Economía y Empresas > Entrevista Alejandro Irastorza

“La recuperación que primero visualizamos como la típica V tal vez no sea tan rápida”

El subsecretario de Economía también señaló que  tras el último decreto que modificó aspectos de la ley de inversiones se recibieron proyectos por casi US$ 100 millones en una semana

Tiempo de lectura: -'

31 de octubre de 2020 a las 05:00

Por Andrés Oyhenard y Miguel Noguez

En el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) se sigue un protocolo sanitario estricto para el ingreso al edificio. También para utilizar el ascensor. Solo se permite un máximo de dos personas. En su oficina del tercer piso el subsecretario de Economía, Alejandro Irastorza hace un alto en sus actividades para conversar con El Observador. Cuenta que son días con agenda cargada. El año empezó movido para su ministerio con la llegada de la pandemia, luego vino la ley de Urgente Consideración y después el Presupuesto quinquenal. Irastorza prefiere hablar de “reasignación” de gastos en el sector público y niega que sea un “recorte”. También asegura que desde el gobierno se  seguirán atendiendo las políticas sociales. Además, reconoce que la economía tendrá un proceso de recuperación más lento de lo esperado, pero apuesta al papel que pueden jugar los incentivos a la inversión y distintas reformas en el desempeño futuro de la actividad. Lo que sigue es un resumen de la entrevista realizada.

El último Indicador Líder de Ceres proyectó un repunte de 0,6% del PIB frente al más de 2% de agosto y setiembre. También las últimas encuestas del Banco Central han corregido a  la baja las expectativas de crecimiento para 2020 y 2021. ¿Cómo están monitoreando esto? ¿Les preocupa que se pueda desacelerar un poco la recuperación de la actividad?
Consideramos permanentemente estos datos de los analistas, del BCU, y también los datos internos que es donde más que nada tenemos que apoyarnos. La caída fue muy pronunciada y la recuperación que en un primer momento la visualizamos como la típica V tal vez no sea tan rápida.

¿Todavía no nos vamos a una U?
Todavía no pensamos en la U ni en la meseta. Es más un tic. Esta crisis mundial no tiene antecedentes. Tenemos que irnos muchos años atrás. Estamos viendo lo que está pasando en Europa, están decretando toques de queda, cierres totales de países. Entonces, hace que la economía tenga su proceso más lento  de recuperación.

¿Qué impacto puede tener el cierre de fronteras sobre la actividad del año que viene pensando en que la temporada no va a ser la misma y va a sufrir  una caída?
Han surgido muchos números sobre cómo se compensa turismo interno  con el turismo que no entra. Son números  que tampoco tienen mucho análisis. He escuchado US$ 1.000 millones, US$ 1.500 millones, US$ 500 millones que se van a perder por el turismo. Lanzamos el Plan Verano. Queremos que haya turismo interno y para eso dimos varios beneficios tributarios, financieros, de subsidios, a los efectos de dar mayor incentivo para el turismo de los uruguayos. Sabemos que no se va a compensar. Tenemos que estar muy atentos. El cierre de fronteras va a impactar sin dudas y apuntamos a ese crecimiento del turismo interno.

¿Tomando en cuenta esto va a haber alguna corrección a la proyección de crecimiento para 2021?
Nos basamos en los números nuestros. No podemos estar modificando nuestras proyecciones. Un analista hace un pronóstico y tal vez a los  15 días lo puede cambiar. Nosotros tuvimos que presentar el Presupuesto y ahí estimamos nuestras proyecciones. Obviamente un Presupuesto en medio de esta pandemia y con esta incertidumbre le da un toque especial, sin dudas. A su vez, en toda la nueva institucionalidad fiscal que estamos presentando los informes fiscales no se van a hacer anualmente. En febrero del año que viene va  a haber un análisis fiscal y ahí tal vez, llegado el momento, se hará algún ajuste.

El BCU acaba de corregir su metodología y esto dejó un PIB nominal más elevado, algo que incide favorablemente en los ratios de deuda y déficit. ¿Está previsto incorporar este impacto a la proyección del Presupuesto?
Se hizo una readecuación de ponderación a distintas actividades y se hizo el ajuste del PIB 2012 y 2016. En el caso del déficit va a impactar unas décimas  y en el ratio de deuda un poco más. Son medidas nuevas que los analistas vieron como algo positivo. Sin dudas, se va a tener en cuenta.
 

