12 de mayo 2024 - 8:02hs

Pere Aragonès enfrentará este domingo un doble desafío: intentar revalidar su cargo como presidente de la Generalitat de Cataluña y al igual que en las elecciones de 2021 cosechar más votos que Junts, que apostó a la candidatura de Carles Puigdemont.

Ambos objetivos parecen difíciles de sortear de acuerdo a los últimos sondeos de opinión que colocan al candidato de ERC en el tercer puesto detrás del PSC de Salvador Illa y de Junts.

El presidente de la Generalitat, nacido en Pineda de Mar el 16 de noviembre de 1982, llamó el viernes en el acto del cierre de campaña celebrado en el Moll de la Costa de Tarragona, a "llenar las urnas de votos republicanos, por la independencia y la justicia social" y "contra la monarquía y la corrupción y a favor de la Cataluña entera".

Para captar el voto más de izquierdas, Aragonès ha avisado que en caso de que el próximo presidente catalán sea el socialista Salvador Illa "el primer invitado" al Palau de la Generalitat sería el rey Felipe VI.

"No debemos permitir que el rey borbón se pasee por el Palau de la Generalitat", ha indicado antes de señalar que el PSC responderá solamente a los intereses de la Moncloa y no de los catalanes. "No debemos permitir que el rey borbón se pasee por el Palau de la Generalitat", ha indicado antes de señalar que el PSC responderá solamente a los intereses de la Moncloa y no de los catalanes.

También ha contrapuesto la trayectoria de ERC a la de Junts, a quienes ha definido como "los de los recortes". "En 93 años no hemos tenido ningún caso de corrupción ni la necesidad de cambiar de nombre por vergüenza", ha apuntado.

La trayectoria de Pere Aragonès

El presidente de la Generalitat es licenciado en Derecho por la Universidad Abierta de Cataluña y máster en Historia Económica por la Universidad de Barcelona. Estudió políticas públicas para el desarrollo económico en la Escuela Harvard Kennedy de la Universidad de Harvard.

Discípulo de Oriol Junqueras, Aragonès comenzó a militar en ERC en 1998 cuando ya se proclamaba partidario de la separación de Cataluña de España, en momentos en que esa posición era muy minoritaria.

Inició su militancia en las juventudes de la formación republicana, que llegó a liderar entre 2004 y 2007, y años después se convertiría en uno de los hombres de confianza de Junqueras, quien primero lideró el ERC y luego sería vicepresidente de la Generalitat entre 2016 y 2017. Junqueras asumió la cartera de Economía y Aragonès fue su número dos.

aragones con discos.jpg
El presidente de la Generalitat y candidato a la reelección, Pere Aragonès, junto al DJ que ameniza el evento durante el acto de final de campaña de ERC en Tarragona.

El presidente de la Generalitat y candidato a la reelección, Pere Aragonès, junto al DJ que ameniza el evento durante el acto de final de campaña de ERC en Tarragona.

Cuando su jefe ingresó en prisión acusado de rebelión, malversación y sedición, lo relevó en el Departament de Economía y en la Vicepresidencia de un nuevo Ejecutivo, el liderado por Quim Torra.

Entre 2017 y 2018, fue el interlocutor principal del Ministerio de Hacienda durante los meses en los que la autonomía catalana estuvo intervenida tras la declaración de independencia, y desde allí trató de evitar que el control por parte del Estado de los gastos de la Generalitat llevara a bloquear las partidas básicas.

Como vicepresidente, Aragonès vivió el estallido de la guerra entre ERC y Junts por el liderazgo del bloque independentista en Cataluña. Fue sometido a intensas críticas del ala más frentista del secesionismo cuando, en 2020, decidió asumir el cargo de president tras la inhabilitación de Quim Torra tras ser condenado por desobediencia.

Pero en 2021, sería elegido presidente de la Generalitat con todos los poderes tras un pacto ERC-Junts-CUP.

Presidente en minoría

El dirigente se convirtió en el primer presidente de la Generalitat militante de ERC desde la Segunda República, con la excepción de Josep Tarradellas, que presidió Cataluña entre 1977, cuando se restauró la autonomía, y 1980, el año en el que se celebraron las primeras elecciones democráticas desde la Guerra Civil.

Inicialmente, ese Govern fue de coalición con Junts, pero en octubre de 2022, tras año y medio de fuertes tensiones, los consellers de la formación de Puigdemont salieron del Ejecutivo y ERC se quedó gobernando en minoría.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/perearagones/status/1789020909757518079&partner=&hide_thread=false

El último año y medio de mandato de Aragonès ha sido de equilibrios para encontrar mayorías para legislar, como cuando sacó los Presupuestos de la Generalitat de 2023 con apoyo de PSC y Catalunya en Comú, en un ensayo de un tripartito de izquierdas que ERC rechaza desde hace años por considerarse incompatible con los socialistas.

Pero es muy probable que ese dilema se le vuelva a presentar a Aragonès tras los comicios del domingo, puesto que ERC es la única formación que podría participar de un Govern independentista y también de uno de corte progresista.

No obstante, el presidente aseguró el viernes que hablará con quien "esté de acuerdo en pactar las bases de un referéndum sobre el futuro del país, con quien esté de acuerdo en acabar con el déficit fiscal a través de una financiación singular y con quien esté de acuerdo en reforzar el estado del bienestar y la lengua catalana". No obstante, el presidente aseguró el viernes que hablará con quien "esté de acuerdo en pactar las bases de un referéndum sobre el futuro del país, con quien esté de acuerdo en acabar con el déficit fiscal a través de una financiación singular y con quien esté de acuerdo en reforzar el estado del bienestar y la lengua catalana".

Temas:

Pere Aragonès Carles Puigdemont erc Salvador Illa Rey Felipe VI

Las más leídas

Más noticias

Más noticias de Argentina

Más noticias

Más noticias de Uruguay

Más noticias de Argentina

Más noticias de Estados Unidos