Nacional > ENTREVISTA a cosse

Cosse: "Algunas partes de Montevideo tienen una realidad desgarradora pero las pelotas que están olvidadas"

La candidata del FA dice tener una “trayectoria” de “transparencia” y que de ganar va a “enfrentar la miseria” que no está atacando el gobierno nacional

Tiempo de lectura: -'

24 de septiembre de 2020 a las 05:04

Por María Eugenia Fernández y Martín Tocar

Carolina Cosse traslada los ceros y unos a cualquier dimensión de la vida cotidiana. La expresidenta de Antel, exministra de Industria y exprecandidata a la Presidencia por el Frente Amplio ahora va por la Intendencia de Montevideo (IMM) pero concentra su entusiasmo en el poder de los “datos abiertos”.

En entrevista con El Observador, la candidata dice que quiere hacer entrar la ciudad “en un celular”, reconoce que existen “dos Montevideos” y que hay una “deuda” con barrios de la periferia. Defiende el último gobierno de Vázquez a quien dice ser “leal”, advierte que “se agitan cucos” con lo que pueda hacer el Partido Comunista y, contrario a lo que afirman sus adversarios, se define como una persona de “diálogo” y “transparencia”.

La candidata de la coalición Laura Raffo planteó que la elección es entre ella y usted. ¿Comparte esa lectura?
Yo no comparto el enfoque de que es entre personas. Creo que la elección es entre dos proyectos bien distintos. Creo que el Frente Amplio en Montevideo son 30 años de cambio y que la coalición, teniendo la oportunidad de hacer cambios ahora en el gobierno nacional, no los está haciendo. 

Varios actores del gobierno nacional pusieron el foco en su persona y su gestión. ¿Usted lo tomó como un ataque?
Es bastante obvio que se iban turnando entre uno y otro. Sí, hubo intervención de jerarcas en la campaña y me parece malo para Uruguay. La democracia se construye desde todos los lados. Pero me parece que la ciudadanía es inteligente. Nuestro pueblo mastica las cosas, reflexiona, y tampoco le gusta.

Ahora, usted también enfrenta resistencias en el Frente. En su momento entre los que impulsaban la candidatura de Martínez estaba el argumento de que era quien podía ganarle a usted la carrera a la intendencia. ¿Sintió esa competencia?
Yo tengo una muy buena relación tanto con Daniel (Martínez) como con Álvaro (Villar). Después lo que dicen los entornos no es mi problema. Yo que sé, no sé.

"Nosotros lo que estamos enfrentando es la miseria. ¿Cómo no voy a decir que vamos a enfrentar la miseria? Al gobierno no lo voy a enfrentar, le voy a proponer colaboración"

Pero se habla mucho de los sectores, los equilibrios, la correlación de fuerzas. ¿La elección del domingo marca algo a futuro en ese aspecto?
Si yo soy electa intendenta de Montevideo, al otro día voy a hablar con todos los sectores del Frente Amplio y con las bases, y voy a escuchar los aportes de todos los referentes: de Pepe, de Astori, de Tabaré, de exministros. Voy a escuchar a todo el mundo y vamos a armar un gobierno bien unitario para la intendencia. 

El Frente Amplio se jacta de tener un programa único, consensuado entre los distintos actores. Sin embargo, sus tres candidatos están proponiendo cosas distintas: Villar plantea un tranvía y un metrobús, Martínez presentó obras por cientos de millones de dólares y usted propone un plan de emergencia. ¿Dónde está el programa común? 
El programa tiene muchos ejes y marca acciones en limpieza, trabajo, vivienda, la preocupación por el medio ambiente, la cultura y convivencia. Eso es lo que nos une a todos. Lo que marca el programa son metas, una dirección. Lo que marcamos los candidatos es el camino. 

