Cargando...
El nombre "Uruguay" se adopta recién en 1830.

Nacional > Día de la Independencia

¿El 4 de octubre es el verdadero Día de la Independencia en Uruguay? El debate no resuelto

El ministro de Ambiente, Adrián Peña, saludó en Twitter porque esta fecha sería la independencia del país

Tiempo de lectura: -'

04 de octubre de 2022 a las 19:56

“Un día como hoy, 4 de octubre, lo que luego sería Uruguay se independizó del Imperio de Brasil y de las Provincias Unidas del Río de la Plata. ¡Viva la República!”, tuiteó el ministro de Ambiente, el colorado Adrián Peña. Y su mensaje recordó que el debate sobre el verdadero día de la independencia del país aún no está resuelto.

El 4 de octubre de 1828, hace justo 194 años, los representantes del Imperio de Brasil y de las Provincias Unidas del Río de la Plata canjearon en Montevideo las ratificaciones de la Convención Preliminar de Paz, un documento que jamás tuvo su versión definitiva y que declaraba la independencia de la entonces llamada Provincia Cisplatina (para llamarla Provincia o Estado de Montevideo y luego Uruguay).

Dado que en ese documento las potencias afirman su voluntad de abandonar el territorio en disputa para que sea libre e independiente, hay quienes, como en el tuit del ministro Peña, insisten en que esa es la verdadera fecha de independencia.

Pero esa aseveración no está exenta de críticas: primero porque esa Convención fue firmada y ratificada por quienes sentían que tenían derechos sobre la Provincia Cisplatina (el Imperio de Brasil y las Provincias Unidas), pero no los poco menos de 100.000 habitantes del territorio que luego sería Uruguay. Y segundo, sería admitir que la declaratoria de Independencia de 1825 no era, en esencia, una independencia.

“En la primera ley de feriados (aprobada pocos años después de la primera Constitución) no se conmemoraba el 25 de agosto, ni siquiera aquellas gestas asociadas a ‘los orientales’ como la Batalla de Las Piedras”, recuerda la historiadora Ana Frega, profesora titular del Departamento de Historia del Uruguay. Sin embargo, sí se hablaba del 4 de octubre.

Recién en 1860 se tomó al 25 de agosto como “fecha patria” que simboliza el día de la República. Previo a que se acercara la fecha del primer centenario, Pablo Blanco Acevedo, quien de “blanco” solo tenía el apellido porque era colorado, defendió ante la cámara de Diputados que el 25 de agosto era la verdadera fecha de independencia. Pero su propuesta no prosperó en el Senado de la época. Hubo que esperar al bicentenario para que saldara la disyuntiva.

“Esto demuestra que la adjudicación de fechas excede las posturas partidarias y que, en el fondo, se trata de arbitrariedades… la independencia es un proceso y no un día concreto”, dice Frega.

Su colega Ana Ribeiro, historiadora y subsecretaria de Educación y Cultura, coincide con que las fechas siempre tienen algo de arbitrariedad porque hay que poner una y ninguna por sí sola condensa la complejidad de los procesos históricos. No hay ninguna independencia de ningún país del mundo que no haya sido por un proceso”.

El 4 de octubre, pese a haber sido la fecha elegida por al menos 30 años (de 1830 a 1860), quedó en el olvido popular. Y eso que esta fecha tiene arraigadas dos confusiones que persisten en el pensamiento colectivo. Porque se dice que la Convención fue firmada por Lord John Ponsonby, el enviado británico para acercar la paz. “Ponsonby estaba intentando un tratado de paz desde 1826, por la sencilla razón que para los intereses comerciales británicos de la época era necesaria esa paz, era necesaria la libre navegabilidad de los ríos, la apertura de los puertos”, explica Frega. Pese a ello, Ponsonby y la potencia que representaba no firmaron el documento y hasta hubo intentos fallidos de incluir a los británicos como garantía de la novel paz. Y a su vez, se dice que a partir de aquel 4 de octubre nacería el “país tapón”, una traducción errónea de “buffer state” (Estado intermedio o colchón).

Como la convención del 4 de octubre era preliminar, no incluyó una definición de fronteras. Ocurre que españoles y portugueses venían discutiendo la delimitación desde el siglo XVI, por lo cual las potencias firmantes del documento no se irían a poner de acuerdo en el corto plazo. Pero como había una promesa de retirarse del territorio que se independizaba, en la práctica hubo una fijación de fronteras.

“En el caso de lo que hoy es Argentina no había demasiados problemas: era un país en la margen occidental y otro oriental del Río Uruguay”, dice Frega. Pero, ¿hasta dónde se debían retirar las tropas brasileñas? Hubo puja entre el río Arapey (más al sur de la frontera actual) y el río Ibiquy (más al norte). Hasta que se delimitó en el río Cuareim y se instaló una colonia al sur del río que se conoce como Bella Unión (el punto más nórdico del naciente Estado). Y el acuerdo definitivo de límites recién se daría en 1851.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...