Agro > CAMPO & NEGOCIOS

Vientres Supremos promediaron US$ 5.985

El máximo por la genética de Frigorífico Modelo y La Rubeta llegó a US$ 27.600 por una vaquillona de la raza Angus

Tiempo de lectura: -'

16 de junio de 2018 a las 14:36

Un espectacular precio promedio de US$ 5.985, en una oferta que involucró a 41 lotes, se logró en el remate Vientres Supremos, con la prestigiosa genética de las cabañas uruguaya Frigorífico Modelo SA y argentina La Rubeta, realizado a cargo las firmas rematadoras Valdez y Cía y Ruben F. Cánepa.

La actividad, con un excelente marco de público, se desarrolló en la noche de este viernes 15 de junio, en el Galpón N° 2 de la Rural del Prado, con los martillos en manos de Alejandro "Nano" Nuñez y Francisco Cánepa.

En esta instancia comercial, con la financiación del Santander, que se realizó por tercera vez anual y fue presentada en 2018 con el eslogan "Cuando la calidad hace la diferencia", se dispersaron hembras Aberdeen Angus y Polled Hereford.

Entre varios valores sobresalientes, resaltó los US$ 27.600 abonados por una vaquillona Angus.

Según se apreció, intervinieron en las compras ganaderos locales, de firmas de prestigio, pero también procedentes del exterior, pues hubo compradores argentinos y brasileños.

Luis Fernández, titular de la cabaña Frigorífico Modelo, al inicio de las ventas agradeció el respaldo de los amigos presentes, a los escritorios, a todo su equipo de trabajo y a la familia, precisando que esta venta sucede en un año complicado, primero por los perjuicios que generó la sequía, seguido eso por el exceso de lluvias, todo lo cual dificultó el alistamiento de los animales, pese a lo cual lucieron en gran forma según destacaron quienes los analizaron previo a las ventas.

Además, Fernández recordó que el año pasado la cabaña decidió no concurrir a la Expo Prado porque uno de sus hijos, Rodrigo Fernández, tuvo la enorme responsabilidad de ser el jurado de la raza en el ruedo de la Rural del Prado, en la muestra de la Asociación Rural del Uruguay, donde desarrolló una elogiada labor que aún varios meses después emocionó a su padre cuando con orgullo recordó aquel momento, dando lugar a un extendido aplauso del público que colmó el área del galón destinada al remate, aplauso dirigido a la vez a Luis por su emoción y a Rodrigo por aquella labor.

Fue, entonces, una noche disfrutable para todos, para los anfitriones, para los escritorios que desarrollaron una muy buena gestión, para los inversores (los que estaban en el local y los que participaron a distancia siguiendo las ventas por Internet y Campo TV) que se adueñaron de ejemplares de vanguardia y para todos quienes estuvieron presentes en un ámbito de trabajo y camaradería.

Embed

Embed

Ampliaremos en El Observador Agropecuario del viernes 22 de junio.

Por más detalles: www.valdez.com.uy / www.rubenfcanepa.com

Comentarios