¿Cuál es su propuesta central?
No solo propongo un plan de emergencia para el primer año. Creo que lo emblemático mío es otra cosa: un nuevo encare y una nueva forma de gobernar. Quiero que Montevideo sea un ejemplo mundial de participación, quiero que tengas Montevideo en tu celular, quiero gobernar en base a evidencia, quiero consolidar todos los datos, quiero que sea fácil el relacionamiento de vecinos, comercios e inversores con el gobierno de Montevideo, y además planteo un plan de emergencia para el primer año. Y voy a hacer hincapié además en limpieza, movilidad y trabajo.

¿Su gran foco entonces es la cercanía?
Voy a poner un ejemplo. El STM tiene un sistema informático, y tiene una gran cantidad de información sobre cómo se mueve Montevideo. El Centro de Movilidad tiene otro sistema, que es el que sincroniza los semáforos, y tiene una gran cantidad de información. Y después está el sistema de cámaras que pone las multas, que tiene otra información. Estos sistemas no dialogan entre sí. Tenemos que consolidar toda esa información en un repositorio común y ahí voy a tener todos los ceros y unos de Montevideo con toda la información. Eso me va a permitir, en tiempo real, poder simular qué pasa si cambio cosas.

Pero hoy el Centro de Gestión de Movilidad dialoga con los otros sistemas. Las cámaras que ponen infracciones se ponen en función de lo que los datos muestran, lo mismo con la onda verde. 
No. No hay diálogo entre sistemas. Hablo de consultas cruzadas, de consolidar la información. Los datos se guardan en lugares distintos. Lo importante es que estén los datos abiertos, la información cruda disponible para la ciudadanía. Lo mismo en limpieza. Ese tema se arregla a varias bandas y con una intensa comunicación con la población. Tiene que estar acompañada de una visualización permanente en el celular. Tenés que ver mapas de calor en términos de limpieza. Como hoy ves en el Waze qué avenida está congestionada, tenés que ver cómo está la gestión en términos de limpieza.

¿Eso para las autoridades de la intendencia?
No. Toda la ciudadanía. Un gobierno abierto.

¿Y al ciudadano qué le va a cambiar un mapa de calor de la basura?
Le va a cambiar conocer la realidad. Si un ciudadano levanta una foto de un contenedor desbordado, esa zona se va a poner más roja.

A lo que voy es: usted está recorriendo los barrios, ha ido a la periferia, donde la basura en ciertos lugares arrecia. Esa es una realidad que no requiere de un mapa de calor para saber que se debe arreglar. El tema es cómo se arregla.
Claro que hay que tener acción en esos lugares. Pero al mismo tiempo quiero medir esa realidad y nuestro esfuerzo. Y que después quede si aumentó o bajó. Rendir cuentas de manera constante.

"Tenemos una realidad que está muy complicada y los uruguayos somos todos. Montevideo no está en una isla. Si el gobierno departamental puede hacer algo para dar una mano, lo tiene que hacer"

¿O sea que lo que propone es una política de mayor apertura y transparencia?
Sí. Y no solo pedido de acceso a la información. 

¿Eso se condice con su trayectoria en Antel? Raffo dijo hace unos días que su carrera política representa la "poca transparencia".
La realidad me respalda y mi trayectoria me respalda. Fui tres años directora en la IMM e hicimos grandes cambios, fui cinco años presidenta de Antel, una empresa auditada constantemente, que presentó los mejores resultados de su historia, que aportó miles de millones de dólares al Estado y que puso a Uruguay en el primer lugar de América Latina. Mi transparencia son los resultados que todos los uruguayos de cualquier condición y cualquier lugar conocen.

¿Pero la reserva de datos de Antel fue en el marco de una política de transparencia?
Sí. Porque yo hubiera sido muy dañina con Antel si hubiéramos abierto los datos que marcaban nuestra estrategia. Los que se embanderan con la supuesta transparencia en verdad están perjudicando a Antel. ¿A quién se le ocurre abrirle su estrategia de marketing a la competencia? Hay que ser torpe.

