Cargando...
Psicoterapeuta Psicoanalítica Marina Gadea, Laura Passano, Brand lead de Cuidado del Hogar de Unilever y Adrian Russo Presidente Cámara de Comercio y Negocios LGBT de Uruguay.

Omedia > Omedia para Unilever

Claves para que los vendedores de ropa empaticen con el cliente

Skip realizó en el mes de junio una serie de talleres para los vendedores de tiendas, con el objetivo de alentar a sus clientes a vestir libremente, sin limitaciones ni prejuicios

Tiempo de lectura: -'

02 de agosto de 2022 a las 05:04

De acuerdo a un estudio realizado por la marca, los encuestados declararon que casi seis de cada diez vendedores de ropa uruguayos no están capacitados para hacer sentir a sus clientes como les gustaría respecto a las prendas que se prueban, según reveló un estudio realizado por Skip (Unilever) junto a Provokers.

Es por eso que la marca de limpieza y cuidado de la ropa lanzó una serie de talleres dirigidos al personal de ventas en el rubro de vestimenta. El objetivo es que los trabajadores aprendan a empatizar con el cliente que entra al local y lograr que se sienta más libre, aceptado y contento.

“Necesitamos que los vendedores tengan una mirada más empática y fue así que desde Skip presentamos estos talleres”, afirmó la brand lead de Skip Uruguay, Laura Passano. 

La idea es lograr que el cliente sea el protagonista de un buen momento y poder promover la libertad de expresión al vestir para que todos puedan ser uno mismo sin limitaciones. En otras palabras, se trata de dejar las etiquetas solo para la ropa.

En esta primera instancia, el taller se realizó para las marcas de diseño local Rotunda, The Urban Haus y Margara Shaw, que se adhirieron fuertemente a este propósito por compartir los mismos valores. La idea es hacerlo extensivo a otras marcas que puedan estar interesadas.

Durante el taller se mostraron los resultados del estudio que realizó Skip junto con Provokers. Para ello se entrevistó a 14 personas sobre su vínculo con la ropa, de las cuales seis fueron personas de la comunidad LGBTQI+. Todos los consultados son residentes en Montevideo.

Por otra parte, se hicieron 608 encuestas de dos tipos: por panel online y por redes sociales. Las encuestas fueron dirigidas a personas de entre 16 y 60 años de edad residentes en Montevideo, así como del interior del país, tanto para hombres como mujeres y otros orientaciones sexuales.

Los resultados que obtuvieron reflejaron que las principales barreras que tienen los uruguayos a la hora de vestirse son los cuerpos no hegemónicos, la edad, el “no ser joven”, la identidad de género, así como también los mandatos de género.

El objetivo principal del estudio fue explorar y entender el rol que juega la ropa en la construcción de la identidad uruguaya con foco en la población LGBTQI+, así como identificar las tensiones que hay entre la ropa y la expresión de la identidad y cuantificar a nivel nacional las tensiones detectadas en la fase cualitativa. 

Según Passano, esta dinámica promueve liberar los estereotipos culturales, pensar no tanto en lo que “debemos ser” sino en lo que “somos” y queremos ser, naturalizar las diferencias, conocernos a nosotros mismos y aceptarnos. 

“Si un uruguayo elige usar gris que sea por convicción y no porque de esta manera no va a destacar demasiado. No todos los uruguayos eligen multiplicidad de colores pero eso tiene que darse por una elección personal de uno y no por miedo a la mirada del otro”, sostuvo Passano. 

Algunas de las frases que se repitieron a lo largo del estudio fueron: “Me gustaría ver más moda para todos los cuerpos; me gustaría ver más ropa sin género; me siento condicionada por el peso y por la edad; mucha gente no acepta lo que a otro le gusta”. 

Una vez que se analizó dicho estudio, Skip identificó una problemática que abarca a las personas con identidad de género diferente y también a las personas que sienten que por su edad o su tipo de cuerpo no pueden tener libertad al momento de vestirse debido a los perjuicios de la sociedad.

Con la ayuda de la psicóloga Martina Gadea y la Cámara de Comercio y Negocios LGBTI+ de Uruguay se decidió iniciar este tipo de talleres. En el primer encuentro apareció la interrogante de qué es lo que hay que hacer para que los uruguayos mejoren su experiencia con la ropa y logren expresar cómo se sienten con ella.

Gadea señaló que en el taller puso énfasis en el cliente que se aleja de los estereotipos, es decir, el que se aleja de los cuerpos hegemónicos, la edad hegemónica y la orientación heterosexual. 

Para esto inventó el concepto de “cliente ideal” y dijo que es aquel que “tiene mucho tiempo para hacer compras, dinero para gastar, se siente muy bien con su cuerpo, y no tiene prejuicios consigo mismo”, manifestó.

“En el imaginario de uno la idea de ir a comprar ropa siempre es algo placentero y no es así para todo el mundo”, subrayó la psicóloga. Se introdujo este concepto para que los vendedores entiendan que las personas que entran a los locales entran con sus dificultades y traumas personales. 

La psicóloga Martina Gadea

El presidente de la Cámara de Comercio y Negocios LGBTI+ de Uruguay, Adrián Russo destacó el valor de este tipo de iniciativas, ya que amplían los conocimientos. “Skip quiso poner valor a la diversidad y a la atención del cliente para todos y todas por igual y ayudar a tomar conciencia, lo que es esencial para la inclusión”, comentó. 

Según Russo, este tipo de dinámicas promueve igualdad, respeto, educación y ayuda a mejorar la atención al cliente para que no haya discriminación. 

El feedback que tuvieron de los vendedores que participaron en los talleres fue muy positivo. “Los vendedores quedan muy agradecidos con estos talleres porque muchas veces ellos no reaccionan intencionalmente de mala manera, sino que es porque no tienen el conocimiento, ni la instancia de conversación”, mencionó Passano. Es por esto que Skip apunta a una comunicación inclusiva para ser conscientes de las microagresiones y así, poder evitarlas. 

“Como marca, más allá de entregar productos de calidad, queremos dejar una sociedad en la que las etiquetas queden solo para la ropa'', comentó Passano. 

De acuerdo con esto la propuesta de Skip es contribuir a un mundo con mayor libertad de expresión al vestir, promover formas de vestir más inclusivas para que todos puedan expresarse sin limitaciones. “A través de la empatía hay que habilitar la diversidad”, concluyó Passano. 

A tener en cuenta:
Durante la jornada se dio una serie de consejos para que los vendedores tengan en cuenta a la hora de atender a los clientes y Russo, de la Cámara de Comercio y Negocios LGBT las detalló:
  • Llamar al cliente por el nombre que lo identifique.
  •  Si no encuentra una prenda que le guste al cliente, asesorarlo/la de todas formas para que se vaya feliz de la tienda.
  •  Asesorar y guiar sobre los talles.
  • No dar por sentado que si es hombre se viste con ropa del género masculino. Así como si es mujer no dar por supuesto que se viste con ropa del género femenino. 
  • Los colores no tienen género.

    Comentarios

    Registrate gratis y seguí navegando.

    ¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

    Pasá de informarte a formar tu opinión.

    Suscribite desde US$ 345 / mes

    Elegí tu plan

    Estás por alcanzar el límite de notas.

    Suscribite ahora a

    Te quedan 3 notas gratuitas.

    Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

    Esta es tu última nota gratuita.

    Se parte de desde US$ 345 / mes

    Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

    Elegí tu plan y accedé sin límites.

    Ver planes

    Contenido exclusivo de

    Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

    Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

    Cargando...