Cargando...

Nacional > INSERCIÓN INTERNACIONAL

Con el TLC en la mira, gobierno reivindica "inflexión" respecto a política comercial del FA

El canciller Francisco Bustillo y la ministra de Economía Azucena Arbeleche destacarán este viernes en la Expo Prado los avances en la negociación con China

Tiempo de lectura: -'

10 de septiembre de 2021 a las 05:02

Con lo peor de la pandemia ya detrás, y con la expectativa de una reactivación económica por delante, la plana mayor del gobierno de Luis Lacalle Pou desembarcará este viernes en la Rural del Prado para exponer los ejes de su agenda pospandemia, con foco en el cuidado fiscal y la concreción de inversiones, pero también en los pasos dados en materia de acuerdos comerciales.

La Expo Prado 2021, que se extenderá hasta el domingo 2019, tendrá entre sus primeras actividades una conferencia a cargo de los ministros Azucena Arbeleche (Economía y Finanzas), Francisco Bustillo (Relaciones Exteriores) y Pablo Mieres (Trabajo y Seguridad Social), junto al director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Isaac Alfie, que lleva como temática "El día después", y que servirá de instancia para que cuatro integrantes del gabinete reivindiquen, ante las cámaras empresariales, los avances del gobierno en su programa de reformas.

Tanto Arbeleche como Bustillo destacarán las novedades respecto a las negociaciones formales de un Tratado de Libre Comercio (TLC) con China, un anuncio que realizó el presidente el pasado martes, y que desde entonces se enquistó en el centro de la discusión política, con repercusiones internas pero también en la región.

En la conferencia que dio tras convocar a todos los partidos políticos con representación parlamentaria, Lacalle Pou destacó especialmente el rol del canciller y la ministra de Economía en las negociaciones con los socios y con el principal destino de las exportaciones uruguayas. Bustillo volvía en la madrugada de este viernes a Uruguay tras unos días de misión oficial en Ecuador, desde donde puso en conocimiento a los cancilleres del Mercosur del anuncio que haría el presidente. 

Ya desde el propio anuncio de Lacalle Pou, en el gobierno han destacado los avances como un cambio de rumbo de la política comercial y recordado los intentos infructuosos de las administraciones frenteamplistas.

"Uruguay hoy pasa de las palabras a la acción. Empieza a abrirse al mundo para generar prosperidad", dijo el presidente en la conferencia, en la que también hubo referencias al "tren" que dejó pasar el primer gobierno de Tabaré Vázquez ante la oferta de un TLC con Estados Unidos. 

El secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, dijo horas después que el inicio de las negociaciones formales con China implicaban un paso de política exterior "como hacía tiempo no se daba".

Más directo y sin rodeos, el senador blanco Sebastián Da Silva dijo que el del martes "no fue un anuncito, como los de antes". "La diplomacia frenteamplista ha estado plagada de anuncios y poca concreción. La diplomacia presidencial de Lacalle Pou está plagada de cosas concretas", afirmó en rueda de prensa. 

Gustavo Penadés, también senador nacionalista, dijo que el avance de un TLC con China “implica una inflexión en la política exterior uruguaya”.

Las declaraciones de los representantes del gobierno han tenido como contracara la opinión de los referentes de los gobiernos frenteamplistas, que plantearon una dosis de escepticismo a las chances de éxito de la iniciativa uruguaya. 

Tanto el expresidente José Mujica, como el exministro de Economía Danilo Astori y el excanciller Rodolfo Nin Novoa pusieron énfasis en el tiempo que exige una negociación de este calibre y llamaron a esperar con cautela los pasos que den ambos países. 

En el caso de Nin Novoa, que tras una reunión con la cúpula del gobierno chino en 2016 planteó la posibilidad de un TLC con la potencia asiática, se despegó en estas horas de la estrategia seguida por Lacalle Pou, y su anuncio de que avanzará más allá de lo que opinen sus socios del Mercosur. 

Entrevistado por radio Sarandí, el excanciller dijo que a su juicio no se podía desatender la resolución 32/2000 del Mercosur, un texto que establece que los socios del bloque deben negociar en conjunto, aunque el gobierno uruguayo entiende que la normativa no fue "incorporada" por los socios y que por lo tanto no es impedimento para avanzar de forma bilateral. 

A pesar de que su Cancillería contaba en su momento con un documento que avalaba la visión que hoy defiende la administración de Lacalle PouNin Novoa dijo que "los pactos están para cumplirse y no se puede venir con una chicana con la cláusula 32/2000, porque eso repercute en la confianza de los miembros del Mercosur", insistió.

El excanciller Rodolfo Nin Novoa

En el gobierno actual entienden que los pasos dados en su momento con China fueron insuficientes, y que naufragaron ante la falta de consenso en el Mercosur e incluso en la interna del Frente Amplio. 

Según informó El Observador este jueves, Uruguay y China compartieron borradores de los términos de referencia, es decir las áreas genéricas de interés que cada país pretende abarcar en un eventual acuerdo, y como puntapié de un estudio de factibilidad en conjunto.

En la actual administración pretenden que ello ya marque una diferencia con lo que ocurrió en el último mandato frenteamplista. A comienzos de 2017, pocos meses después de que el gobierno encabezado por Tabaré Vázquez acordara con el presidente chino, Xi Jinping, avanzar en un TLC, Nin Novoa dijo ante la comisión del Senado –interrogado por el hoy presidente Lacalle Pou– que estaban a la espera de una respuesta de China a los términos de referencia enviados por Uruguay.

Entre las áreas de negociación que Uruguay proponía, Nin Novoa mencionó el "trato nacional y acceso al mercado de bienes, reglas de origen, facilitación del comercio y cooperación aduanera, defensa comercial y prácticas desleales de comercio, medidas sanitarias y fitosanitarias, obstáculos técnicos al comercio, inversión, comercio transfronterizo de servicios, comercio electrónico, compras públicas, política de competencia, propiedad intelectual, normas laborales, medioambiente, cooperación, comercio y género, pequeñas y medianas empresas, coherencia regulatoria, transparencia y lucha contra la corrupción, administración del acuerdo, solución de controversias, excepciones generales y disposiciones finales". En esa sesión de 2017, Lacalle Pou llamó la atención sobre lo que entendía era una inexistente respuesta china a los planteos de Uruguay. Meses después, el hoy presidente catalogó las gestiones de Cancillería como "voluntarismo".

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...