Su asesor y exministro, Guillermo Moncecchi, celebraba el otro día que se estuviera discutiendo el gasto en publicidad de Antel. Uno se pregunta, ¿entonces por qué no los hicieron públicos?
Hubo pedidos de informes que nosotros dimos la versión pública de datos reservados. Respetando contratos, ¿no? Porque Antel firma contratos que tienen una salvaguarda que hay que respetar.

Pero hoy se dio lo del Antel Arena y no hubo problema. Usted dice que AEG Facilities podría demandar?
Podría sí. 

¿O sea a su juicio Antel está incumpliendo el contrato?
No sé cómo lo habrán resuelto con AEG, a no ser que hayan cambiado el contrato. Sería bueno saber. Yo estoy orgullosa de Antel. 

Presentó recientemente el plan de emergencia ABC, en el que plantea entre otras cosas la creación de 2.000 empleos transitorios. ¿Por qué le corresponde a la intendencia?
Tenemos una realidad que está muy complicada y los uruguayos somos todos. Montevideo no está en una isla. Si el gobierno departamental puede hacer algo para dar una mano, lo tiene que hacer. Ahora, el plan de emergencia no es lo único que vamos a hacer. Vamos a desplegar una gran cantidad de medidas para que, haciendo el trabajo de la intendencia, generemos trabajo. Vamos a ayudar a que los comercios tengan más actividad, les vamos a hacer la vida más fácil. Hemos puesto en el plan estudiar que si un comercio toma más empleados, podamos darle incentivos fiscales.

Algunas de ellas son medidas que la bancada del FA ya le propuso al gobierno nacional. ¿Parten de la base de que hay cosas que el gobierno nacional no hizo y que entonces las debe asumir un gobierno de Montevideo de otro signo?
Sí, pero esto no es una competencia con el gobierno nacional. Acá el centro es la gente. Si yo veo que la gente está mal, que se están perdiendo trabajos, que hay 40 mil personas que comen en ollas populares, que hay más de 100 mil en seguros de paro que se van a ir terminando, no puedo permanecer indiferente. Hasta por una razón pedestre: si la degradación continúa, ¿a quién le vamos a cobrar la contribución? Esos son motivos muy pedestres para preocuparse de que la actividad continúe. 

¿Eso es lo que significa "enfrentar" las políticas del gobierno nacional, como dice el programa del FA?
Nosotros lo que estamos enfrentando es la miseria. ¿Cómo no voy a decir que vamos a enfrentar la miseria? Al gobierno no lo voy a enfrentar, le voy a proponer colaboración. 

Pero lo que dice el programa es que enfrentarán las políticas del gobierno. 
Y es que las políticas del gobierno no son cuestiones de escritorio, tienen un efecto en la realidad. 

¿Y cree que las políticas del gobierno hoy llevan a la miseria?
Lo que digo es que hay un número histórico de personas en seguro de paro, hay 40 mil personas que comen en ollas populares. Esa realidad me interpela. El gobierno que se haga cargo de sus políticas. Yo me voy a hacer cargo de la realidad y voy a estar de puertas abiertas para cualquier colaboración. Cuando ejecutemos los dineros de la cartera para comprar terrenos a cooperativas, voy a invitar a la ministra de Vivienda a financiar esas cooperativas. Si Pablo Bartol me llama para hacer algo en conjunto con el plan de emergencia, por supuesto que lo vamos a hacer. Si recuperamos una finca vacía y Bartol me dice que podemos poner ahí a gente en situación de calle, le voy a decir que sí. Claro que sí. Acá no se trata de una peleíta política menor. Se trata de enfocar nuestros esfuerzos en Montevideo y su gente. 

¿Cree que tiene capacidad de diálogo para eso?
Sí. Yo nunca voy a ser el problema del diálogo. Siempre voy a decir la verdad y voy a ser transparente.

