Economía y Empresas > Telefonía móvil

Desde octubre se podrá cambiar de compañía de celular y conservar el número de teléfono

El Poder Ejecutivo aprobó las condiciones y el cronograma para su implementación

Tiempo de lectura: -'

20 de enero de 2021 a las 19:49

El Poder Ejecutivo aprobó el reglamento y cronograma de implementación del Sistema de Portabilidad Numérica, que entrará en vigencia el 1° de octubre de 2021, según un decreto del Ministerio de Industria fechado este martes.

De esa manera los usuarios de telefonía móvil podrán conservar el número que poseen independientemente de la compañía que les preste el servicio.

La ley de urgente consideración declaró un “derecho” del usuario la portabilidad numérica y obliga a las operadoras a aplicarlo.

En febrero, el Comité de Portabilidad Numérica que conformó la Ursec, realizará el llamado para la selección del Administrador de la Base de Datos (ABD), una empresa independiente de los operadoras. Y a fin de marzo se hará la selección y firma de los contratos con los tres operadores de servicios de telefonía móvil.

A mediados de mayo se comenzará con la adecuación de los sistemas de conectividad, y a partir del 30 de junio se iniciarán las pruebas. El cambio estará operativo desde octubre de 2021, según lo dispuesto por el gobierno.

Los usuarios podrán pedir la portación del número aun cuando el mismo se encuentre sujeto a obligaciones contractuales. Sin perjuicio de lo anterior, el usuario deberá al efectuar la solicitud haber abonado o acordado la forma de pago de la totalidad de su deuda exigible.

Cuando se pida la portación del número, se entenderá que el usuario ha solicitado la terminación del contrato con su operador, y eso dará lugar a un nuevo contrato con uno nuevo. Cada usuario podrá realizar hasta tres portaciones en cada año calendario de un mismo número telefónico, con un período mínimo de 30 días entre cada solicitud.

Las peticiones se deberán procesar en un máximo de tres días luego del pedido realizado por el usuario. Y cada operador tendrá un plazo de un día para aceptar o rechazar las solicitudes, por ejemplo, si el número estuviera suspendido por falta de pago o reportado como extraviado o robado.

Según la reglamentación, las empresas podrán cobrar un precio por el servicio de portabilidad que corresponda a los costos de operación y administración derivados del proceso de portación. Ese precio no podrá incluir los costos de adecuación de las redes y de los sistemas para implementar la portabilidad, según explicó el decreto.

También podrán iniciar gestiones comerciales “tendientes a recuperar al usuario titular del servicio de telefonía móvil portado”, a partir de 30 días de hábiles de efectuado un cambio de compañía.

En contexto

Uruguay es el único país junto con Venezuela que no tiene portabilidad numérica en América del Sur. En Brasil y Ecuador la posibilidad de cambiar de operadora sin perder el número está vigente desde hace más de una década, mientras que en Argentina se puede realizar desde 2012 o en Chile desde 2011. El último en aprobarlo fue Bolivia en octubre de 2018.

La única diferencia entre los distintos países es el tiempo que lleva migrar de una compañía a otra y que en algunos lugares el trámite tiene un precio mientras que en otros es gratis. Países europeos como España, Italia, Alemania y Reino Unido también tienen la posibilidad de cambiar de compañía sin perder el número.

En anteriores gobiernos se había rechazado esta posibilidad con la explicación de que la implementación de un nuevo sistema que permita la portabilidad trae aparejado inconvenientes desde el punto de vista técnico y económico.

El tema había estado sobre la mesa por última vez en enero de 2019 cuando la empresa Claro solicitó a la Ursec que se expidiera sobre el asunto. Por ese entonces, la empresa sostuvo que la portabilidad numérica es un derecho básico de los consumidores al permitirles la elección del prestador del servicio manteniendo el número de teléfono móvil, y no concederlo se convierte en una barrera anticompetitiva, que afianza la posición dominante de Antel. El regulador no tomó resolución y hubo una denegatoria ficta que no fue recurrida por la telefónica.

El ministro de Industria Omar Paganini señaló tiempo atrás que la portabilidad numérica "es una ventaja” para el consumidor porque elimina una de las barreras para cambiarse de compañía y mantener el número, y además funciona como un incentivo para la competencia.

La mayor competencia entre las telefónicas haría que las tarifas "bajen un poco" y llevaría a las empresas a hacer mayores esfuerzos para generar planes especiales con el objetivo de retener a sus clientes, explicó en su momento.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...