7 de junio 2024 - 11:32hs

La Policía Nacional, en una operación conjunta con agentes británicos de la National Crime Agency (NCA) y la Regional Organised Crime Unit (ROCU), ha detenido a 20 personas que integraban una organización criminal que explotaba sexualmente a mujeres vulnerables en Reino Unido procedentes desde toda Europa y que lideraban la trama desde España.

A los 20 detenidos, dos en Madrid y otros 18 en Reino Unido, se les imputa los delitos de trata de seres humanos, relativo a la prostitución, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal.

Además, en el momento del arresto, se han realizado cuatro entradas y registros, dos en Madrid y dos en Alicante en los que se han intervenido más de 4.000 euros en efectivo, diez teléfonos móviles, seis ordenadores, tablets, tarjetas bancarias, joyas y documentación relacionada con la investigación.

Los dirigentes de la red, que captaban a sus víctimas en países de toda Europa, utilizaban a las mujeres para ofrecer servicios sexuales en Reino Unido, lo que les reportaba elevadas ganancias.

El líder de la organización y su familia residían en España, desde donde controlaban el ejercicio de la prostitución y los pagos por los servicios sexuales a distancia. Mantenían un alto tren de vida con los beneficios obtenidos a través de la explotación sexual.

Un miembro del entramado gestionaba desde Alicante la publicación de anuncios a través de una web de contactos que publicitaba abiertamente la prostitución de las mujeres. Desde Reino Unido, dos integrantes de la red gestionaban a los conductores que trasladaban a las víctimas. La organización transfería periódicamente los beneficios de su actividad delictiva a destinatarios fuera del Reino Unido, en España.

El entramado buscaba a víctimas en situación de vulnerabilidad por su dependencia a sustancias estupefacientes y las obligaban a realizar servicios sexuales durante todo el día y, en numerosas ocasiones, sin el uso del preservativo. Las controlaban y amenazaban para garantizar que cumplieran con las peticiones de los clientes y llegaron a coaccionar a una de las mujeres que se había quedado embarazada para que abortara y pudiera seguir manteniendo relaciones sexuales.

La investigación se inició al detectar un entramado que ofrecía servicios sexuales como agencia de acompañamiento en Reino Unido y cuyos líderes se encontraban en España, detectando que los presuntos implicados adquirían propiedades inmobiliarias en nuestro país con los beneficios que obtenían de su actividad criminal.

Europa Press

Temas:

explotación sexual de mujeres Reino Unido España

Las más leídas

Más noticias

Te puede interesar

Más noticias de Uruguay

Más noticias de Argentina

Más noticias de Estados Unidos