¿Tiene estimado el costo del plan ABC?
La parte de costos y estimación la realizó el equipo. Mi primer suplente es el economista Mauricio Zunino y colaboró mucho Daniel Olesker también. Hay fondos que ya están en la intendencia, y vamos a ejecutarlos. Por ejemplo, cartera de tierras. Hay otros fondos que ya existen y lo que vamos a hacer es aumentarlos, por ejemplo el fondo de materiales. La estimación de todo el plan, que es por un año, es de aproximadamente 7% del presupuesto y lo que plantea Zunino es que al ser por un año es perfectamente financiable y licuable en cinco años. Además nosotros pensamos que cuando tenés intervención de ese tipo, después te devuelve recaudación en la medida que ayudás a incrementar la actividad. Vamos a fomentar mucho la actividad y el movimiento en Montevideo.

¿Zunino sería uno de los referentes del equipo económico y financiero en caso de ganar?
Es mi primer suplente. No hemos discutido posición con nadie.

¿O sea que del gabinete no tiene ningún nombre?
No. Sería poner la carreta delante de los bueyes. Sí el compromiso de que sea unitario y paritario. Unitario en el sentido de que sintamos que sea de todo el Frente Amplio. La fórmula no es una fórmula matemática. Vamos a tener que trabajarla.

¿Hay algún director o dirección de la actual intendencia que crea que está funcionando bien y debería continuar?
No quiero adelantar eso porque la estrategia de la unidad tiene que ser cuidadosa. Y la vamos a hacer después de ver los resultados. Sea cual sea, yo siempre voy a estar del lado de la unidad.

"Nunca voy a ser el problema del diálogo. Siempre voy a decir la verdad y voy a ser transparente"

Raffo dice que hay un "Montevideo olvidado". ¿Le asiste algo de razón?
Creo que hay una realidad en algunas partes de Montevideo que es desgarradora, y que hemos incluido en nuestro plan de emergencia. Planteamos la intervención en 35 barrios para resolver pluviales y para pavimentar calles laterales de asentamientos.

¿Y qué responsabilidad le cabe al Frente Amplio de esa "realidad desgarradora"? Es gobierno hace treinta años en la capital y estuvo los últimos quince también en el gobierno nacional. 
Bueno, me parece que hay procesos que son complejos y largos. Creo que se ha avanzado mucho, en relocalizaciones por ejemplo. Pero me parece que tenemos una deuda.

Eso contrasta con el expresidente José Mujica, que dijo el otro día "Montevideo olvidado las pelotas".
Es verdad: las pelotas. Porque en realidad se ha avanzado, por ejemplo en saneamiento, donde somos la ciudad más avanzada de América Latina. Es verdad que se han hecho muchas relocalizaciones pero nos queda mucho por hacer. Yo como persona sensible del Frente Amplio, eso me interpela. Por eso lo primero que estamos haciendo es una intervención en 35 barrios.

¿Y el "las pelotas" por qué es entonces? ¿Usted lo que dice es que al menos se hizo algo?
Sí, claro. Hay que recorrer la realidad para ver que hay muchas cosas que se hicieron. Claro que falta y hay que avanzar.

En febrero usted preguntó si íbamos a "seguir viendo Montevideo desde el sur" y que su principal objetivo era "que no hubiera dos Montevideos”. ¿Cree entonces que hay dos Montevideos? 
Sí. Es verdad, hay segregación territorial. Pero lo decimos desde la responsabilidad de una trayectoria y de un trabajo, y no desde la irresponsabilidad de estar en condiciones de tomar medidas que no se tomaron. Yo creo que hay que hacer mucho más, pero allá vamos.

