16 de mayo 2024
24 de abril 2024 - 23:03hs

Javier Milei pronunció un extenso y enérgico discurso en el cierre de la cena de la Fundación Libertad, frente a un auditorio repleto de funcionarios, ex funcionarios, economistas, empresarios y diversas figuras de la política, la cultura y el espectáculo. Presentado por Gerardo Bongiovanni, presidente de la institución organizadora, Milei realizó una ferviente defensa de su programa económico y lanzó duras críticas hacia la oposición y los consultores económicos.

El presidente tomó la palabra tras las intervenciones del presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, del ex mandatario Mauricio Macri y de José María Aznar, ex presidente de España. En un principio, su discurso se centró en teoría económica e inflación, pero luego derivó hacia una dura crítica a la oposición y a la herencia recibida. Milei advirtió al Congreso: "Tiren la ley de Bases, hagan lo que quieran". Lo hizo al enorgullecerse de su gestión, resaltando los logros alcanzados: "Logramos déficit cero en el primer mes", dijo, burlándose de los economistas que afirman que hay atraso cambiario y que no tiene un plan de estabilización.

Más noticias
El presidente Milei en la cena de la Fundación Libertad

 

En su discurso, atacó al expresidente Alberto Fernández y al gobernador Axel Kicillof: "El gobierno delincuente que nos precedió emitió 28 puntos del PBI, manga de chorros. De esos 28, en el último año emitieron 13 puntos. Nos dejaron implícita una multiplicación de precios por 5 veces. Y un Banco Central quebrado. Nos dejaron sobrantes monetarios. Nos íbamos a encontrar con una inflación en torno al 15.000%. Ese chico, el soviético que está en la provincia, decía que era una exageración".

“Dada la discusión tan presente sobre la inflación y el tipo de cambios en la Argentina, y dado que estoy ante un público calificado, la intención de esta charla es contarles cómo es nuestra visión de cómo atacar y exterminar el problema de la inflación que tiene una fecha de inicio clara que es cuando se creó el Banco Central”, comenzó el mandatario.

“Los que dicen que había atraso cambiario, son los mismos que pedían el dólar a 600″, dijo, en tono enfático Milei. Parafraseó a algunos de ellos, sin nombrarlos, pero en modo de burla. “Decían es imposible el déficit cero”, advirtió. Asimismo consideró que dadas las medidas adoptadas por su equipo económico, la economía “va a subir como pedo de buzo”.

El discurso de Mauricio Macri

 

A raíz de ello, se refirió a sus funcionarios como los mejores, y realizó una analogía con Lionel Messi. “Los goles los hace Messi y hay que empezar a hacer goles. Siento que hay varios Messi en el equipo, Toto [Caputo] es Messi, Patricia es Messi, Guillermo es Messi, Diana es Messi, cada uno es un Messi en su puesto. Estoy muy feliz con el excelente equipo que formamos. Hay que meterse, si no, nos van a gobernar los orcos”.

Acto seguido, volvió a lanzar dardos calientes contra la oposición del kirchnerismo: “Algo que recomiendo y que los orcos lo entienden perfecto, es reconocer que el poder es un juego de suma cero, si lo tenemos nosotros no lo tienen ellos. Pueden tener los bolsos de López y lo van a seguir negando. Los van a encontrar afanando y lo van a negar”.

“Desde que asumimos en diciembre la base monetaria está constante, pese a que compramos reservas, pagamos pasivos remunerados y hubo contracción por superávit fiscal, por eso está bajando la inflación”, estimó sobre los resultados de su política económica que expuso también el lunes en su cadena nacional.

El plan de estabilización

En ese sentido, fustigó a las voces críticas: “Algunos economistas profesionales, quizás por ignorancia o resentimiento, dicen que no hay plan de estabilización, pero entonces cómo es que baja la inflación”. “No es casualidad que tengamos 100 años de decadencia si tenemos la cabeza quemada de socialismo en la sangre”, chicaneó.

