Fútbol > INFORME

¿Por qué los técnicos uruguayos son exitosos y codiciados en el fútbol mexicano?

El poderío económico de los mexicanos y la tecnología que mide hasta si un equipo mereció ganar o no, le agrega el ADN celeste a sus equipos

Tiempo de lectura: -'

24 de enero de 2020 a las 20:27

Por su poderío económico, el fútbol de México es el más importante del continente americano. Solamente los clubes Monterrey, América, Tigres y Cruz Azul tienen planteles valorados en US$ 327 millones, según un artículo del diario El Universal. Los futbolistas que llegan a la liga mexicana cobran salarios “europeos” y para los entrenadores no es fácil ingresar el mercado azteca. Sin embargo, en el último quinquenio seis técnicos uruguayos dejaron su marca, fueron campeones, son respetados y abrieron las puertas a otros profesionales.

En el actual torneo Clausura mexicano -este fin de semana se juega la tercera fecha- dirigen Robert Dante Siboldi (Cruz Azul), Paulo Pezzolano (Pachuca) y Guillermo Almada (Santos), y en los últimos años también lo hicieron Diego Alonso -flamante entrenador del Inter Miami de la MLS-, Gustavo Díaz y Gustavo Matosas. Además, César Vega es un referente desde hace varios años en las selecciones juveniles del país azteca.

Gustavo Díaz dirigió a León.

“Los entrenadores uruguayos en los últimos años le dieron frescura al fútbol mexicano. Algunos son viejos conocidos como Siboldi, que estuvo acá como portero muchos años; Diego Alonso que dirigió en Pachuca y en Rayados. Han implantado su idea, algunos de ellos llegaron sin mucho cartel o sin que los conozcamos mucho en el entorno mexicano, como Guillermo Almada que ahora dirige a Santos, pero que ha establecido su sello, un equipo directo, que fue líder del torneo pasado y si bien no se coronó campeón, uno identificaba muy bien cómo jugaba ese equipo”, manifestó a Referí el periodista Alain Arenas, del diario El Universal.

El entrenador uruguayo Gerardo Pelusso señaló a Referí que los técnicos uruguayos poseen tres aspectos que los hacen exitosos en cualquier mercado: la cultura futbolística que hay en el país; la preparación de los entrenadores y las dificultades de trabajar en los clubes uruguayos: “Este país tiene una cultura de fútbol desde que nacemos; además no hay ningún país de Sudamérica que tenga entrenadores tan preparados como los uruguayos y sabemos sobreponernos a todas las dificultades que solo acá existen, no sé en Bolivia y Venezuela porque no trabajé, pero cuando empecé a dirigir tenía que inflar hasta las pelotas”, señaló el floridense.

Robert Siboldi, entrenador de Cruz Azul.

Sobreponerse a las dificultades, además del conocimiento adquirido, es una marca en el orillo que destaca a los profesionales uruguayos. En los últimos ocho años, siempre hubo un técnico uruguayo campeón con un equipo mexicano: En 2012 (en el Ascenso), 2013 y 2014 fue Gustavo Matosas con León, en 2015 Matosas ganó la Liga de Campeones de Concacaf con América, en 2016 Diego Alonso obtuvo el Clausura con Pachuca y en 2017 ganó la Liga de Campeones de Concacaf con el mismo equipo, en 2018 Robert Siboldi se consagró en Primera división con Santos Laguna y el año pasado repitió Alonso, esa vez al frente de Monterrey.

"Es un fútbol con un poderío económico muy importante, que compite con los clubes de Europa. Por ejemplo Santos tiene una infraestructura y una estructura de primer nivel, el estadio Corona tiene nueve años, aparte del estadio tiene un complejo con cinco canchas al lado, mucha tecnología, tenemos todo lo que necesitamos ahí, está la Ciudad Deportiva del club que es imponente y no tiene nada que envidiarle a ningún club de Europa" (Guillermo Almada).

Según Arenas, “la mayoría de estos entrenadores se caracterizan por tener un juego ofensivo, un juego que es fácilmente visible y reconocible para el aficionado, e incluso muchos uruguayos han sido mejor valorados en México después de una etapa que incluso algunos mexicanos”.

