17 de mayo 2024
5 de abril 2024 - 5:16hs

Tras el paso de la borrasca Nelson durante la Semana Santa, que dejó lluvias tremendas, inundaciones y fuertes vientos, ahora llega un cambio radical en el tiempo con un ascenso del mercurio que dejará valores muy primaverales.

En concreto, las temperaturas escalarán hasta los 25-30 grados en amplias zonas de España, sobre todo del sur y este, pudiendo ser hasta 15 grados más altas de lo normal para estas fechas.

Los termómetros han comenzado a subir ligeramente el jueves con cielos despejados y sigue este viernes con la entrada de vientos del sur junto a masas de aire más cálidas.

Más noticias

Sin embargo, estas corrientes vendrán acompañadas este viernes de una "gran lengua de calima", que llega directamente desde el Sáhara y que se extenderá antes de un fin de semana "muy cálido para la época", según apunta eltiempo.es.

Y se espera un ascenso generalizado de las máximas, de forma "acusada" en el interior peninsular y en zonas del Mar Mediterráneo, lo que favorecerá que en capitales de provincia como Valencia, Logroño, Bilbao, Girona, Badajoz, Granada, San Sebastián, Lleida, Zaragoza y Oviedo, los valores oscilen entre los 24 y 29 grados.

Las máximas podrían superar los 30 en Murcia, Jaén, Córdoba y Sevilla, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), y de Meteored.

También llega el calor a Madrid

El centro, Madrid y las dos Castillas registrarán alrededor de 20 y 26 grados, y en ciudades como Ourense o Pontevedra los 25 o 26 grados serán la máxima del día. 

En el este se darán las máximas más bajas del país, por debajo de los 25 grados, donde Barcelona, podría no alcanzar ni los 22. En Canarias se registrarán temperaturas de hasta 30 grados en algunas islas.

En cuanto a las precipitaciones para este viernes, existe posibilidad de lluvias ocasionalmente fuertes en las Rías Bajas y también podrá llover de forma ligera por la tarde en el oeste de Canarias.

Habrá nieblas matinales en zonas del interior de Galicia, Asturias, el valle del Guadalquivir y las costas mediterráneas.

Cielos anaranjados y problemas para la respiración

El polvo en suspensión entrará este viernes por el sur y enturbiará el cielo peninsular hasta el lunes, pudiendo llegar incluso a las islas orientales de Canarias, después de que la borrasca Olivia se desplace al noreste en dirección al Reino Unido, lo que favorecerá el viento del sur sobre la Península. 

La concentración de partículas será todavía baja durante la jornada del viernes y se notará principalmente en Andalucía.

La calidad del aire se verá muy perjudicada estos días, siendo "muy mala" en puntos del sureste, según el índice de calidad del aire (AQI, por sus siglas en inglés) de Meteored.

Habrá concentraciones de PM2.5 (partículas muy pequeñas suspendidas en el aire que tienen un diámetro de menos de 2,5 micras) cercanas a los 100 microgramos/m3 y en el PM10 llegarán a 250 microgramos/m3.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) deja de considerar el aire saludable cuando se superan los 15 y 45 microgramos/m3 respectivamente.

Eltiempo.es avisa sobre los posibles efectos para la salud de las personas con problemas respiratorios debido a que la calidad del aire pueda verse muy afectada.

De hecho, el flujo del sur será tan intenso que otros países europeos también tendrán calima durante el fin de semana, cuando llegará al sur de la península escandinava.

El lunes es probable que se vaya retirando con la entrada de un frente atlántico más activo y el cambio de aire a componente oeste, aunque todavía podría ser intensa en Cataluña, Comunidad Valenciana, Murcia, Andalucía y Baleares. Además, la llegada de un frente atlántico podría dejar lluvias en el oeste y centro peninsular. 

Las lluvias de barro

El sábado será la jornada más cálida en zonas del sur, interior y puntos del Cantábrico, con hasta 30 grados en puntos del Cantábrico oriental, valles del Ebro y Guadalquivir. Zaragoza podrá registrar el valor más alto de la Península con 32 grados, seguida de Almería, Córdoba, Jaén, Lleida y Toledo con 30 grados.

En otras ciudades, como Valladolid, Guadalajara o Teruel podrían rondarse los 25 a 28 grados. Aun así, se espera un descenso térmico por el oeste.

Un frente entrará ese día por Galicia, donde dejará una jornada de lluvias e irá avanzando lentamente hacia el este. 

Estas precipitaciones podrían ser de barro debido a la presencia de la calima, sobre todo Andalucía, Extremadura, ambas Castillas, en las regiones cantábricas, en la Comunidad de Madrid, La Rioja, Navarra y puntos de Aragón.

En Canarias lloverá en gran parte del archipiélago, pero sobre todo en el norte de Tenerife y de Gran Canaria.

El domingo se prevé un acusado bajón térmico y podrían formarse tormentas en zonas del oeste y centro peninsular.

Las temperaturas podrán caer entre 5 y 10 grados en algunas capitales y, por ejemplo, en Madrid la máxima ese día rondará los 21 grados, casi siete grados menos que el sábado.

 

 

Temas:

España Clima calor temperaturas

Seguí leyendo

Más noticias

Más noticias