Sostuvo que existen tres elementos centrales en su proyecto: una política fiscal, una monetaria y una cambiaria. Sobre la primera replicó: “Decían que era imposible conseguirlo en 2024, y hablábamos con Toto y decíamos que lo conseguimos en marzo. Alcanzamos el equilibrio financiero. En lugar de reconocer que le pifiaron dijeron que era poquita motosierra y mucha licuadora. Pregunten qué pasó con la obra pública. Qué pasó con las transferencias discrecionales. Qué pasó con los intermediarios, y los empleados públicos. La motosierra es un poquito más grande. Es la mayor parte del ajuste”.

Luis Lacalle Pou, Mauricio Macri y Karina Milei

Por otro lado, habló sobre la brecha cambiaria entre el dólar oficial y el blue: “Nos encontramos con una brecha del 200%. Ahora dicen que hay un problema de atraso, pero son los mismos que decían que había que poner el dólar a 600. Nosotros lo pusimos en el equivalente a 1000... podrían ser más coherentes para no ser intelectualmente deshonestos”.

Vaticinó que la inflación acumulada para fin de año cumplirá con las exigencias del Fondo Monetario Internacional y cerrará por debajo del 150%. “El Fondo espera que la Argentina cierre en 150%, para eso de acá a fin de año el promedio tiene que ser del 5 y medio y hasta fin de año la tasa de inflación va a estar bastante por debajo de eso. Lo estamos logrando. Estamos terminando con la inflación. El Fondo suele ser muy agresivo en las proyecciones, pero esta vez se quedó corto con el ajuste y con la inflación. Siempre que parecían ser el cuco de las cosas que proponían nosotros lo estamos haciendo mucho más rápido”.

La intervención de Luis Lacalle Pou

Lacalle Pou también se mostró optimista respecto a tener el apoyo argentino para que el Mercosur deje de ser un "corset".

El mandatario empezó su discurso haciendo referencia a la libertad, una idea central que comparte con Milei, si bien ambos tienen diferencias en cómo la entienden. De todas formas, fue a partir de esa simpatía ideológica que el presidente uruguayo celebró lo que le generó a su país "el cambio de gobierno en Argentina".

Recordó que "asume este gobierno y a los tres meses", la Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP) aprobó la solicitud de profundizar a 14 metros el acceso al puerto de Montevideo, una aspiración de las autoridades uruguayas que llevaba más de una década.

Después de ver lo que "en tan poco tiempo puede hacerse", Lacalle Pou dijo que empieza "a soñar" con ir al Mercosur y lograr que deje de ser "ese corset en un zona totalmente proteccionista".

El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, junto a Gerardo Bongiovanni, de la Fundación Libertad

 

"Uruguay quiere jugar en cancha grande", afirmó y dijo que espera que el gobierno argentino "insista" con avanzar en bloque o con permitirle a sus países más libertad.

"Seguir inmóviles en un mundo que avanza tan rápido es un atraso para nuestra región", aseguró Lacalle Pou en el evento del think tank con sede en Rosario

Como en otras instancias similares, el presidente habló sobre la importancia de que los partidos políticos y las instituciones sean fuertes, como sucede en Uruguay. También habló sobre cómo entiende la libertad, con cierto matiz social.

"No todos podemos disfrutar de la libertad”, sostuvo Lacalle Pou. Dijo que es "difícil gozar de la libertad individual si se vive en un racho", "si no se tiene acceso a salud", si los hijos de la persona "no estudia" y "no tienen una luz el final del camino" hacia la que esforzarse.

El ex presidente de España, José María Aznar

 

Para el mandatario tiene que haber "un estado fuerte para que el individuo pueda gozar del ejercicio de la libertad"

También, dijo que hay otro elemento "poderosísimo" en la "Receta Uruguay": la cohesión social. "Sin cohesión social no hay posibilidad de gozar la libertad individual. Porque si el todo no está bien es imposible ser libre".

A la cena de la Fundación Libertad fue también Milei, su ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, el exmandatario Mauricio Macri, el expresidente español José María Aznar y el ex ministro de Economía de Brasil Paulo Guedes.

 

Temas:

Javier Milei Luis Lacalle Pou

Seguí leyendo

Más noticias

Te puede interesar