Nacional > Inseguridad

Comunicación militante: cómo el Ministerio del Interior transmite su accionar

La secretaría de Estado utiliza su sistema de comunicación para tratar de defender decisiones y suele cometer errores

Tiempo de lectura: -'

20 de agosto de 2018 a las 05:00

Es uno de los ministerios más importantes y, a la vez, el más cuestionado del Poder Ejecutivo. La oposición, a veces el propio Frente Amplio, y muchas veces la ciudadanía con movilizaciones en las calles cuestionan el proceder del Ministerio del Interior y reclaman por el aumento de la inseguridad. Y antes esos cuestionamientos, la secretaría de Estado utiliza su Unidad de Comunicación (Unicom) para defender su accionar con un proceder que se asemeja más a la militancia política que a la comunicación institucional.

Según el director de Unicom, Fernando Gil, su dirección "trata de reportar" el trabajo policial para que la gente sepa en que se están invirtiendo los dineros y se refirió específicamente a la videovigilancia. De todas formas, a pesar de que realizan informes semanales sobre la actuación policial, Gil aseguró que los homicidios casi no se reportan para "no alimentar la crónica roja".

Gil explicó que el objetivo de su departamento es realizar "contenidos de calidad" y agregó que en el interior "son muy utilizados" por medios locales.

El episodio de las cámaras

El último ejemplo es uno de los más sonados. Ante versiones que aseguraban que el Ministerio del Interior había tenido una participación directa en la licitación de la Asociación Uruguaya de Fútbol para comprar las cámaras de identificación facial, la Unidad de Comunicación decidió emitir un comunicado para dejar clara su posición: "La cartera jamás insinuó ni direccionó la contratación de ninguna de las empresas", decía el comunicado difundido el jueves 6 y agregaba que el papel del ministerio se había limitado al asesoramiento.


Pero dos días más tarde, El Observador publicó una serie de documentos que mostraban que la secretaría de Estado había tenido un rol clave a la hora de elegir la empresa ganadora de la licitación. A tal punto fue la intervención del ministerio, que ITC (la empresa de Antel que asesoró a la AUF en esta compra) había seleccionado a Servinfo como ganadora de la licitación pero tras una reunión con el subsecretario Jorge Vázquez, cambió su postura y recomendó contratar a DDBA, la que sugería la cartera y que finalmente le vendió el servicio a la AUF.

Y ante este panorama, el Ministerio del Interior decidió sostener la mentira de que no había "insinuado ni direccionado" la licitación en vez de reconocer el error en el comunicado inicial. Incluso, los argumentos esgrimidos por Vázquez en los distintos medios respaldaban la teoría de que la cartera había tenido incidencia directa en la elección y era necesario que la tuviera porque era quien iba a operar el sistema de identificación facial. "La oferta de Servinfo no era aceptable", dijo Vázquez en M24.

Otros errores

Pero los errores en la comunicación del Ministerio del Interior no se reducen al episodio de las cámaras de la AUF. En medio de acusaciones cruzadas entre la Fiscalía y la secretaría de Estado por el nuevo Código del Proceso Penal, el 24 de julio Unicom decidió publicar en la página web –y difundirlo en sus redes sociales- el caso de una delincuente que había sido detenida, gracias a la videovigilancia, por robar pertenencias de distintos autos en Ciudad Vieja. En ese mismo video acusaba a la Fiscalía de que, a pesar de tener siete antecedentes penales, la había dejado en libertad.

Pero horas más tarde, el Ministerio del Interior tuvo que retractarse. La mujer había sido condenada y enviada a prisión, según un comunicado de la Fiscalía y la cartera tuvo que pedir disculpas. "Cometimos un error que reconocemos por cuanto la protagonista no está en libertad sino que cumple prisión por el delito que cometió con fecha 19 de julio", dice el comunicado que pedía "las disculpas del caso".

La Fiscalía acusó a la secretaría de Estado de utilizar "información inexacta" para "generar descrédito en la actuación de los fiscales y en el sistema de justicia todo". Tras este caso, el Ministerio del Interior dejó de informar respecto a la situación judicial de los detenidos sobre los que reportaba en sus informes. "No le corresponde al Ministerio del Interior dar esa información. Vamos afinando los contenidos", explicó Gil.


Dos meses antes, la cartera también tuvo que pedir perdón por otro error. El sábado cinco de mayo cuando se definía el Torneo Apertura, Peñarol enfrentó a Defensor Sporting en el Campeón del Siglo y Danubio recibió a Nacional en Jardines del Hipódromo.

Que los cuadros grandes jugaran el mismo día y a la misma hora, en canchas separadas por menos de diez kilómetros, era una señal de alerta y el Ministerio del Interior había montado un operativo especial. Y previo al partido, en las redes sociales comenzaron a circular rumores de un enfrentamiento entre hinchadas, que incluía balazos, en el intercambiador Belloni. "Ante versiones difundidas sobre "balaceras" en intercambiador Belloni las mismas carecen de veracidad", fue la rápida respuesta de Unicom en Twitter.

