16 de mayo 2024
12 de abril 2024 - 6:59hs

La Comisión Europea espera que en los próximos años se pasará de la escasez a la abundancia de gas en el mundo, lo que previsiblemente abaratará los precios de ese hidrocarburo, que conoció una carestía desorbitada y generó una crisis energética en 2021 y 2022.

"Estamos pasando de un mundo con escasez de gas a lo opuesto, un mundo donde pronto podríamos ver abundancia. Esto podría hacer que los precios del gas sean significativamente más bajos", señaló la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en una carta enviada al director ejecutivo de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), Fatih Birol.

El precio del megavatio/hora (MWh) en las compras vinculadas al índice de futuros TTF de Ámsterdam, que llegó a rozar los 350 euros en agosto de 2022, desde inicios de 2024 se ha mantenido "consistentemente por debajo de los 30 euros, si bien es el doble que los cerca de 15 euros que marcaba ese indicador antes de la pandemia de covid-19.

La misiva de Von der Leyen a la AIE se conoce en un momento en el que la UE debate cómo relanzar la competitividad industrial del bloque comunitario, donde los distintos sectores industriales se quejan de los altos precios que la UE paga por la energía en relación con Estados Unidos o China, que suponen una desventaja estructural para muchas áreas de actividad.

Von der Leyen subrayó que Europa "está reduciendo su consumo en consonancia con nuestros objetivos climáticos" pero subrayó que eso no significa que deba dejar de pensar en los mercados.

Apuntó que la "gran ola" de terminales de gas natural licuado que se están construyendo en la Unión Europea entrarán en funcionamiento en la segunda mitad de la década y permitirá incorporar mucho más GNL a las redes europeas, principalmente desde Estados Unidos y Catar.

"Estos proyectos aumentarán el suministro global de GNL en un 50 %", señaló Von der Leyen.

La presidenta del Ejecutivo comunitario celebró que, por segundo año consecutivo desde la invasión de Rusia sobre Ucrania y la distorsión que generó en los mercados del gas, Europa ha superado el invierno "sin escasez de energía, apagones, hogares fríos o cortes de suministro".

"Todo lo contrario, Europa terminó el invierno con un hito notable para su sector energético: los almacenes de gas de la UE estaban casi al 60 % de su capacidad, una cantidad récord (...). Europa finalmente ha aflojado el control que Rusia tenía sobre su sector energético. Europa ha retomado su destino energético en sus propias manos", destacó. EFE
 

Temas:

´gas Europa

Más noticias

Más noticias