Nacional > JOSÉ IGNACIO

Cuarenta minutos a la deriva: así fue el rescate de un padre y su hijo en Maldonado

El joven de 16 años tenía principio de hipotermia cuando llegó el rescatista

Tiempo de lectura: -'

20 de enero de 2020 a las 08:56

Un guardavidas rescató a un padre y su hijo que estaban nadando cerca de la laguna de José Ignacio el pasado viernes. Mauro Alvigni, guardavidas de la Playa Mansa, fue advertido de la situación y llegó hasta la playa Santa Mónica, una zona que no está habilitada para baños y donde no hay servicio de rescate.

El hombre de 45 años y su hijo de 16 estuvieron aproximadamente 45 minutos flotando entre las olas esperando a ser rescatados. Alvigni dijo a El Observador que ese día estuvo "complicado" el mar, las casillas tenían bandera roja pero la gente "quería meterse igual".

"Un chico nos avisó que dos personas estaban flotando en Santa Mónica", narró Alvigni. Luego de comunicarse con otros puestos en otras playas y con el coordinador de la zona, agarró su auto y fue hasta el lugar. Allí ya se encontraba Bomberos y Policía de Tránsito.

El guardavidas nadó cerca de 100 metros y llegó hacia ellos. "El padre estaba muy bien, muy avispado, y el muchacho estaba con principio de hipotermia, un poco blanco, pero estaban bastante bien", recuerda Alvigni.

Un video publicado por el portal Farándula Show muestra el momento del rescate, que ocurrió cerca de las 17 horas del viernes.

"El 17 de enero volvimos a nacer con Fran", dijo el padre del joven rescatado a través de una publicación difundida por la Asociación de Guardavidas de Maldonado.

Padre e hijo estaban haciendo SUP (surf de remo) en la laguna y decidieron ir al océano. "Estábamos en la orilla pero en nada de tiempo estábamos en la rompiente intentando zafar de las olas. En cada ola intentaba agarrarme fuerte de Fran, pero se me soltaba. Cada vez que salía buscaba a ver si lo encontraba e intentaba alcanzarlo rezando por que estuviera bien. Buscamos irnos de la rompiente y nos metimos para adentro", narró el hombre.

El adolescente pidió ayuda a una pareja que se encontraba en la orilla pero no lograban llegar a ellos. Luego de casi 40 minutos gritando y viendo que la gente que estaba en la orilla no podía ayudarlos –incluso una persona en parapente que pasó cerca de ellos– Francisco le dijo a su padre que "no podía más". "Decía que no daba más, que se iba a morir. Le decía que aguantara, que sacara fuerzas de donde las tenía. Que hiciera la plancha y lo sostenía. Estaba temblando mucho, no paraba de temblar", cuenta su padre.

Después de un rato, vieron luces de Prefectura y gestos desde la orilla para que ambos esperaran. Ahí vieron a Alvigni zambullirse. Francisco ya estaba acalambrado y el guardavida lo envolvió en un flotador mientras su padre también se agarraba de él. De esta forma, llegaron a la orilla y tocaron la arena. "Nos abrazamos fuerte. También con Mauro. Zafamos, esta vez zafamos".

El guardavidas dijo que aunque se han realizado algunas intervenciones de rescate en el mar, la temporada "viene tranquila". Alvigni recomienda bañarse en zona de cobertura de guardavidas, mirar los carteles y preguntar en caso de dudas. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...