17 de mayo 2024
15 de abril 2024 - 10:51hs

Por Hernán Dobry para El Observador España

Hay una comarca manchega que une a diez pueblos para conformar la Ruta de la Pasión durante la Semana Santa, además de contar con castillos, iglesias y paisajes únicos para visitar.

La comarca manchega de Campo de Calatrava es un sitio especial en España ya que combina las más profundas tradiciones religiosas cristianas con una variedad de monumentos históricos, reservas naturales y una deliciosa variedad culinaria. 

Más noticias

Uno de sus principales atractivos culturales es la Ruta de la Pasión, conformada por diez pueblos que comparten la misma manera de representar los eventos de la Semana Santa, cuyo origen se remonta al siglo XVI.

Esta es una característica única en el país ya que todas estas localidades realizan la misma secuencia historiada de los últimos días de la vida de Jesús y cuentan con la presencia central de un grupo de soldados, conocidos como los “armaos”. 

Eso les permitió conformar un recorrido religioso común, luego de cerca de veinte años de trabajos en conjunto. Por esa razón, fue declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional por el gobierno de España en 2016 y, ahora, busca obtener esta misma distinción, pero de carácter internacional.

La fe con la que viven los pobladores estas celebracionesse percibe en cada una de las procesiones que se llevan a cabo en Almagro, Calzada de Calatrava, Valenzuela de Calatrava, Granátula de Calatrava, Aldea del Rey, Bolaños de Calatrava, Moral de Calatrava, Miguel Turra, Torralba de Calatrava y Pozuelo de Calatrava durante los cinco días que van del Miércoles Santo hasta el Domingo de Resurrección.

Se trata de uno de los momentos más esperados del año en esta región manchega por los niños, jóvenes, adultos y ancianos que ocupan un rol específico en los distintos eventos, con funciones que son heredados dentro de cada familia, de generación en generación, desde hace décadas.

Por eso, sus rostros mostraban una profunda tristeza cuando esta Semana Santa estuvo cargada de lluvias, que impidieron que se realizaran muchas de las procesiones. 

La fe es tan profunda entre ellos que esperaron cada día a que parara el aguacero para salir, al menos por un rato, con las imágenes cargadas en sus hombros sin importarque la hora fuera diferente a la pautada originalmente. Lo importante era continuar con la tradición.

Cada año, unas 20.000 personas se vuelcan a las calles de estos diez pueblos para representar la Pasión de Cristo divididos en cincuenta cofradías y grupos de “armaos”, lo que equivale al 40% del total de la población de la comarca de Campo de Calatrava.

Una de las particularidades de estas celebraciones es el juego de “Las caras”, que se lleva a cabo el Viernes Santo en la localidad de Calzada de Calatrava.

Con esta práctica, se busca escenificar la venta de las vestiduras de Cristo que realizaron los soldados romanos luego de haberlo crucificado.

Para esto, se conforman diferentes corros en plazas y centros específicos del pueblo (el único donde es legal hacerlo) donde los presentes (locales y turistas) se reúnenen círculos para apostar con dinero real contra la banca, conformada por un listado de voluntarios que deben responder con su propio capital.

Se lanzan dos monedas y si ambas salen cara, gana la banca y, si tocan cruz, el público.

Un momento de gran intensidad religiosa, es la procesiónque se lleva a cabo en Bolaños de Calatrava en la que se representa el prendimiento de Cristo. 

Allí, la Cofradía de Jesús Nazareno sale de la iglesia parroquial cargado sobre los hombros de sus miembros con una carroza con suimagen y recorre las calles del pueblo. 

El punto cúlmine de la ceremonia se produce cuando se encuentran con los soldados romanos que suben a capturarlo, tras haber recibido el beso de Judas Iscariote, al son de las cornetas de los “amaos”.

Estos últimos son el eje principal que articula la celebración de la Semana Santa en esta comarca manchega, ya que puede vérselos desfilando al son de sus propias bandas o formando parte de las principales ceremonias pascuales, como actores centrales.

Si bien representan a los soldados romanos que capturaron, azotaron y crucificaron a Jesús, su atuendo dista mucho de ser el que se usaba en esos años.

En su lugar, van ataviados con vestimentas militares rojas conarmaduras doradas y plateadas, coronados con un yelmo coronado con un penacho blanco o colorado, tal como se utilizaban en Flandes en el siglo XVII.

Un espectáculo aparte es el desfile de “El caracol”, que realizan en la plaza mayor de la localidad de Almagro, en la que van marchando en círculos al son de las trompetas y tambores, con gran destreza, ante la admiración del público que los rodea.

Una aventura manchega

Además, de la Ruta de la Pasión, la comarca de Campo de Calatrava cuenta con un patrimonio histórico, natural y cultural único que les permite a los visitantes complementar las celebraciones religiosas con un recorrido por sus principales atractivos, que están disponibles durante todo el año.

La localidad de Almagro es la que tiene mayor cantidad de sitios para conocer ya que fue capital de la provincia de La Mancha durante once años en el siglo XVIII. 

Su plaza mayor, presidida por la estatua del conquistador Diego de Almagro, marca el inicio de una recorrida por los palacios, iglesias y museos que la circundan.

Su mayor atractivo, es el Corral de la Comedias, un teatro que data de 1628 y que conserva el diseño que tenían las antiguas salas de la época del siglo de oro español.

Allí, se realiza el Festival Internacional de Teatro Clásico durante el mes de julio, al que concurren compañías de todo el mundo, aunque también es posible disfrutar de una obra en cualquier momento del año.

Los amantes de las artes visuales, además, pueden visitar el “Espacio Almodóvar”, en Calzada de Calatrava, dedicado a la obra del cineasta manchego, nacido en esa localidad. 

El centro cuenta con afiches de sus principales películas, esculturas representativas de sus más grandes éxitos y atuendos utilizados en algunas de sus grabaciones. A su vez, tiene una sala de cine y teatro donde se estrena cada uno de sus largometrajes.

El sitio histórico más significativo de la comarca es el “Sacro Convento y Castillo Calatrava la Nueva”, ubicado en las cercanías de Aldea del Rey. 

Este fuerte, construido en el siglo XII, es la más grande existente en Europa y funcionó durante siglos como la sede de la Orden de Calatrava, una de las más poderosas de España.

Incluso, el sitio fue escogido por la Universidad de Castilla-La Mancha para entregarle el título de doctor Honoris Causa al escritor Humberto Eco en 1997, además de haber sido utilizado para el rodaje de la película “Capitán Trueno y el Santo Grial” en 2010.

Finalmente, quienes buscan un contacto con la naturaleza, pueden disfrutar de los “Volcanes de Calatrava”, conformados por el cerro Gordo, en Granátula de Calatrava, y sus lagunas, como La Inesperada, en Pozuelo de Calatrava.

Estas formaciones, son conocidas como maares, y permiten a los visitantes comprender cómo fue la evolución geológica de esta región a lo largo del tiempo y, al mismo tiempo, admirar la fauna y la flora local.

Por esta razón, la UNESCO acaba de incluirlos dentro de su catálogo de geoparques mundiales.

 

 

Temas:

España castilla-la mancha Pedro Almodóvar

Seguí leyendo

Más noticias

Más noticias