17 de mayo 2024
19 de abril 2024 - 10:43hs

Giro radical en el tema de la marca y el sponsor que vestirá al Barcelona la próxima temporada. Luego de muchas conversaciones y negociaciones con diferentes empresas, todo parece indicar que el club culé mantendrá su acuerdo con Nike, con quién se encuentra en tratativas para firmar un nuevo contrato por los próximos diez años y la operación se encuentra en la recta final.

Según informa el diario MARCA, las cifras que se están manejando en este nuevo acuerdo con la marca norteamericana son similares a las de la propuesta que había hecho Puma al club azulgrana hace unos meses. La intención del club catalán es cobrar 120 millones de euros por temporada durante los diez años que duraría el compromiso con Nike, lo que equivale a un contrato global de 1.200 millones.

Más noticias

Fuentes cercanas a la negociación aseguran que se está ya muy cerca de conseguir esa cantidad como monto fijo, en la que habría que incluir bonus por objetivos. En un principio, a diferencia del actual acuerdo, también se establece que no habrían penalizaciones para el Barcelona por malos resultados deportivos.

Por otro lado, existiría una prima por la firma de este nuevo contrato de otros 100 millones más. Esa cantidad también la ofrecía Puma en su propuesta por "signing bonus", un aspecto fundamental porque Joan Laporta, presidente del Barça, necesita un ingreso importante de dinero con urgencia debido a la crítica situación económica que transita la institución blaugrana para que pueda afrontar el mercado de fichajes e incorporar jugadores.

Largas negociaciones

Joan Laporta y la junta directiva del Barcelona llevan mucho tiempo trabajando en el tema de la camiseta y la marca. Entendían que el actual contrato con Nike firmado en 2016 había quedado desfasado y que el mercado le ofrecía mucho más dinero por vestir a su equipo. El actual contrato estipula la suma de 85 millones de euros fijos más otros 20 en variables. Además, en el Barça consideraban que Nike había incumplido algunos de los puntos del contrato, por los que el club había puesto una demanda al respecto.

Puma y la propia indumentaria, las otras opciones que se manejaron

Ante esa situación y, teniendo en cuenta que Nike no quería subir sus cifras en principio, el Barcelona comenzó a negociar con Puma para que se convierta en spornsor del club, ya que estaba muy interesada en vestir al club culé y ofrecía mucho más dinero. Otra de las opciones que manejó Laporta en su momento, fue la de crear una propia marca, pero la situación financiera pedía soluciones inmediatas y el club no estaba preparado para poner en marcha ese proyecto.

El empuje final de Nike

Sin embargo, hace aproximadamente un mes, Nike y el Barça comenzaron a negociar una renovación del contrato con unas cifras que se acercaban a las pretensiones de los culés y a las ofertas que había recibido. Esto causó cierto malestar en Puma, ya que sentía que lo habían utilizado para que Nike mejore sus condiciones actuales.

En este momento, las charlas sobre la extensión del vínculo están muy avanzadas y, salvo una sorpresa mayúscula, se firmará este nuevo contrato para las próximas diez temporadas y por un valor total de unos 1.300 millones. En todo momento la opción de permanecer con Nike fue la más accesible, incluso también por temas legales y contraactuales. El hecho de firmar en este momento con Puma suponía rescindir el actual contrato por una alta cifra, aunque la empresa alemana estaba dispuesta a abonarla.

Temas:

España Barcelona Nike Mag Joan Laporta

Seguí leyendo

Más noticias

Más noticias