A principio de la pandemia hubo anuncios generales y no hacia sectores particulares. Ahora estamos viendo medidas más focalizadas, por ejemplo en turismo. ¿Está previsto seguir anunciando medidas para sectores puntuales o la situación es ya bastante compleja de manejar por el margen fiscal acotado?
La situación no es de las mejores. Por el cierre de fronteras tuvimos que pensar en medidas para fomentar el turismo interno. Puede haber otras medidas para otros sectores, sin dudas. Esto es muy dinámico. En su momento recibimos planteos a nivel del agro, más que nada del arroz por un endeudamiento que existía. Hubo reuniones con el Banco República y se fue dando todo un reperfilamiento. Por suerte, a nivel del agro y en el caso del arroz estamos visualizando una buena cosecha con buenos precios y futuras mayores áreas de producción.  El resto de los cultivos del agro también se viene recuperando.  Por ese lado el crecimiento de la economía se va a dar. A pesar que en el turismo  estamos con problemas, por el lado del agro, de la agroindustria, visualizamos que pueda generar un crecimiento.  Nuestro énfasis es crecimiento para generar empleo que es nuestra gran preocupación.

El exministro de Economía Fernando Lorenzo dijo en una charla reciente que temía que un ajuste fiscal muy rápido y severo pueda generar problemas políticos y sociales en medio de la crisis por la pandemia. El economista sugirió aprovechar el crédito barato disponible para hacer un ajuste más gradual. ¿Si la pandemia no da tregua, hay margen para modificar el recorte del gasto programado en el Presupuesto?
Nosotros no hablamos de recorte. Hablamos de reasignación, de mejorar la calidad del gasto y no la cantidad, de eliminar los excesos. Por el lado del crédito a nivel de los mercados y organismos internacionales  Uruguay está bien posicionado y si hay que salir se ha salido con éxito. No es una cosa que se esté descartando. Lo que pensamos en este presupuesto es el ahorro, pero sin afectar las políticas sociales. La creación del Fondo Covid es darle todos los recursos necesarios para atender todo lo que sea  temas sociales, los problemas de las clases más vulnerables, sea vía Mides, vía subsidios. No va a generar inconvenientes en los temas sociales. De hecho en el Presupuesto se han dado montos importantes a ASSE, INAU, para justamente atender todo lo que tenga que ver con sus políticas. Tenemos infinidad de casos en los cuales había una duplicación de programas. Se han identificado unos 300 programas en donde no se analizaba un resultado final para ver cuáles eran los beneficios. En todas las reuniones que tuvimos por el Presupuesto planteamos lo mismo: los programas que vienen de antes no los den por buenos. Acá hay un cambio de gobierno y tenemos una óptica distinta. Hay un cambio de enfoque. Siempre dijimos que los temas sociales se van a seguir atendiendo.
 

El senador Mario Bergara dijo en el Parlamento que existía cierta inconsistencia de las autoridades en los supuestos que se manejaron en el Presupuesto. Por ejemplo, puso en duda que pueda darse un crecimiento de las exportaciones sin una corrección relevante del tipo de cambio, y que el consumo privado pueda crecer con pérdida de salario real y jubilaciones. ¿Qué responde?
Obviamente con la caída de la economía los salarios van a ir acompañando, pero  consideramos que va a haber una recuperación real del salario, de la masa salarial,  y que de esa manera va a ir acompañando al consumo. En los datos históricos del consumo cuando a veces hubo caídas  de la economía mucho mayores, el consumo no cayó por el mismo monto, sino que tuvo una trayectoria distinta. No consideramos que en el consumo se dé una caída abrupta. Con la recuperación de los salarios el consumo va a ir acompañando. Hasta ahora la masa salarial que se ajustó fue la privada, no la pública que fue creciendo. Esto también determinó que los que generaban la riqueza, los que invertían y generaban crecimiento iban cada vez a invertir menos. Eso llevaba a un déficit, a un mayor endeudamiento. Por eso consideramos que tenemos que apoyar a la actividad privada que es lo que va a generar también el crecimiento de la masa salarial a nivel privado.

¿Y sobre el crecimiento de las exportaciones?
En el tipo de cambio real sabemos que con Argentina, con Brasil es muy difícil estar alineados. Más que nada Argentina, que está con una situación macroeconómica que no podemos seguirle el ritmo. Un ajuste del tipo de cambio como hizo Argentina acá implica grandes desequilibrios macroeconómicos, problemas de pobreza y los salarios que son en pesos los licuás con una devaluación Es otro escenario que no pensamos caminar. Apuntamos a la competitividad, pero no solamente por un ajuste del tipo de cambio, sino por tarifas públicas, por potenciar agencias reguladoras para definir tarifas alineadas a los costos de las empresas, por mejora de la infraestructura, por la inserción internacional de la que se está hablando mucho ahora. Si no puede ser vía Mercosur tratar de buscar algún tipo  de cuotas para poder colocar nuestros productos.
 