Hace más de 30 años que Siboldi vive en México. Hizo el curso de entrenador en aquel país y arrancó en Cruz Azul, por lo que se siente un técnico mexicano, pero guarda en su interior mucho del ser uruguayo: “Las raíces de cuando nos formamos como jugador, la garra, la entrega. Eso no se negocia, tiene que estar puesto en todo momento, ese espíritu combativo, no querer perder, es lo que traemos como sello. Aparte el trabajo, la dedicación, el tiempo que estamos metidos en esto, porque prácticamente estamos las 24 horas; yo llegó a las 7:20 de la mañana al club y me voy a las 18:30. Y por más que te vayas seguís pensando, planificando, viendo como haces para mejorar al equipo en lo individual y colectivo, esto es la vida de uno”, contó a Referí.

Almada se encuentra en el otro extremo. Se formó en Uruguay, empezó la carrera tratando de eludir dificultades en Tacuarembó FC y antes de llegar a Santos Laguna, hace nueve meses, se destacó en Barcelona de Guayaquil. También como Siboldi y como Pelusso, coincide en varios aspectos que hacen que los técnicos uruguayos sean valorados fuera de fronteras.

Guillermo Almada, técnico de Santos Laguna.

“A los mexicanos les gusta que les implantes nuestra garra a los equipos, que está en el ADN de todos los entrenadores uruguayos y saben del profesionalismo y la capacidad de trabajo que tienen muchos entrenadores nuestros. Eso hace que estén permanentemente recurriendo a ellos. Un poco los embajadores que hemos tenido anteriormente, que ahora somos nosotros, fueron abriendo las puertas. Es un entrenador muy cotizado el uruguayo en varios mercados” dijo Almada a Referí.

Y agregó: “Somos adaptables, tanto los entrenadores como los jugadores. Los jugadores son muy buscados por su fortaleza mental porque lo que vivimos en Uruguay después de salir de allá nos adaptamos a cualquier situación. Eso es muy valorado aquí, y en Ecuador también; pasó que en un momento más de la mitad de la liga éramos entrenadores uruguayos. Todo el mundo sorprendido porque era un mercado dominado por los argentinos y esas son cosas que los directivos saben”.

¿Qué les gusta ver a los mexicanos?

Los últimos entrenadores uruguayos que llegaron a México tienen una particularidad similar. Además de la garra innata de todo aquel que nació en este rincón del mundo, pertenecen a una nueva generación que se está abriendo camino priorizando el toque de pelota a los dientes apretados. Y en las tierras de Chicharito, Hugo Sánchez, Rafa Márquez, encuentran campo fértil para desarrollar su trabajo.

“Yo estoy adaptado al fútbol mexicano porque lo viví de jugador. Les gusta el buen trato de la pelota, que el equipo salga jugando, que presione, que sea agresivo, que tenga una misma forma de juego tanto de local como visitante, porque aquí es muy marcado eso, que tenga un estilo de juego definido, una personalidad, que el aficionado cuando ve jugar a su equipo ya sabe a lo que va a jugar, que va a intentar ganar con sus herramientas, pero de una manera que agrade y guste”, señaló Siboldi.

Almada, en tanto, se siente cómodo en ese estilo de juego. Tanto como cuando sacaba aquellos remates con tanta potencia desde la mitad de la cancha y lo llamaban "El cañón del Parque (Rodó)".

“Acá les gusta que los equipos salgan a proponer, a buscar, se sienten identificados con ese juego. Los futbolistas mexicanos son muy ricos técnicamente. Quizás no tengan la fortaleza mental del uruguayo y quizás no tengan la potencialidad de los jugadores colombianos o ecuatorianos, pero son muy buenos profesionales. La mayoría está en la Liga, y cuando se van a Europa no es por un tema económico, se van por un desafío deportivo y hay muy buenos mexicanos en Europa”, dijo el entrenador uruguayo.

Diego Alonso fue campeón el año pasado con Monterrey.

