puede achacar (con reparos, porque funciona bien y es lógico que no venga la totalidad del batallón de colaboradores) a un show que en ningún momento perdió intensidad y que generó alegría, además de una incalculable cantidad de posteos en Instagram.
Embed

Montevideo #HUMANZWORLDTOUR

Una publicación compartida por Gorillaz (@gorillaz) el


El final, un doblete con Don't get lost in heaven y Demon Days fue el colofón a uno de los espectáculos más memorables y energéticos de los que han visitado Uruguay, además de un punto altísimo en el 2017 musical del país.

Más allá de algunos detalles a nivel de organización, vinculados al retiro de entradas para los que las habían comprado por internet; Gorillaz deslumbró, movió al público a gusto y derrotó al clima, que fue apenas una anécdota.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...