19 de mayo 2024
13 de abril 2024 - 13:30hs

Victoria y tres puntos fundamentales para el Real Madrid. El equipo dirigido por Carlo Ancelotti venció por 1-0 al Mallorca, en el marco de la jornada 31 de LaLiga EA Sports en Son Moix, con gol de Aurelien Tchouameni y se afianza en la cima de la tabla de posiciones con una diferencia, por el momento, de once puntos sobre el Barcelona, su perseguidor y justamente su próximo rival.

El encuentro comenzó con el Madrid manejando la posesión, sin gravitar, pero acumulando pases para encontrar el hueco. Un mediocampo muy marcado, con Tchouameni en el eje, Luka Modric y Federico Valverde por los costados y Jude Bellingham más adelantado y suelto para que se conecte y asocie con Joselu y Brahim en la delantera.

Más noticias

Una de las variantes de ataque del Real Madrid fue el retroceso de Brahim, ya que en varias oportunidades se acercó al centro del campo y empezó a romper líneas por el centro aprovechando el espacio que él mismo había generado. El equipo de Ancelotti controló todo y fue el dueño de la pelota en los primeros minutos, aunque sin generar peligro concreto, ante un Mallorca expectante.

El partido tuvo un inicio discreto y con prácticamente ninguna ocasión de riesgo. El desarrollo no tuvo ritmo y cada uno utilizó sus armas para atacar, aunque el Madrid con un estilo más agresivo, pero los arqueros no tuvieron protagonismo en los primeros 20 minutos de juego. Se notó poco movimiento entre líneas de Valverde, algo que cuando empezó a hacerlo, se vió una diferencia.

Poca movilidad por parte del Madrid en 3/4 de cancha hacia adelante, aunque el partido se hizo más friccionado y disputado en el centro del campo. Dos defensas muy sólidas en la marca y en la cobertura de espacios, lo que provocó que no fluyera el juego de ninguno de los dos. La primera ocasión clara de gol llegó a la media hora de partido, cuando Muriqui conectó un cabezazo tras un córner que atajó muy bien Lunin.

El Madrid rápidamente respondió con un magnifico remate desde la puerta del área, por parte de Jude Bellingham, que impactó en el travesaño. Poco a poco comenzó a abrirse el encuentro, con el Mallorca apostando al contragolpe para lastimar al rival, pero con un Madrid que no encontraba del todo la manera de aproximarse.

Una primera mitad muy discreta, en la que ninguno mereció más que el otro. Una ocasión clara de peligro para cada uno, pero ninguno fue ampliamente superior al otro. El Real Madrid manejó la pelota pero no encontró el rumbo para lastimar y hacer fluir su juego, ante un Mallorca muy expectante y preparado para contraatacar.

En los primeros instantes de la segunda mitad se vió a un Madrid más agresivo y vertical, con más combinaciones entre Bellingham y Brahim sobre todo. Tal es así que, ante la complejidad para romper líneas por dentro, Tchouameni recurrió al disparo de larga distancia y rompió el cero: el mediocampista capturó un rebote, se acomodó, sacó un remate que se desvió y se introdujo en el ángulo superior derecho para establecer el 1-0.

Con el gol a su favor, el Madrid se tranquilizó ante un Mallorca que, si bien no modificó su postura de esperar, se vió obligado a presionar y adelantar un poco más sus líneas, aspecto que también favoreció al equipo de Ancelotti ya que le otorgó más espacios. Las chances más claras del conjunto blanco derivaron luego de un pase profundo y vertical de los mediocampistas, saltenado las líneas defensivas. Ese aspecto le costó descifrarlo el cuadro local.

El Real Madrid comenzó a apretar el acelerador y a llegar con mucho más peligro. Todas esas oportunidades se generaron luego de una ruptura de uno de los mediocampistas, ya sea Valverde o Modric. En ese escenario, se combinaban Bellingham, Brahim, Joselu y el futbolista que se sumaba para verticalizar el ataque, tanto el uruguayo como el croata.

Un partido muy seguro y firme por parte de los dos centrales del Real Madrid, no tan así de los laterales aunque complementaron bien en ataque, pero por momentos estuvieron flojos en el aspecto defensivo, pero en lineas generales un buen rendimiento de la defensa del elenco visitante. Algo lógico, Ancelotti comenzó a mover el banco para regular las cargas de cara al compromiso ante el Manchester City por la UEFA Champions League.

Ingresó Vinicius y tuvo un impacto inmediato en el desarrollo del juego, ya que en su primera intervención apiló a dos rivales, desbordó y colocó un centro que no llegó nadie a conectar. Sin embargo, era el futbolista que pedía el encuentro, alguién que se atreva a encarar, presionar y además, rápido.

El Real Madrid controló todos los tiempos del partido: cuando quería atacaba y ponía el Mallorca contra las cuerdas, por otros presevaba la pelota y la trabajaba, y lo más importante, no sufrió en defensa a excepción de algunas breves aproximaciones aisladas, pero sin peligro concreto para Lunin. También se debe mencionar que el elenco de Carlo Ancelotti perdonó muchísimo.

Un buen rendimiento en lineas generales del Real Madrid, que fue de menos a más. Una discreta primera mitad en la que no hubo movilidad, no fluyó su juego y tuvo tan solo una ocasión de riesgo, pero que revirtió muy bien la situación en el complemento, en parte, por el envión anímico que significa marcar en los primeros minutos.

Con el gol, los dirigidos por Carlo Ancelotti se asentaron al desarrollo del juego, manejaron todos los tiempos del encuentro y a exepción de mínimas aproximaciones no sufrió en defensa. Los cambios ingresaron muy bien y le dieron otra dinámica y verticalidad a las transiciones ofensivas, aunque estuvo errado de cara al gol porque en el segundo tiempo tuvo múltiples ocasiones de ampliar la diferencia.

De esta manera, el Real Madrid sumá tres puntos importantísimos para afianzarse en la cima de LaLiga y para tomar confianza de cara a lo que viene. De momento se ubica a once puntos de diferencia, por delante del Barcelona, su próximo rival en la jornada siguiente. Ahora, apunta todos los cañones a la revancha ante el Manchester City por los cuartos de final de la UEFA Champions League.

Temas:

España Real Madrid Real Mallorca LaLiga española ancelotti

Seguí leyendo

Más noticias

Más noticias