Para el técnico de Santos Laguna, el hecho de que cada club pueda utilizar hasta nueve extranjeros, “hace que el fútbol sea más fuerte y vistoso. Es una liga muy competitiva, muchísima gente va a los estadios, hay paridad en todos los equipos al tener tantos extranjeros y los que llegan a México lo hacen porque se han destacado en algún otro lugar. Los partidos son muy difíciles, son atractivos de ver por la dinámica que tienen, pero lamentablemente los equipos mexicanos han dejado de competir en la Libertadores o en la Sudamericana, pero en la Concacaf por ejemplo son campeones todos los años. El que compite es campeón. Están intentando que los mexicanos vuelvan a la Libertadores, que me parece espectacular”.

“Almada está haciendo un muy buen torneo. En el anterior tenía uno de los equipos que jugaba mejor fútbol, hizo un gran torneo. Lamentablemente en la liguilla quedó afuera en la primera fase, pero hizo un torneo espectacular. Junto con León eran los dos que mejor jugaban al fútbol, y muy vistoso, tanto de local como de visitante. Pezzolano, que vino a Pachuca está empezando, está teniendo una oportunidad y ojalá la pueda aprovechar y que los resultados le sean favorables" (Robert Siboldi)

La contratación de tantos jugadores foráneos tapa a los juveniles, sin embargo el club que dirige Almada “tiene una cantera muy importante de juveniles que nos permitió en estos nueve meses debutar a siete u ocho jugadores que al principio era impensado. Trabajan muy bien en Formativas y hay mucha inversión del club en ese sentido”.

Para el periodista Arenas, “en México tenemos la característica que hace mucho tiempo dirigen los mismos entrenadores locales y eso ha beneficiado que también vengan muchos extranjeros. En el caso de los uruguayos creo que no es solo el buen juego, sino que también cada uno de ellos se ha destacado en diferentes ligas”.

Paulo Pezzolano dirige a Pachuca.

Señaló que de todas formas, ninguno está exento de críticas, como pasa en cualquier país donde el fútbol es pasión y dinero: “Algún sector de la prensa mexicana criticó a Pezzolano porque no tenía las credenciales para dirigir en el fútbol mexicano, entendiendo que el fútbol mexicano es caldo de cultivo o un imán para entrenadores extranjeros. Pero vamos a ver qué pasa con él. En los últimos cinco años se destacaron Siboldi con Santos, los torneos de Copa que ganó Alonso con Pachuca y con Rayados, todos estos éxitos abrieron las puertas para que el fútbol mexicano se fije más en entrenadores uruguayos. No todos triunfan, claro y algunos no han tenido éxito: el caso de Gustavo Díaz con León que no lo pudo sacar del bache o Gustavo Matosas que quedó afuera del mercado por un escándalo generado afuera de las canchas”, indicó el periodista mexicano.

Gustavo Matosas fue varias veces campeón en México.

Para Siboldi, “cada equipo busca un perfil de entrenador que tenga el ADN, el modelo de trabajo o de institución que es. Hay entrenadores que tienen perfil de formador, hay otros que son resultadistas sin ver la formación del jugador. Hoy la vorágine de los resultados te llevan a que si sos formador, también tenés que buscar cómo sacar resultados. Cruz Azul hace 22 años que no sale campeón y que urge, está buscando el resultado inmediato. Hay muchos equipos que se dedican a adquirir jugadores jóvenes, completarles la formación, ponerlos en la vitrina y hacer negocio. También hay entrenadores para eso”.

¿Qué les brinda el mercado mexicano?

“La mayoría de los equipos tiene infraestructura de primer nivel. No hay excusas como que no tenés canchas para entrenar, que no tenés una buena sanidad, la rehabilitación es de primer mundo. Cruz Azul es uno de los equipos que está a la vanguardia en ese sentido” reconoció Siboldi, exgolero de Peñarol y de tantos otros clubes de Argentina, México y Colombia.

Cuando Almada llegó al fútbol mexicano tenía conocimiento de cómo era el mercado, pero desde afuera. Ahora lo descubrió en profundidad. Contó que la liga y los clubes tienen empresas que se encargan de recabar información continuamente para que al entrenador no se le escape ni un detalle, ni siquiera si su equipo mereció ganar o perder durante un partido: “Hay una cantidad de datos que te da la liga que hacen que corrobores más certezas para el trabajo. Hay muchísima tecnología alrededor de los equipos y hace que tengan más precisión a la hora de preparar un equipo”.

