Nacional > SEGURIDAD

Bonomi ordenó una investigación administrativa por el motín en el Comcar

Los tres rehenes fueron liberados en "perfecto estado", dijo el ministro del Interior

Tiempo de lectura: -'

29 de junio de 2018 a las 19:30

Los 33 reclusos del módulo 12 de la cárcel de Santiago Vázquez (ex Comcar) pusieron fin a más de 10 horas de motín, cuando sobre las 15 horas de este viernes decidieron liberar a los últimos dos policías que permanecieron como rehenes desde la madrugada. Horas antes, los presos, que reclamaban mejores condiciones de reclusión, ya habían liberado a una rehén, una policía que trabajaba en la unidad.

Según informó el Ministerio del Interior, los tres policías se encuentran en "perfecto estado", aunque a uno de ellos se le debió dar un calmante. Los presos, en tanto, fueron trasladados a distintos centros, y algunos, tal como pidieron, fueron enviados al Penal de Libertad.

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, dijo que la cartera ordenó "una investigación administrativa ajena al Instituto Nacional de Rehabilitación", para conocer cómo se dieron los hechos. A esto se le suma la investigación penal a la que estará abocada en los próximos días la fiscal Diana Salvo, quien espera espera el reporte fotográfico de la Policía Científica para evaluar las roturas del módulo, y el comienzo de las declaraciones a todos los involucrados, incluyendo a los agentes secuestrados.

"(Los presos) cometieron delito evidente: policías de rehén esposados y amenazados con armas", dijo la fiscal, y agregó que los delitos de atentado y privación de libertad son los primeros que saltan a la vista. "Los que amenazaban y decían que iban a matar a los policías eran presos que enfrentan penas larguísimas, de hasta 30 años, por lo que no les importa su pena. Ellos mismos subieron las fotos a las redes", aseguró la fiscal.


Las negociaciones fueron llevadas adelante por el director de Instituto Nacional de Rehabilitación, y aunque los delincuentes amenazaron con matar a uno de los rehenes si no se cumplía con sus reclamos, nunca llegaron a ser agredidos físicamente.

Los reclusos utilizaron celulares para manifestarle a la prensa sus reclamos y dar pruebas de vida de los rehenes. "Hay un preso acá tiene una pierna que se la quieren imputar (sic) y no le daban la licencia médica. Hay gente que no puede estar en este sector, que es un nido de ratas. Nunca en mi vida vi tantas ratas como vi acá", dijo uno de los presos a la prensa en comunicación desde la cárcel.

"La situación está impecable, estamos hechos un éxito", aseguró. Por otro lado, uno de los policías secuestrados dijo: "Estamos en una situación tensa pero bien. No nos judearon, no nos lastimaron. Estamos despiertos desde las tres de la mañana. Esperamos que las autoridades del INR den una solución rápida". Y luego agregó: "Hace siete u ocho horas que estamos de rehenes".

En imágenes se pudo ver a los reclusos armados y a los policías que fueron secuestrados. "Tenemos cuchillos, tenemos escopetas", dijo a la prensa uno de los presos, que ofició como vocero.

Héctor Alaniz, integrante del sindicato policial de Montevideo, informó a El Observador que los internos demandaban "más horas de patio", mejor calidad en los alimentos que reciben y celulares para comunicarse con el exterior.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.