Eso lleva tiempo
Lleva tiempo, pero en los últimos 15 años no se hizo nada por eso. Perú entra con productos -muchos competencia nuestra- a Singapur, a China, a la comunidad europea y con arancel cero. Australia y Nueva Zelanda que son competencia directa entran con arancel cero. Nosotros tenemos aranceles de 25%, 30%. Pagamos US$ 340 millones de aranceles.  Vamos por reformas estructurales.
 

El legislador Bergara también puso en duda que hoy pueda afirmarse que el único objetivo del BCU sea la inflación. Y puso como ejemplo que hoy se tenga una tasa de interés de referencia de 4,5%, menos de la mitad de la tasa de inflación que hoy orilla el 10%. ¿Cómo ve ese tema?
La inflación es un tema foco para el BCU. Se han tomado medidas con la tasa de interés, pero en este momento que hay que ser expansivo para dar liquidez a las empresas tal vez no se pueda aplicar y por eso fijó el 4,5%. Pero la idea es pasar a tasas de inflación con estándares internacionales. Estamos muy encima. Se fijó un rango meta de entre 3% y 6% de aquí a 24 meses. A veces el tipo de cambio se achataba para  que no impactara en la inflación. Nosotros queremos considerarlos como programas distintos.  El tipo de cambio tiene su forma y la inflación atacarla por lo que se está tratando de hacer con las  resoluciones que tomó el BCU.
 

A mediados del año próximo hay una nueva ronda de negociación salarial.  ¿Se va a ir hacia un esquema de desindexación?
Lo que siempre aclaramos es que nuestro foco es el mantenimiento del empleo. En la ronda de privados se tomó un período puente con una adecuación de 3%, y en los sectores muy complicados que se pudiera postergar para más adelante. Llegado el momento habrá que ir viendo cómo está la economía. En períodos anteriores se habló de desindexar y se generó todo un conflicto. Por eso no me gusta decir titulares. Ahora se fijó el período puente y después se volverá a analizar la situación.

El foco del Presupuesto está en aumentar el crecimiento y los niveles de empleo. En las últimas semanas hubo algunas modificaciones en un decreto de promoción de inversiones. ¿Qué expectativa hay con ese cambio?
Primero apoyamos a la construcción con proyectos específicos de promoción. Salió la Vivienda Social Promovida.   Estamos hablando de casi 120, 130 proyectos de edificios por US$ 95 millones más o menos. Al darse la flexibilización de no tope en precios de venta y alquileres, de permitir monoambientes, eso ha generado que muchos proyectos que no se veían viables o rentables de esta manera sí lo sean. Después sacamos el decreto para construcciones de mayor porte. Había proyectos que venían de antes que se pasaron al nuevo decreto. Estamos hablando de US$ 215 millones. Hay también dos torres por Capurro de casi US$ 100 millones. El último decreto abarca industria, comercio y agro. No tenemos números porque hace una semana  que está, pero del rubro automotriz, logístico, almacenamiento hay muchos proyectos presentados o en conversaciones.  En una semana aparecieron en suma casi US$ 100 millones. Y por contacto con estudios y consultorías sabemos que hay mucha expectativa y van a entrar muchos proyectos interesantes.




¿Habrá alguna medida de incentivo para proyectos de inmobiliarios de menor porte (edificios de entre 2.000 y 3.000 metros de construcción) como está reclamando la Asociación de Promotores Privados de la Construcción?
El decreto de mega construcción tenía un mínimo de US$ 10 millones y lo bajamos a US$ 6 millones. Estamos viendo de poder darle otro escalón más abajo porque es verdad, hay  proyectos que quedan por debajo de US$ 6 millones. No es ni vivienda social, ni mega, entonces estamos viendo alguna manera de contemplarlas
 

¿Cómo se  va a monitorear que los beneficios anunciados para fomentar el turismo interno se trasladen a precio de consumidor final?
Eso lo planteamos en los análisis previos al presidente de la Cámara de Turismo (Juan) Martinez. Y nos dijo que lo va a hablar con las inmobiliarias y todos los actores. Al eliminar el IRPF sobre los alquileres estamos dando igualdad de condiciones con los que se contratan vía portales que no tienen ese impuesto. Lo mismo con algunos beneficios mediante tarjeta de crédito vía Banco República. El descuento que se va  a otorgar lo va a absorber el banco o el sello, pero no se le va a trasladar al comercio. Con toda la información que hoy se maneja  se puede saber bien que efectivamente se esté trasladando.

Perfil
Irastorza es contador público y fue secretario general del Club Nacional de Football. Fue funcionario del BROU y director en representación del Partido Nacional entre 2010 y 2015. Conoce a la ministra de Economía Azucena Arbeleche desde hace 30 años.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...