Por ejemplo, se puede saber “el recorrido e intensidad de los futbolistas, cuántos sprint hacen, si mereciste ganar o no en los partidos, una cantidad de datos que son importantes que te los pasen en un partido para después entrenarlos en la semana. Muchos se han sacado de los deportes de Estados Unidos, del béisbol, porque se rigen mucho por estadísticas y se están volcando al fútbol también para hacerlo más certero en lograr resultados, que en definitiva es lo que quieren todos”.

Además, “los clubes tienen un aparato de inteligencia integrado por unas 20 personas estudiando las distintas capacidades del futbolista que ayudan al entrenador. Termina el entrenamientos y tenés varias reuniones con distintos sectores del club que te pasan datos de los futbolistas, los recursos humanos, la parte de ciencias aplicadas al deporte, una cantidad de cosas que para nosotros en Uruguay es impensado todavía, porque obviamente significan más gastos en el presupuesto, pero aquí se busca para certificar y acertar más en la preparación”, manifestó Almada.

Indicó que el innovador en ese sentido fue su club, Santos, pero hoy casi todos los equipos de Primera lo tienen: “Te analizan los extranjeros que se destacan en los distintos países, las características de los jugadores, dependiendo de lo que precises, datos no solo de los que están sino de los que puedan venir. Por más que se puedan volcar a los uruguayos o argentinos que son más fuertes mentalmente, estudian todos los mercados. Cuando necesitan algún refuerzo ya tienen identificado al jugador, por más que uno pueda recomendar como pasó con (Fernando) Gorriarán, al que recomendé que trajeran”.

En Uruguay, muy pocos deben de conocer a Donald Ross, pero fue el primer técnico que sacó campeón a las Chivas de Guadalajara en la temporada 1956/1957. Era uruguayo. Más acá en el tiempo, dirigieron en México Ricardo De León y Carlos Miloc. Otras épocas, otros fútbol. Pero el ADN celeste siempre estuvo presente en tierras aztecas y continúa hoy con una camada de entrenadores que no solo dirigen. También son campeones.

Buscando la mística de Cruz Azul
Cruz Azul de Robert Siboldi no tuvo un buen comienzo en el torneo Clausura. Perdió los dos partidos que disputó, 2-1 contra San Luis y 2-1 frente a Atlas.
La presión es mayor porque se trata de un equipo grande que hace 22 años que no sale campeón. Este sábado enfrenta a Santos Laguna de Guillermo Almada
“En mi caso estoy en la búsqueda de encontrarle la identidad al equipo, de encontrarle la mística esa que caracteriza a este equipo, es una de las cuatro instituciones más grandes de México y tenés que encontrarle la forma para que el equipo genere emociones, genere pasión. En eso estamos, tratando de generar eso, de crear un equipo competitivo. No empezamos bien este torneo, pero también tuvimos problemas en la formación, tuvimos varios lesionados, no llegaron a tiempo las contrataciones que teníamos planeadas, jugadores que salieron del plantel. Varias situaciones imprevistas que no estaban calculadas”, contó Siboldi.
Directores técnicos uruguayos los últimos 5 años en México

Clausura 2015

Diego Alonso - Pachuca

Gustavo Matosas - América

Apertura 2016

Diego Alonso - Pachuca

Clausura 2016

Diego Alonso - Pachuca

Apertura 2017

Gustavo Díaz - León

Diego Alonso - Pachuca

Robert Dante Siboldi - Santos

Clausura 2017

Gustavo Díaz -  León

Robert Dante Siboldi - Santos

Apertura 2018

Diego Alonso - Monterrey

Robert Dante Siboldi - Santos

Gustavo Díaz - León

Clausura 2018

Gustavo Díaz - León

Diego Alonso - Monterrey

Robert Dante Siboldi - Santos

Clausura 2019

Diego Alonso - Monterrey

Guillermo Almada - Santos

Robert Dante Siboldi - Veracruz

Apertura 2019

Robert Dante Siboldi - Cruz Azul

Guillermo Almada - Santos 

Gustavo Matosas - Atlético de San Luis

Diego Alonso - Monterrey

Clausura 2020

Robert Dante Siboldi - Cruz Azul

Paulo Pezzolano - Pachuca

Guillermo Almada - Santos

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...