Cargando...
Puerto de Buenos Aires.

Economía y Empresas > Comercio exterior

Argentina prepara batería de restricciones para importación de bienes terminados

Habrá más licencias no automáticas, para demorar el ingreso de ese tipo de productos, en un nuevo intento del gobierno argentino de administrar la escasez de dólares

Tiempo de lectura: -'

26 de septiembre de 2022 a las 16:28

La importación de un amplio universo de bienes terminados pasará a tramitarse con licencias no automáticas (LNA), en un nuevo intento del gobierno argentino de administrar la escasez de dólares y orientar las divisas al abastecimiento de insumos para la producción.

La medida, que termina de afinarse, supone ponerle requisitos adicionales a la importación de determinados bienes. Las LNA son un mecanismo de administración de importaciones validado por la Organización Mundial de Comercio (OMC) que implican que el gobierno tiene una ventana de tiempo antes de autorizar el ingreso de la mercadería. Ese plazo no puede superar los 60 días, según la OMC.

Reunión con industriales

El jueves, el ministro de Economía Sergio Massa y el secretario de Industria José de Mendiguren visitaron la Unión Industrial Argentina (UIA). Ante el diagnóstico compartido de priorizar los procesos productivos en la administración de divisas, los funcionarios les adelantaron a los empresarios que sumarán más bienes "terminados" —esa fue la palabra empleada— al conjunto que requieren de la aprobación de una LNA para entrar al país.

"Vamos a trabajar sobre las licencias no automáticas, se analiza que muchos bienes terminados pasen a LNA", le dijo a El Cronista de Mendiguren, sin entrar en especificaciones. "Se priorizará lo que genere empleo, exportaciones, los insumos para producir", agregó.

La medida está en análisis en la Secretaría de Comercio, que conduce Matías Tombolini. También talla en esas decisiones el titular de la Aduana, Guillermo Michel. Será una segunda ronda, más amplia, de restricciones, luego de que, hace un mes, se pasara al esquema de LNA a las importaciones de bienes suntuarios, como whisky, embarcaciones o cápsulas de café.

“Puerta 12”

El gobierno no quiere anticipar qué posiciones arancelarias pasarán a LNA. Hacerlo supondría un efecto "Puerta 12" de importadores pidiendo Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI) para sobreestockearse, indicaron otras fuentes oficiales que confirmaron que el tema está en estudio. Eso, en un contexto en el que la brecha cambiaria da la sensación de "dólar barato" y hace que los pedidos de importaciones se multipliquen.

Pero el Ejecutivo avanzará sobre bienes terminados cuya importación creció más que la media, suponiendo que la elasticidad de importaciones sobre PIB es de 3 a 1 (es decir, que por cada punto de crecimiento del PIB, las compras al exterior suben 3 puntos).

Las fuentes indicaron que la "sintonía fina" buscará no frenar el ingreso de bienes que no se fabrican en el país ni de aquellos productos terminados que sirven de insumo (bienes intermedios) para otras actividades.

De acuerdo al último dato que publicó el Indec, entre enero y agosto la importación de computadoras y celulares (catalogados como "bienes de capital") aumentó 33% (son artefactos que muchas veces se venden al precio del dólar paralelo) y todos los subrubros de "bienes de consumo" subieron más de 15% anual. Lo que más aumentó fueron los bienes semi durables (45,9% acumulado).

Dólares para producir

La UIA consideró que la reunión con Massa y de Mendiguren fue "buena" y que la tramitación de los permisos para importar SIMI se agilizó, en comparación con el párate que supuso el doble cambio de ministro entre julio y agosto. Los industriales sostienen que el principal problema hoy es la doble tramitación: además de la SIMI, se requiere de la autorización del Banco Central. Massa y Tombolini trabajan en la trazabilidad del sistema.
En distintas reuniones sectoriales, Tombolini escuchó el reclamo reiterado de los empresarios por las importaciones. Ante la escasez de dólares, el Ejecutivo pidió a todos restringir sus compras lo más posible, en ese fino equilibrio entre importación y producción. El ejemplo más concreto fue el compromiso con la Asociación de Fabricantes de Electrónica de Tierra del Fuego para bajar las importaciones en más de US$ 400 millones, según fuentes oficiales.
En paralelo, el Ejecutivo busca armar un "operativo clamor" empresario para restringir el dólar tarjeta y turismo antes del mundial de Qatar. Si la UIA, con diplomacia, pide priorizar la producción, la Cgera reclamó que, "ante la discusión que se genera por el uso de las divisas para viajes, compras en el exterior con tarjeta o por e-Commerce, importaciones de bienes suntuosos", las divisas "sean para producir, generar empleo e importar insumos necesarios para la continuidad productiva" de las pymes.

Fuente: El Cronista - RIPE

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...