Mundo > LOS ocho CUADERNOS

Chofer argentino que anotó en cuadernos red de coimas declaró como arrepentido

Según el fiscal, dio "mucha información"

Tiempo de lectura: -'

02 de agosto de 2018 a las 13:53

Óscar Centeno, el chófer que presuntamente anotó durante años los recorridos que hacía para recaudar sobornos para funcionarios públicos, declara hoy como "arrepentido", figura que permite a los acusados que colaboren con la Justicia beneficiarse de una reducción en las penas de cárcel.

Según informaron fuentes judiciales al diario La Nación, Centeno, uno de los detenidos por la presunta red de coimas entregadas por empresarios de la obra pública a miembros de los gobiernos kirchneristas (2003-2015), comparece en Buenos Aires ante el juez y ya se aceptó que lo haga como colaborador de la Justicia.

No obstante, el fiscal Carlos Stornelli ya tomó declaración bajo el beneficio de la figura de "arrepentido" a cambio de que se prestara colaborar con la Justicia. Según La Nación, Stornelli confirmó que el hombre aportó "mucha información", aunque no quiso confirmar si Centeno admitió ser el autor de las anotaciones.

Más de una docena de personas, entre empresarios y miembros de los Ejecutivos kirchneristas, fueron hasta el momento detenidos en el marco de la causa, impulsada por la Justicia tras una investigación realizada por varios periodistas de La Nación, a cuyas manos llegaron unas libretas presuntamente escritas por Centeno.

Lea también: Ocho cuadernos, bolsos con dinero y Cristina citada a declarar

En esos cuadernos, el chofer dejó apuntados con detalle durante más de una década los recorridos que hacía con su jefe, Roberto Baratta, y otros exmiembros del gobierno para recaudar bolsos con millones de dólares, presuntamente destinados a funcionarios con el fin de favorecer la concesión de contratos de obras.

Entre las muchas anotaciones que Centeno hizo en sus cuadernos están viajes con dinero que presuntamente hizo hasta la residencia presidencial o al apartamento particular de la familia Kirchner en Buenos Aires.

Por este motivo, el juez Claudio Bonadio, que investiga una "asociación ilícita", citó a declarar, entre otros, a la propia Cristina Fernández -para el próximo 13 de agosto-, aunque por el momento no podría ser detenida por ser senadora y contar con fueros parlamentarios.

En octubre de 2016, el Congreso argentino aprobó la ley que ampliaba la figura de "arrepentido" -que ya se aplicaba a otros delitos- para los casos de corrupción, y establece que el acuerdo de colaboración ha de celebrarse exclusivamente entre el fiscal y las personas que brinden información.

Un acusado en una investigación de esta índole puede ser "arrepentido" solo antes de que la causa sea elevada a juicio oral, por delitos en los que haya participado y si su confesión ayuda a condenar a personas con similar o mayor responsabilidad.

De esta forma podrá obtener una rebaja en la pena, aunque no eludir la cárcel.

No pueden acogerse funcionarios que sean sujetos a juicio político, es decir, el presidente, el vicepresidente, los ministros del gobierno y los jueces de la Corte Suprema.

Comentarios