Cargando...
Kamala Harris

Mundo > el aborto en eeuu

EEUU: Muchos estados ya se plegaron a la decisión de la Corte o lo harán en las semanas próximas

Los demócratas tienen mayoría en la Cámara de Representantes y la vicepresidenta podría desempatar en el Senado

Tiempo de lectura: -'

27 de junio de 2022 a las 05:02

Por Eduardo Anguita 

La decisión de la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos de fallar en contra del derecho a la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) no solo muestra el giro conservador que se mantiene aunque Donald Trump ya no esté en la Casa Blanca. Lo más grave es que millones de mujeres fértiles ven coartada la posibilidad de decidir sobre su propio cuerpo. La Corte es un organismo de nueve miembros, tres de los cuales fueron puestos a dedo por Trump.

Las manifestaciones a lo largo y ancho del país durante el último fin de semana plantean para Joe Biden un dilema muy delicado. La filtración del borrador de la sentencia de la semana pasada fue a principios de mayo. Cualquiera que mire la composición del Congreso podrá ver que en la Cámara de Representantes, los demócratas aventajan a los republicanos por 220 miembros a 208. En el Senado hay paridad, 50 de cada partido, pero en caso de empate, decide el voto de la vicepresidenta Kamala Harris.

Una lectura lineal diría que es momento para sacar una ley y dar vuelta el fallo del tribunal supremo. Pero el camino no resulta nada sencillo. Biden pidió al Congreso que trate el IVE como ley federal en el Congreso. “Esto no se ha acabado”, dijo. No le será fácil lograrlo. Sin embargo, los republicanos, que aplauden la sentencia, prometen aprobar leyes contra el aborto en los Estados que controlan.

Un debate al respecto podría demorar meses y el 8 de noviembre hay elecciones para renovar un tercio del Senado y la totalidad de los representantes. Es decir, si no hay una voluntad importante en porciones significativas del electorado demócrata, el marketing político llevaría a que Biden diga hoy esto y en el curso de las semanas siguientes muchos líderes demócratas se guíen por lo que sus electores prefieran en un marco conflictivo. Es decir, la inflación con fuerte impacto en el precio de los alimentos y el combustible, el encarecimiento de las tasas de interés y los temas que cada distrito y Estado tenga como prioritario.

El presidente Biden está muy golpeado no solo en las encuestas sino también en su capacidad de liderazgo en un contexto internacional muy complejo. Y mientras pide que el IVE esté en la agenda de los comicios de noviembre, en las manifestaciones callejeras abundan los carteles en los que se acusa a la Casa Blanca de no haber impulsado la ley no bien se filtró la documentación que anunciaba el voto del máximo tribunal.

“Este otoño, Roe está en la papeleta –dijo Biden-. Las libertades personales están en la papeleta”, refiriéndose a la histórica decisión Roe contra Wade de 1973, que legalizó el aborto en todo Estados Unidos. “En mi opinión, la lucha no ha terminado”, sostuvo, pero también agregó: “No hay que intimidar. La violencia nunca es aceptable”. Cabe consignar que las marchas mostraron más impotencia e indignación que actos violentos. Es más, no hubo víctimas ni presos pese a que fueron decenas o quizá centenares de miles las personas que salieron a las calles el último fin de semana.

Si Biden se muestra tibio, vacilante, Donald Trump parece un iluminado. Iluminado por la oscuridad. En una entrevista con Fox News, el expresidente dijo: “Es la voluntad de Dios”. Luego emitió un comunicado en el que afirmó: “Es una gran victoria para la vida”. Y añadió que fue su decisiónde nombrar a los tres jueces conservadores lo que fueron decisivo en el fallo. Se trata de Neil Gorsuch, Brett Kavanaugh y Amy Coney Barret. 

Si el fallo Roe contra Wade salió hace 19 años con siete votos contra dos, esta vez salió seis a tres –en la dirección opuesta- y gracias a los tres jueces que asumieron en la era Trump.

Si se toma en cuenta que Estados Unidos es un país federal con 50 estados miembros, los estados de Kentucky, Luisiana y Dakota del Sur prohibieron la IVE el mismo viernes apenas se conoció la decisión del Tribunal Supremo.

Por otra parte, los estados que se preparan para hacerlo en los próximos días o semanas son: Idaho, Utah, Wyoming, Dakota del Norte, Texas, Oklahoma, Misuri, Arkansas, Tennessee, Misisipi y Montana. Es decir, se sumarían diez estados más.

A su vez, los que entran en la categoría de “probable” interrupción de la IVE en los meses próximos son: Iowa, Indiana, Ohio, Virginia Occidental, Alabama, Georgia y Carolina del Sur. O sea, siete más. 

A este total de 20 estados, de acuerdo a las legislaciones particulares, podrían sumarse otros más.

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...