Tecnología > robo

Así es la tecnología que permite clonar tarjetas en cajeros automáticos

Estos son los implementos que usan los delincuentes conocidos como skimmers

Tiempo de lectura: -'

22 de enero de 2018 a las 05:00

La clonación de tarjetas y el robo de los datos que contienen sus bandas magnéticas se ha convertido en una práctica común en los últimos tiempos. El skimming, como se conoce en inglés, se puede producir en cajeros automáticos, aunque también se han conocido casos de trabajadores de establecimientos que contaban con un segundo lector de tarjetas además del propio datáfono de la tienda para realizar el robo.

Los delincuentes suelen optar por cajeros callejeros y poco frecuentados para situar en el lector de tarjetas un segundo lector camuflado, el que posteriormente recuperarán para obtener toda la información de las tarjetas que por él hayan pasado.

Para conocer el PIN de la tarjeta, información no contenida en ella, el método más empleado es el de colocar una cámara escondida que grabe como el usuario teclea su PIN en el cajero.

¿Cómo se obtienen los datos de las tarjetas?

En la deep web, incluso en webs de acceso más fácil, se pueden obtener lectores que se asemejan a los empleados por los bancos en sus cajeros, así como teclados también muy similares o las cámaras para grabar al usuario mientras introduce su número PIN.

Una vez que la tarjeta del usuario ha pasado por lector, el skimmer ya tiene gran parte de la información que necesita.

Con esos datos, el delincuente puede fabricarse su propia tarjeta física. Aunque necesitará el PIN para hacer compras presenciales, usando los datos conseguidos podrá hacer movimientos online o incluso venderle los datos a otros usuarios interesados.

Actualmente, en muchos países, es difícil encontrarse con tarjetas bancarias que no cuenten con banda magnética. El problema para dejar atrás este método tan inseguro es que, para ello, todo el mundo debería adaptar sus cajeros, tarjetas y datáfonos.

Por más que los bancos, tarjetas y tiendas de una ciudad puedan estar adaptados, si el usuario viaja a otra locación podrá encontrar bancos y/o tiendas no adaptados

¿Es más seguro el chip que la banda magnética?

La respuesta es sí. Toda la información contenida en los chips de las nuevas tarjetas está protegida mediante el uso de algoritmos de cifrado como Triple-DES, SHA o RSA que, de momento, han demostrado ser infranqueables, por lo que acceder al contenido del chip y duplicarlo es imposible.

¿Podemos hacer algo para evitar la clonación de nuestras tarjetas?

Es imposible estar totalmente protegido frente a esta posibilidad, aunque sí hay ciertas precauciones que se pueden tomar para dificultarle la tarea a los skimmers. La primera de ella es desconfiar de cajeros que están lejos o fuera de oficinas bancarias, en lugares de poco tránsito, ya que estos son los que más fácilmente se pueden manipular.

Una vez frente al cajero, es conveniente comprobar si el lector en el que se va a introducir la tarjeta y el teclado parecen ser los originales. Ante la mínima sospecha, conviene buscar otro cajero. También se recomienda tapar con una mano al momento de teclear el PIN.


REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...