Fin del conflicto en el BROU con revés para los radicales de AEBU

Sectores frenteamplistas del sindicato aceptaron en asamblea una propuesta del banco
Los sectores radicales de AEBU sufrieron su primer revés desde que asumieron la conducción de la banca oficial del sindicato bancario en mayo. Los votos de trabajadores que responden a otras listas frenteamplistas que componen el gremio lograron torcer su postura durante una asamblea que se realizó este jueves y dieron así por finalizado el conflicto con el Directorio del Banco República (BROU) que comenzó meses atrás.
Había más de 500 registrados cuando comenzó una asamblea de trabajadores del BROU. Fue convocada para analizar una propuesta del Directorio del banco estatal sobre la reestructura que lleva adelante hace un par de años — donde se incluyó el cierre parcial de sucursales en localidades del interior y la fusión de dependencias montevideanas— y también aspectos vinculados a ingresos de personal y concursos para cargos dentro del organismo.

Hasta ahora, había primado la postura de un grupo del sector de banca oficial de AEBU, la "Coordinación para el cambio" formada por cuatro listas de la izquierda radical. Esa unificación de listas se quedó con la presidencia del sector y también con la mayoría mínima del consejo.

A partir del triunfo, se enfrentaron al Directorio del BROU que para este año había planteado la fusión de sucursales en la capital y cinco nuevos cierres parciales de atención al público en localidades del interior a partir de enero próximo (el banco ya había tomada esa medida en 21 dependencias de distintos departamentos).

La acción desarrollada por esa coordinadora incluyó la ocupación por horas de agencias bancarias en Montevideo, incluida la 19 de Junio y la sede central del República en la Ciudad Vieja. Pero además, ocupó la agencia Mercado Modelo (que iba a dejar de funcionar a partir del 1° de noviembre). Esa medida se extendió hasta ayer jueves y duró 56 días.

Con el paso del tiempo, las corrientes que integran el sector de banca oficial del AEBU comenzaron a distanciarse. Además de los cuatro representantes de las listas radicales, el consejo está compuesto por cuatro representantes de la lista 98 (Partido Socialista, Asamblea Uruguay), dos del Espacio 17 (básicamente Partido Comunistas y otros sectores del Frente Amplio) y uno de la 1955 (MPP).

En las últimas semanas la interna se quebró y los radicales comenzaron a quedar solos, ya que las demás listas estaban a favor de dar fin al conflicto y dejas atrás las ocupaciones.

La propuesta

Este lunes, llegó una última proposición del Directorio del banco al sindicato bancario. Como aspectos fundamentales planteó mantener abierta la sucursal Mercado Modelo para brindar algunos servicios a usuarios, aunque con menos personal.

Además, mantuvo su postura de cierre parcial de las cinco sucursales en el interior, pero se comprometió a no realizar más fusiones ni pasajes de dependencias al régimen de atención diferencial por lo que resta del mandato del Directorio.

También propuso "efectivizar" el ingreso de 200 funcionarios y realizar una serie de concursos internos para acceder a mandos medios dentro de la institución.

La asamblea

El documento del BROU había sido analizado por los 11 integrantes del consejo de banca oficial de AEBU previamente. Y allí ya hubo una señal. Los siete integrantes que responden a las corrientes frenteamplistas aceptaron el escrito y los cuatro representantes radicales se opusieron.
En la asamblea se anotaron 18 oradores, pero una moción solicitó que se cortara la lista y así se hizo luego que habló el décimo trabajador de la lista.
Durante su oratoria, el presidente del sector de banca oficial, Matías Arbizu, llamó a rechazar la propuesta ya que era considerada insuficiente por su corriente.

A su turno, la dirigente Lorena Lavecchia (también de la Coordinación para el Cambio) sostuvo que el principal problema del conflicto era que dentro del sindicato había "dirigentes sindicales que no tienen independencia de clase" y que "no defienden a los trabajadores, defienden al gobierno".

Sin embargo, los oradores de los sectores moderados llamaban a aceptar la propuesta del banco y ponían reparos a la forma como la presidencia del sector había llevado adelante el conflicto y el relacionamiento con el Directorio del BROU.

Finalmente, se puso a consideración la proposición del banco. Si era aceptada se daba fin al conflicto y eso marcaba el levantamiento de la ocupación de Mercado Modelo. La propuesta fue aprobada por mayoría y se convirtió en el primer revés para los radicales de AEBU.
No hubo gritos, festejos ni recriminaciones y de a poco los trabajadores fueron dejando vacío el local de la asamblea para hacer frente al fuerte sol de la tarde. Después, una delegación se dirigió hasta agencia y efectuó la desocupación.

Comentarios

Populares de la sección

Acerca del autor