26 de abril 2024 - 15:24hs

La Comisión Europea ha considerado que la compra de Air Europa por parte de Iberia puede suponer un riesgo para la competencia con los archipiélagos, Sudamérica y otros países de Europa.

Asimismo, la Comisión ha expresado su preocupación ante la posibilidad de que los clientes puedan enfrentar precios más altos o una menor calidad de los servicios después de la transacción.

"El objetivo de la Comisión es garantizar que la transacción no dé lugar a efectos adversos para los clientes en términos de aumento de precios o disminución calidad de los servicios. A la Comisión le preocupa que, a falta de soluciones adecuadas y la eliminación de Air Europa como aerolínea independiente puede tener efectos negativos sobre la competencia en estos ya mercados concentrados", ha manifestado.

Más noticias

Así se recoge en el 'Statement of Objections' (SO) sobre la operación de compra de Air Europa, publicado en la tarde del viernes, en el que la Comisión ha explicado que la posible compra "supone efectos adversos para la competencia principalmente por la reducción del número de aerolíneas que operarían en ellas".

En concreto, explica que esta compra reduciría la competencia en un determinado número de rutas nacionales españolas, en particular en las rutas donde los trenes de alta velocidad no ofrecen una alternativa, y en las rutas entre península España y Baleares y Canarias.

Para algunas de estas rutas no habrá competencia directa después de la transacción. En otras rutas, la competencia parece limitada, según la Comisión, y proviene principalmente de empresas regionales, compañías españolas u otras de bajo coste como Ryanair.

La competencia también sería limitada en las rutas de corto radio que conectan España con países de Europa y Oriente Medio. Nuevamente, la competencia en estos viajes proviene principalmente de compañías aéreas de bajo coste, como Ryanair, que en muchos casos operar desde aeropuertos más remotos o desde la aerolínea establecida del país de destino.

En el caso de América, se podría dar incluso el caso de que no hubiera competencia directa después de la transacción. Además, la Comisión ha apuntado que ambas partes tienen cuotas de mercado relativamente altas en las rutas entre España y América del Norte y del Sur.

RESPUESTA ESPERADA

Iberia ha manifestado que esperaba que la Comisión Europea manifestase su preocupación sobre los efectos adversos para la competencia en varias rutas, tanto domésticas y europeas como rutas a América, principalmente por la reducción del número de aerolíneas que operarían en ellas.

El proceso entra ahora en los meses decisivos durante los que la Comisión evaluará las soluciones (remedies) que está planteando la compañía. "Nuestra propuesta es muy sólida y creemos que logrará responder a todas las preocupaciones de la Comisión", ha defendido Iberia.

Como ya avanzó el presidente ejecutivo de Iberia, Marco Sansavini, supone la cesión a otros competidores del 40% de los vuelos que operó Air Europa en 2023 con el compromiso de que ninguna ruta quede operada exclusivamente por Iberia y Air Europa.

Así, Iberia ha explicado que continúa trabajando con la Comisión para acercar posturas y acordar una solución definitiva que permita llevar a cabo esta operación "fundamental para el impulso de la conectividad y de la economía de España con todas las garantías para los consumidores

Europa Press

Temas:

España Iberia air europa

Seguí leyendo

Las más leídas

Más noticias

Te puede interesar

Más noticias de Uruguay

Más noticias de Argentina

Más noticias de Estados Unidos