Básquetbol > EL JUGADOR EN LLAMAS

Batista, el orgullo de la W

Entrenador y compañeros contaron cómo es convivir con el mejor jugador de la Liga Uruguaya

Tiempo de lectura: -'

02 de febrero de 2018 a las 05:00

Juega y hace jugar. Está desnivelante como siempre, imparable en la pintura, pero también muy inteligente en la lectura de juego siendo pieza clave para potenciar a sus compañeros. Welcome, líder de la Tabla Anual, disfruta a la mejor versión de Esteban Batista y quiere coronar la temporada con el título.

El pívot de 2,08 metros, único uruguayo en la historia de la NBA (Atlanta Hawks 2005-2006), es el jugador de mejor valoración en el torneo con un índice de 623 contra 559 de Anthony Danridge de Nacional; es el tercer mejor reboteador del torneo y está séptimo en asistencias.

En los dos últimos partidos (Goes y Defensor Sporting) registró triples-dobles (puntos, rebotes, asistencias) siendo el único jugador del torneo en lograr esas marcas en la temporada (lo hizo tres veces ya que en octubre lo sufrió Aguada).

"En nuestro país solemos ver extranjeros que llegan a ganar US$ 200 mil al año y en Europa Esteban ganaba mucho más que eso. Porque es un jugador de una enorme jerarquía. Por eso me costaba imaginármelo otra vez en nuestra Liga que es menos física, más lenta y con un arbitraje diferente a las ligas donde él estaba jugando", contó a Referí el entrenador Javier Espíndola.

"Esteban demostró que tiene una capacidad tremenda, es un pívot moderno, ha tirado triples y los mete y ha hecho crecer a todo el equipo. El enorme crecimiento que logró en los nacionales nos permitió jugar un básquetbol superior al que jugábamos", agregó.

Es cierto. Batista tiró 32 triples y metió ocho en lo que va de la Liga Uruguaya en la que Welcome ganó el Apertura y ya aseguró su presencia en la Liguilla y también en la Liga Sudamericana 2018.

"A mí me hace gracia cuando viene un americano y se dice que tiene experiencia por Europa y se resalta su currículum, y me sorprende porque lo tenemos a Esteban y no se lo reconoce tanto. Jugó cosas muy importantes y a veces se le da más importancia a un americano", expresó el pívot Claudio Charquero, que cuando jugaba en Illescas de España veía a Batista jugando las finales de la Euroliga con Macabi Tel Aviv.

"Lo conozco de cuando él empezaba en Welcome en 2003 que entraba pocos minutos y yo estaba en Trouville en aquel equipo del Polo Quinteros. Al año siguiente Espíndola se lo llevó a Salto y yo pasé a Paysandú y ya tuvo otra participación, jugaba con Giuliano Rivera en la pintura y ya se empezó a destacar en la parte física a la que le fue agregando año a año cosas. Después explotó y fue a la NBA. Todo lo logró con mucho trabajo y hoy es un jugador completo", agregó Charquero, pívot de 40 años.

Charquero estaba en aquella piscina de República Dominicana en setiembre de 2005 cuando Batista les contó a sus compañeros de selección uruguaya que se iba a jugar a la NBA.

"Fue un momento inolvidable, todos nos pusimos muy contentos. Anduvo volando en aquel torneo, fue el mejor pívot del campeonato", recordó.

Charquero compartió selección con Batista. Fue el mejor reboteador con un promedio de 15,6 y promedió 18 puntos por juego terminando séptimo en la tabla de goleadores en la que Nicolás Mazzarino fue tercero (21,0).

"Con él jugué los Sudamericanos de 2004, 2006 y 2008, el preolímpico de Las Vegas 2007 y los Juegos Panamericanos de Río 2007, además de aquel torneo en Dominicana", contó Charquero.

En Río Uruguay ganó su única medalla en su historial de básquetbol en Juegos Panamericanos al ganarle una épica final por el bronce a Argentina.

"Esteban te lo hace muy fácil, es muy humilde, se insertó muy rápido y por su forma de ser muchas veces no nos damos cuenta de la magnitud de compañero que tenemos. Es el mejor jugador uruguayo de los últimos 20 o 30 años. Te guía en la cancha, es gran compañero, transmite confianza y es positivo para el grupo", dijo el base Matías De Gouveia.

"Es un jugador para aprovechar y aprender", subrayó.

"Por la tensión que genera en los demás además de los puntos y rebotes que logra siempre, reparte mucho juego y ahí depende de nosotros entenderlo y tener confianza en los tiros abiertos para aprovechar los espacios que él nos genera", resaltó el armador de la W.

"Desde que él llegó el objetivo de Welcome es llegar a la final y ser campeón", concluyó Charquero. Con Batista y por Batista.

Las cifras

18,4 puntos son los que promedia en la presente Liga Uruguaya y está dentro de los primeros 15 goleadores de la temporada.
12,64 rebotes son los que promedia en el certamen y está tercero, detrás de Cameron Forte (Olimpia, 14,3) y Rick Jackson (Goes, 12,67).

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.