Su candidatura es impulsada por el Partido Comunista. Su última gestión en Montevideo, con Ana Olivera, fue cuestionada por parte de muchos actores. ¿Cómo evalúa usted esa gestión? 
Primero, quiero decir que respeto mucho a Ana porque si algo hay que decir es que es una gran trabajadora. Y creo que se agitan cucos. Porque soy una persona independiente, soy frenteamplista y vamos a ser un gobierno de todo el Frente Amplio. Yo he demostrado en múltiples ocasiones que soy unitaria, formo parte de la bancada de senadores del Frente Amplio, que ha tenido una conducta unitaria muy importante y notoria, de la que formo parte. Hemos tenido a la interna discusiones profundas sobre una gran cantidad de cosas pero tenemos unidad de acción. Ese ejercicio de unidad lo pienso llevar a la intendencia. 

Una de las tareas postergadas dentro del Frente Amplio es la autocrítica posterior a las elecciones. ¿Por dónde debería empezar el 28 de setiembre? 
Por el poema de Benedetti. El que dice: la cosa no es golpearse el pecho/ ni regodearse en el desconsuelo/ ni prepararse para el derrumbe/ que este capítulo no es de tango. 

¿Lo de golpearse el pecho lo dice por el día del balotaje?
Habría que preguntarle a Mario eso. Lo que creo es que un proceso de autocrítica tiene que ser participativo, constructivo, sobre todo constructivo. Mirar para adelante y que se hagan cambios constructivos. Y que no estén buscando a un culpable. Yo soy ingeniera y estoy recontra acostumbrada a la autocrítica en todos los proyectos. No hay que tenerle miedo. Ahora, si autocrítica es para regodearse en el desconsuelo, para prepararse para el derrumbe, no. Tiene que ser una cosa rápida, participativa y bueno: vamos. Eso es lo que creo. Es bueno y va a ser bueno. 

Es ardua defensora de la figura de Tabaré Vázquez. ¿Diría sinceramente que su último gobierno fue bueno?
Aprendí siendo ministra que formaba parte de un equipo y que el presidente era el presidente. Y tuve la oportunidad de ver la complejidad de toda la realidad, no solo del ministerio que me tocaba. Lo que yo sé es que nos encontramos con un mundo en recesión objetiva. Y mientras el mundo estaba en recesión, la región estaba en franca caída. El gran mérito que tuvo el último gobierno fue preservar la estabilidad, mantener el crecimiento –aunque en cifras menores– y mantener sobre todo el prestigio internacional de baja corrupción, transparencia, seriedad y cuidado con las finanzas públicas. En momentos muy adversos, en una tormenta muy adversa, el barco se mantuvo firme.

Yamandú Orsi dijo a Búsqueda que “estuvo falto de reflejos”, que “no se generó ninguna novedad en un equipo de gobierno” y que “un gobierno que hubiese actuado distinto no hubiese generado que mucha gente se fuera del FA”. ¿Comparte alguna de esas apreciaciones?
Yamandú es un gran compañero. El otro día nos encontramos en una actividad conjunta metropolitana y se reía diciéndome que lo sacaron totalmente de contexto, cosa que me imaginaba. 

Pero sacando quién y cómo lo dijo, ¿cuál es su opinión? ¿No estuvo falto de reflejos en algunas cosas?
Cuando uno forma parte del equipo, forma parte de él. Y yo soy una persona leal que sé las dificultades que tenía la región y Uruguay. Eso siempre se lo voy a reconocer a Tabaré. 

En ese contexto entonces a Lacalle Pou no se lo podría criticar porque está en un contexto adverso.
Lo que pasa que el gobierno actual, antes de la pandemia, subió tarifas. Y cuando vino la pandemia y le propusimos por qué no suspendía la suba de las tarifas por algunos meses, dijo que no. Son distintas actitudes, entonces no es lo mismo. 

¿Por qué no firmó el compromiso para estar 5 años en la intendencia?
La firma del compromiso la propuse yo en febrero. 

¿Por qué no se llevó adelante?
Yo qué sé. Preguntale al Frente Amplio.

¿Lo firmaría?
Lo propuse yo. 

De hacerlo, no va a poder ser candidata en 2024.
(Risas) Lo propuse en febrero. 

¿No va a ser candidata entonces?
Propuse eso. Preguntale al Frente Amplio.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...