Economía y Empresas > DERECHOS SOBRE RUEDAS

Crean sindicato de deliveries: se juntaban en una plaza en Rivera y Soca y ya son 170 repartidores

El flamante sindicato asegura que el 80% de los trabajadores del sector son informales

Tiempo de lectura: -'

10 de agosto de 2018 a las 05:00

Las primeras asambleas las realizaron los domingos a la medianoche en la plazoleta ubicada en Rivera y Soca. Empezaron pocos y ahora ya hay 170 trabajadores que firmaron la ficha de afiliación. Esta semana cumplirán con las últimas formalidades en el Ministerio de Educación y Cultura (MEC) y allí quedará constituido el Sindicato Únicos de Repartidores (Sinurep).

El presidente, Andrés Palermo —que desde hace cuatro años trabaja como delivery en horario nocturno— explicó que algunos repartidores cobran $ 120 la hora, pero otros entre $ 75 y $ 85. Generalmente cumplen funciones en turnos de cuatro horas.

"Sabíamos que el trabajo era muy informal, no se hacían los aportes (a la seguridad social) o se hacían por un mínimo", señaló a El Observador. "Se dice que las motos andan a contramano o por arriba de las veredas, pero con ese salario y con cuatro horas si no te apuras no se hacen propinas y no se consigue un sueldo al menos aceptable", agregó.

Expresó que las cadeterías contratan a los repartidores con motos y ellos se encargan de la nafta y el mantenimiento de los vehículos. "Somos de los pocos trabajadores que tenemos que poner capital para trabajar", dijo.

Como ejemplo, mencionó que una motocicleta que utiliza una persona todos los días para ir a trabajar recorre entre 10 y 15 mil kilómetros al año. La de un repartidor hace 50 mil kilómetros en el mismo período. A eso se suma que los repartidores, cuando deciden dedicarse a esa tarea, optan por adquirir motocicletas de bajo costo. "Hay gente que no consigue otro trabajo y entonces termina trabajando en esto", relató.

Cuando la idea comenzó a tomar forma en la plazoleta de Rivera y Soca, Palermo y otros trabajadores se acercaron hasta la Federación Uruguaya de Empleados de Comercio y Servicios (Fuecys) para solicitar asesoramiento.

Uno de los grandes problemas en el rubro de los repartidores es la informalidad. Según información recabada por el Sinurep hay entre 5 y 6 mil deliveries.

Palermo afirmó que el 80% son informales. "La idea es que realizan los aportes correctos, que haya trabajo más digno, con los derechos de cualquier trabajador", afirmó.

Más allá del número primario de afiliados, el sindicato quiere tener presencia en otros departamentos. Por eso, sus dirigentes han establecido contactos con trabajadores de Canelones, Lavalleja y Paysandú. "Queremos ser un sindicato en todo el país; la idea es seguir creciendo, decidimos que la situación cómo está no va más", sostuvo.

La intención de los repartidores es conseguir que haya un grupo de negociación específico para esta actividad laboral en los Consejos de Salarios, algo en lo que todavía no se avanzó.

Accidentes

Desde principios de este año comenzó a regir un decreto que obliga a los repartidores de moto a aprobar un curso de capacitación y a contar con un certificado de formación profesional. Básicamente estuvo dirigido a la prevención de accidentes de tránsito y fue brindado por el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop).

Palermo indicó que diariamente ingresan al Banco se Seguros (BSE) entre cuatro y cinco motos por accidentes de tránsito.

Comentarios