Nacional > REFORMA CONSTITUCIONAL

"No a la reforma, el miedo no es la forma": la contracampaña a Vivir sin miedo ya tiene slogan

Desde la articulación están analizando vocerías; una de los nombres que se maneja es el de Daniela Buquet, del colectivo Ovejas Negras

Tiempo de lectura: -'

17 de abril de 2019 a las 05:03

"No a la reforma, el miedo no es la forma". La contracampaña a la reforma constitucional y su movimiento Vivir sin miedo impulsado por el senador y precandidato del Partido Nacional, Jorge Larrañaga, ya tiene slogan y comenzó a moverse en las redes sociales. Conformada por varias organizaciones sociales, ya maneja algunos nombres como posibles vocerías.

Según contó Tamara García, del departamento de jóvenes del PIT-CNT a El Observador, desde diciembre del año pasado están participando en una articulación nacional junto a otros colectivos como Hemisferio Izquierdo, Colectivo Catalejo, Ovejas Negras, la Federación de Estudiantes Universitarios Uruguay (FEUU), juventudes político partidarias, "y muchos jóvenes que van de forma autoconvocada". A su vez, en la central obrera conformaron una intergremial para trabajar y debatir en su propia interna este tema, buscando involucrar más a más sindicatos a la articulación nacional.

Aunque aún no está totalmente definido quienes serán las caras visibles del movimiento, se manejan algunos nombres como el de Daniela Buquet, del colectivo Ovejas Negras, la organización social que promueve la diversidad sexual y los derechos de las personas LGBT.

La articulación se reúne semanalmente mientras que la comisión que tiene el propio PIT-CNT aún no tiene fechas establecidas, pero la intención es que también tenga la misma periodicidad.

Por el momento no han pensado en actos o marchas, porque según dijo García, "el trabajo con los barrios es lo principal y fundamental". "Es por ahí, talleres, charlas abiertas", agregó.   

Este martes la diputada frenteamplista Manuela Mutti (MPP) compartió en Instagram una publicación donde muestra folletos propios de esta contracampaña. "Somos una articulación nacional de colectivos, organizaciones y personas. Queremos fomentar el debate público sobre el tema para construir otro marco de comprensión del problema y evitar el avance de la estrategia punitivista", dice el texto del volante.

Pero además del trabajo en la calle,  este movimiento ya ha comenzado a movilizarse en las redes sociales. 

En Facebook, por ejemplo, la cuenta que lleva el nombre No a la reforma, además de tener varias fotos de jóvenes posando con un cartel que dice "No a la reforma, el miedo no es la forma", tiene varias publicaciones que explican por qué se oponen a los diferentes planteamientos del plebiscito.

En relación a los allanamientos nocturnos, la articulación manifiesta que "la propuesta no garantiza el respeto por la integridad física de los ciudadanos que están dentro y alrededor de los domicilios a allanar en la noche ni la de los efectivos encargados del operativo". A su vez, aseguran que esa medida "da pobres resultados" y creen que "es necesario investigar y atacar las rutas de financiación para neutralizarlas de manera definitiva".

 

Con respecto a la creación de una guardia nacional que propone el plebiscito, aseguran que "las fuerzas armadas no están formadas para intervenir en seguridad pública ni actuar con población civil, sino para la defensa de la soberanía nacional". En ese mismo sentido citan a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que entiende que es necesaria la separación entre las funciones realizadas por la policía y por los militares en cuestiones de seguridad pública, "debido a su naturaleza, enfoque y entrenamiento".

Sobre el tercer punto de la reforma que busca que los presos cumplan efectivamente la totalidad de las penas, la articulación está en desacuerdo porque "las cárceles uruguayas están en condiciones deplorables e inhumanas. La superpoblación y el hacinamiento llevan al aumento en los índices de reincidencia delictiva". Para el movimiento esto "produce un círculo vicioso"  y creen que "la 'puerta giratoria' no se detiene manteniendo a la gente adentro sino evitando que vuelvan a entrar".

Según la vocera del PIT-CNT, la preocupación sobre la seguridad pública es legítima, pero hay otro tipo de inseguridades ignoradas, como las condiciones precarias en ciertos espacios de trabajo. Para la central sindical, esta suma de inseguridades forma parte de un problema mayor: la convivencia ciudadana.

Por tanto, el PIT-CNT considera que atacar únicamente una de las inseguridades no resolverá el verdadero conflicto. Por otra parte, sus representantes tampoco están de acuerdo en los mecanismos propuestos para abordar la inseguridad: "Creemos que más cárcel y represión no son la solución", subrayó García. 

"Creemos que es mucho más productivo y profundo el diálogo y el acercamiento a los barrios", señaló. Según dijo, varios sindicatos han hecho talleres, jornadas y encuentros que son más fructíferos que lo que pueda hacer el paquete de medidas, porque tienen potencial para transformar las formas en que convive la ciudadanía e incidir en la criminalidad.

El respaldo a la campaña en contra de Vivir Sin Miedo recibió aprobación unánime de todos los sindicatos que integran el PIT-CNT, tanto en el Secretariado Ejecutivo como en la Mesa Representativa.

En febrero, el secretariado se reunió con Larrañaga. Los temas abordados fueron el empleo, la productividad como herramienta, y la defensa del trabajo y de la producción, según dijo el precandidato a la salida del encuentro. No obstante, García aseguró que "por una cuestión de honestidad y ética", planteó la postura del PIT-CNT  y le dijeron que pensaban hacer una compaña en contra. 

La campaña Vivir Sin Miedo propone la creación de una guardia nacional integrada por militares, para que colabore con la policía. Además pretende regular los allanamientos nocturnos en lugares donde existan sospechas fundadas y se disponga de una orden judicial para el ingreso.

Otra de las medidas es que los presos cumplan la totalidad de las condenas, eliminando de este modo la libertad anticipada. También prevé la creación de la figura de la Reclusión Permanente Revisable, que establece que los delitos "gravísimos" —abusos, violaciones, secuestros, trata, homicidios, entre otros— sean penados con la máxima condena de 30 años.

La propuesta recogió más de 400 mil firmas y será plebiscitada junto a las próximas elecciones nacionales.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...