21 de mayo 2024
11 de junio 2023 - 17:10hs

Inditex, el grupo empresario español fundado por Amancio Ortega y dueño de las tiendas Zara, pulveriza récords a golpe de margen de ganancias.

El gigante gallego ha registrado un primer trimestre de récord con un crecimiento del 12,9% en la facturación, pero, sobre todo, con el margen bruto del 60,5%, el mayor para un primer trimestre en toda la historia del grupo como compañía cotizada, desde 2001.

El margen deja por debajo a sus principales competidores: H&M y Gap.

El grupo sueco, con un calendario fiscal distinto (empieza en diciembre) anotó en el primer trimestre del ejercicio en curso un margen bruto del 47,2%. La compañía sueca no supera el 50% en el margen bruto desde el segundo trimestre de 2022.

En el primer trimestre de hace un año, el margen bruto ascendió hasta un 49,3%, dos puntos porcentuales más que los registrados este año. Para encontrar una cifra como la de Inditex, superior al 60%, hay que remontarse al cuarto trimestre de 2014.

En el caso de Gap el margen todavía se estrecha más. La compañía estadounidense, que finalizó el periodo con un resultado neto negativo, registró un margen bruto en el periodo del 37,1%, volviéndose a acercar al 40% que abandonó en el tercer trimestre de 2021.

En los últimos años, el grupo se ha descolgado de la carrera entre los grandes distribuidores de moda por engordar el margen, golpeados por el alto stock tras la pandemia.

Según datos de EY citados por el diario español 20 Minutos, Gap es la compañía que ha aumentado más su inventario en los últimos años entre los gigantes del sector. El stock de la empresa estadounidense ha crecido un 46% frene a 2019, cuando su inventario era de 1.856 millones de euros, una cifra que a cierre de 2022 ascendía a 2.704 millones de euros.

Para Inditex y H&M, el aumento de mercancía en los almacenes ha sido menor. La diferencia se debe, en parte, a que el modelo de posicionamiento de Gap es menos flexible y que se concentra en lejanía.

En el caso de la compañía gallega, con una estrategia de compras muy ajustada en la demanda, registró un incremento del stock del 31% en 2022 respecto a antes de la pandemia, mientras que para la compañía sueca el incremento ha sido del 8%.

Con todo, Gap no ha conseguido salir de pérdidas en el primer trimestre del año, con un resultado neto negativo de 18 millones de dólares, aunque por debajo de los 162 millones que anotó en el mismo periodo del ejercicio anterior. En la facturación, GAP ha registrado un descenso del 5,8%, hasta 3.276 millones de dólares, el menor dato desde el primer trimestre de 2020, impacto por los primeros meses de la pandemia en Occidente.

En el caso de H&M, las ventas se han incrementado un 11,6%, hasta 54.872 millones de coronas suecas (4.870 millones de euros). Además, consiguió más que duplicar su beneficio en el primer trimestre, hasta 540 millones de coronas suecas (47,9 millones de euros).

Inditex cerró el primer trimestre con un crecimiento de ventas del 13%. Entre febrero y abril, Inditex facturó 7.611 millones de euros, “con una evolución muy satisfactoria tanto en tienda como online”, afirmó la compañía. El beneficio se ha catapultado un 54%, hasta 1.168 millones de euros, aupado por un margen de récord.

La principal razón detrás del crecimiento del margen es la ejecución: podemos hablar de rebajas, el efecto divisa… Pero el crecimiento de las ventas es el principal motor”, aseguró Marcos López, director de mercado de capitales de Inditex durante la presentación de resultados de esta semana. 

De hecho, el dato anotado en el arranque de 2023 sólo es comparable al registrado en los terceros trimestres de los últimos años: del 60,5% en 2018, del 60,8% en 2019, del 60,5% en 2020 y del 60,9% en 2021. Incluso supera el del tercer trimestre de 2022, cuando se situó en el 60,1%.

En términos absolutos, el margen bruto aumentó un 14% en el periodo, hasta 4.603 millones de euros. El resultado neto fue de 1.172 millones de euros. El grupo gana hoy un 60% más que en 2019 con sólo un 28% más de ventas.

Durante la pandemia, el grupo afinó al máximo su modelo operativo, con una flexibilidad en las compras que le permitió ajustar la oferta a la demanda. Ese modelo sufrió más tarde, cuando la reactivación de la demanda coincidió con una ruptura de las cadenas de suministro que llevó a Inditex adelantar las compras.

Ahora, con las condiciones externas ya restablecidas, la empresa ha normalizado su inventario, que se incrementó sólo un 5% interanual. El coste de ventas, por su parte, se incrementó un 11,9%, casi un punto menos que el alza registrada por la facturación.

En paralelo, la compañía también ha mantenido las subidas de precios acometidas durante el año pasado para compensar el incremento de costes, si bien ha descartado nuevas alzas para este año. Lo que más puede pasarle factura a corto plazo es, según las previsiones dadas por la empresa, es el tipo de cambio. Inditex anticipa un golpe negativo de 2,5 puntos en las ventas de 2023.

 

Temas:

Zara Rutherford España ganancias Tesla

Más noticias

Más noticias