Pero el domingo seis, el Ministerio del Interior también tuvo que reconocer el error porque sí se registraron incidentes entre las hinchadas aunque no hubo intercambio de disparos. "Nos equivocamos" se titulaba el comunicado publicado en las redes sociales de la cartera y reconocía los enfrentamientos entre las hinchadas de Nacional y la de Peñarol.

Críticas al CPP

La puesta en marcha del nuevo Código del Proceso Penal generó duros cruces entre el Ministerio del Interior y la Fiscalía por el aumento de delitos. "Aumenta la violencia por un código más benigno. Durante dos años veníamos bajando las rapiñas y de un mes a otro se dispararon los delitos. ¿Qué es lo nuevo? Que los delincuentes quedan libres y las cárceles se están vaciando", dijo Vázquez el 29 de junio apuntando directamente contra la actuación de los fiscales y el nuevo CPP.

Sin embargo, un informe sobre el funcionamiento del nuevo Código del Proceso Penal a ocho meses desde su puesta en marcha y difundido por la Fiscalía, dejó en evidencia que los dichos de Vázquez no eran acertados.


Según destacó la Fiscalía –en base a datos del Ministerio del Interior-, los homicidios crecieron significativamente de 2011 a 2012, cuando pasaron de 199 a 267, y desde entonces "se mantuvieron en ese nivel". El pico de asesinatos se produjo en 2015, cuando se produjeron 293 muertes violentas, mientras que en 2016 se dio un descenso hasta las 268 y en 2017 volvieron a subir hasta las 283.
Asimismo, el documento señala que los hurtos "comenzaron una tendencia al alza en octubre de 2017", es decir, un mes antes de que comenzara a funcionar el nuevo código. En tanto, el texto agrega que "las rapiñas comenzaron a crecer en agosto de 2017".

Pero los cruces entre los organismos fueron constantes y llevaron a los fiscales a difundir un comunicado en el que criticaba al ministro del Interior, Eduardo Bonomi. Los magistrados manifestaron su "enfático y absoluto rechazo hacia la creciente tendencia de ciertos jerarcas públicos de adjudicarnos responsabilidades directas ante la aparente imposibilidad de resolver hechos con apariencia delictiva", asegurando que "atribuir culpas de forma generalizada hacia un grupo determinado de operadores jurídicos resulta inaceptable e irresponsable".

El ministro, además, ha ensayado varias explicaciones para justificar el aumento de los delitos pero en ningún caso reconoce errores en el accionar del Ministerio del Interior. Los fiscales, las víctimas, el aumento del consumo o la inclusión financiera han sido motivos esgrimidos por los jerarcas para justificar el aumento de la violencia.

Informes semanales

Actualmente el Ministerio del Interior realiza informes semanales –de audio y de video- con la actuación policial. Mucho de los informes están relacionados con la participación de las cámaras de videovigilancia en distintas detenciones. "Le queremos mostrar a la gente que la plata que se invierte da resultados", explicó Gil.

Sin embargo, en esos informes casi nunca se reportan homicidios porque no se quiere "alimentar la crónica roja", explicó Gil. El Ministerio del Interior gasta más de 500 mil pesos mensuales en su unidad de comunicación (Unicom) y desde 2011 a la fecha compró 29 insumos para trabajar por cerca de un millón y medio de pesos, según un informe publicado por el programa de radio Carve Así Nos Va.
Actualmente cuenta con un sitio web, dos canales de YouTube (uno de radio y otro de televisión), Facebook, Twitter y un blog para el programa Pelota al Medio a la Esperanza. El canal de Unicom TV fue creado en 2015 y sus dos estudios -ya que este año inauguraron uno nuevo y el anterior quedó para la radio- tuvieron un costo de $90.000 pesos.

En Unicom trabajan actualmente cuatro periodistas, cuatro camarógrafos/editores, dos diseñadores, un encargado de sonido, dos encargados de relaciones públicas, y su director, que está en un pase en comisión de la Dirección Nacional de Impresiones y Publicaciones Oficiales (IMPO) desde el año 2010, según publicó radio Carve.

Además, el director de la Unicom adelantó, en un blog personal conocido como El Rincón del Perro Gil, que los registros de delitos del primer semestre de 2018 eran los peores de la historia. El gobierno se apresta a publicar "una de sus peores estadísticas de delitos desde que se lleva registro" ya que "lejos de los guarismos a la baja con que cerró los años 2016 y 2017, este 2018 marcará un triste récord en materia de violencia". Es decir, un mes y medio antes de que se conocieran las cifras oficiales, el director de comunicación adelantó en un blog personal algunos datos.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...